Buscar

Vatican News
Migrantes en camino. Migrantes en camino.  (AFP or licensors)

Frontera Brasil-Perú, Iglesia pide solución inmediata para migrantes

A través de comunicado, firmado por Monseñor David Martínez de Aguirre, el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado exhorta a las autoridades regionales y nacionales a dar una inmediata solución al pedido de 380 migrantes, la mayoría haitianos, que solicitan ingresar a Perú como parte de su ruta hacia otros países.

Cecilia Mutual - Ciudad del Vaticano

“Una solución inmediata” para evitar que se desencadene “un grave conflicto social”.  Lo pide el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, mediante un comunicado firmado por el Obispo Vicario, Monseñor David Martínez de Aguirre Guinea, ante la situación de emergencia social y humanitaria del que es escenario en los últimos días el paso fronterizo entre el estado de Acre en Brasil y Madre de Dios en Perú, tras la llegada de más de 300 migrantes de diferentes nacionalidades, la mayoría haitianos, impedidos de continuar su camino por el cierre de fronteras debido a la emergencia sanitaria.

Según el texto emitido por la Iglesia de Madre de Dios, los migrantes solo desean cruzar de Assis (Brasil) a Iñapari en el Perú, usando este país como parte de su ruta, con el fin de llegar a otros países como destinos finales.

El comunicado da a conocer información de parte de los agentes de pastoral presentes en la frontera Brasil-Perú que reportan la presencia de 380 migrantes, en su mayoría haitianos, pero también oriundos de Senegal, Burkina Faso, Pakistán, Bangladés e India que necesitan ingresar al Perú para llegar hasta la región de Tumbes y continuar su viaje por Ecuador hacia otros países como destino final.

Entre los migrantes se señala la presencia de “mujeres embarazadas, menores de edad y mujeres lactantes con sus criaturas”. Además, se precisa que los y las migrantes “no demandan asistencia social” e incluso la rechazan al sentirse molestos con el Perú por el cierre de fronteras. También manifiestan que “sólo quieren tener permiso para transitar por el país”, indicando que se les facilita “el tránsito y los medios de transporte, ellos mismos pagarán por este servicio”.

El texto añade que en Iñapari se cuenta con la infraestructura necesaria para  realizar pruebas moleculares PCR a todos los migrantes lo que llevaría a “asegurar que esta actuación humanitaria sea llevada a cabo con éxito sin poner en riesgo la salud pública nacional”. Además, remitiéndose a la Encíclica del Papa Francisco Fratelli tutti hace un llamado a la toma de conciencia por estos hermanos que necesitan ayuda.

“Inspirados en el Evangelio de Cristo y la reciente Encíclica del Papa Francisco Fratelli tutti llamamos a despojarnos de los prejuicios que nos hacen ver e estas personas como extranjeros, migrantes, riesgos potenciales, etc, y a descubrir en ellos a nuestras hermanas y hermanos, miembros de la única familia humana.”

El Vicariato de Puerto Maldonado concluye exhortando a la Cancillería de la República a “encontrar la fórmula que permita responder de inmediato a esta emergencia, evitando un conflicto social grave que se sume a los serios problemas que ya tenemos”.

 

16 febrero 2021, 11:00