Buscar

Vatican News

Crisis en Madre de Dios, Perú: más de 400 migrantes expulsados a Brasil

Unos 450 migrantes haitianos y africanos, según informa una nota oficial del Ministerio de Interior, ingresaron por la fuerza al territorio peruano el pasado martes, luego de dos días pernoctando en el puente de Integración que une Perú y Brasil. Horas después fueron enviados al territorio brasileño. A raíz del enfrentamiento con las autoridades policiales peruanas, 14 migrantes tuvieron que ser atendidos en el puesto de salud de Iñapari.

El paso fronterizo entre el estado de Acre (Brasil) y Madre de Dios (Perú) se ha convertido en un escenario de emergencia social y humanitaria en estos días, tras la reciente oleada de migrantes procedentes de diferentes nacionalidades, que han quedado bloqueados debido al cierre de fronteras a causa de la emergencia sanitaria.

Tal como informa un artículo publicado por el CAAAP (Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica) y Radio Madre de Dios; la crisis en la frontera entre Perú y Brasil llegó a su pico más alto este martes por la mañana, "luego de que más de 400 ciudadanos, en su mayoría haitianos que radicaban en Brasil (aunque también otros de diferentes nacionalidades, especialmente africanos), ingresaran a la fuerza al territorio nacional".

Contingente policial insuficiente

La nota explica que el contingente policial y militar peruano ubicado en el puente de Integración, en la ciudad fronteriza de Iñapari, región Madre de Dios, "resultó insuficiente para contener a la turba de personas que, en su desesperación por la crisis económica y social que se vive en Brasil, buscan cruzar el Perú para migrar a otros países del continente".

 

Según las declaraciones recogidas, uno de los principales destinos de estas personas sería México, pero también Panamá e incluso el retorno de algunos a su país de origen, Haití, "después de más de una década del trágico terremoto que propició en buena medida la migración masiva de haitianos hasta Brasil".

Enfrentamiento e ingreso forzoso de los migrantes

Además el artículo describe que la tensión se apoderó de la escena, ya que como respuesta al ingreso forzoso de los migrantes, "la Policía Nacional del Perú y el Ejército hizo uso de bombas lacrimógenas, a pesar de que dentro del grupo se encontraban decenas de niños, bebés y mujeres embarazadas" y añade:

“Los enfrentamientos fueron captados minuto a minuto a través de las transmisiones en vivo de Radio Madre de Dios. En las imágenes también se ve cómo se generan varios momentos de violencia y tensión y cómo los agentes coordinan la colocación de un camión para impedir el ingreso de los migrantes”

Al respecto, el jefe de la XV Macro Región Policial de Madre de Dios, coronel PNP Jorge Barrera Cueva, declaró que el actuar policial se efectúo de acuerdo a las normas establecidas desde Lima por el Gobierno, a fin de reestablecer el principio de autoridad y añadió que habría existido "un intento por parte de algunos ciudadanos extranjeros de quemar el grifo".

Se reforzarán las fronteras

Es por ello, que el coronel Barrera Cueva afirmó que se reforzarán las fronteras: "Les hemos indicado que tengan la amabilidad de retirarse a la línea de frontera, y por el contrario, han querido hacer daños a la propiedad», mencionó a Radio Madre de Dios. De ahí que tengan que incrementar los dispositivos de control.

 

Se trata de una situación compleja en la que la tensión y el enfrentamiento, se sumaron al miedo de los migrantes y al descontrol: más de 400 personas han sido expulsadas de Perú y enviadas a Brasil.

"Empujados por la desesperación"

En cuanto a los migrantes golpeados y afectados por el enfrentamiento, la Dirección regional de Salud informó a través de sus redes sociales que los diagnósticos de los pacientes analizados fueron contusión, deshidratación, cólico abdominal, resfrío común, dolor de cabeza y malestar general, entre otros. Al mismo tiempo, indicaron que se les practicó una prueba rápida de COVID-19, y que dos personas dieron positivo. "Luego de recibir tratamiento de soporte, los pacientes fueron dados de alta en condiciones estables", señalaron los responsables.

Para el Padre Paco, sacerdote que radica en Brasil desde hace 50 años, "la desesperación, luego de dos días enfrentando las duras condiciones climáticas (lluvias intensas cada noche) en el Puente de Integración, habría llevado a los migrantes a avanzar a la fuerza".

“Los nervios han llegado a un punto en el que han empujado a la policía y han entrado”, sostuvo.

Urge declarar en emergencia la zona de Madre de Dios

Finalmente, el gobernador regional de Madre de Dios, Luis Hidalgo Okimura, dio a conocer que está solicitando con carácter de urgencia al Gobierno Nacional declarar en emergencia a toda la región Madre de Dios, que esta semana también se vio afectada por inundaciones debido a las torrenciales lluvias que provocaron la crecida de los ríos y que han complicado la actual situación de crisis migratoria que sufre esta localidad.

17 febrero 2021, 18:00