Buscar

Vatican News
Imagen de archivo Imagen de archivo  (AFP or licensors)

Obispos argentinos: El pueblo sostiene la vida

El proyecto de ley aprobado el viernes por la Cámara de Diputados se espera en el Senado, donde el frente transversal para la protección de la vida podría contar con números más fuertes. El presidente de la Comisión de Salud de la Conferencia Episcopal Argentina cuenta a Vatican News las presiones de algunos grupos y recuerda el apoyo expresado por el Papa a favor de los laicos y de los católicos comprometidos con la vida

Marco Guerra – Ciudad del Vaticano

Después de 20 horas de debate ininterrumpido, y con sólo una diferencia de 14 votos, la Cámara de Diputados de Argentina aprobó el viernes 11 de diciembre un proyecto de ley que autoriza el aborto hasta la 14ª semana de gestación.

La plaza dividida

La Cámara votó con 131 votos a favor, 117 en contra y 6 abstenciones. Una escisión que también se reflejó en la plaza frente al parlamento donde, durante el debate de la legislación, miles de manifestantes animaron dos manifestaciones separadas, una a favor de las feministas que desplegaron las pancartas verdes que se han convertido en el símbolo de su movimiento y la otra en contra de las asociaciones pro-vida argentinas que se presentaron con pañuelos azules y la bandera nacional.

El juego que se abre en el Senado

El proyecto de ley va ahora al Senado para su examen, que en 2018 rechazó una iniciativa similar después de que fuera aprobada en la Cámara. La otra rama del parlamento está compuesta por miembros que representan a las provincias, algunas de las cuales tienen un perfil más conservador, y donde, según algunas estimaciones, los partidarios de la aprobación de la ley volverán a tener dificultades, aunque menos que las que se encontraron hace dos años, cuando los 31 votos obtenidos por el proyecto, de un total de 72, no fueron suficientes.

Por el momento no se sabe cuándo se discutirá el proyecto en la Cámara Alta, pero no se descarta que suceda antes de fin de año, ni si será determinante el cargo que ocupe la ex presidenta y actual vicepresidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, ya que como jefa del Senado puede ejercer el voto en caso de empate. Hasta ahora, la ex jefa de Estado ha expresado su oposición a esta ley. En cualquier caso, el lado del "no" es bipartidista, tanto como el que se ve en la Cámara. La iniciativa legislativa pro-aborto también se llevó a cabo bajo la anterior presidencia del conservador Mauricio Macri, aunque hay que decir que ese texto no provino del ejecutivo sino que fue redactado por la Campaña nacional por el derecho al aborto legal.

Reacciones

"Sabíamos que era una votación muy difícil entre los diputados: el presidente de la Cámara está a favor, luego el ejecutivo presionó a los ministros e incluso los cuatro presidentes de las comisiones estaban a favor", explicó a la prensa Santiago Santurio, miembro de la plataforma Pro-Vida. Según Graciela Camano, diputada del bloque de Consenso Federal:

“El aborto surge en un contexto de falta de educación, oportunidades, desigualdad y violencia contra la mujer, y en lugar de resolver las causas venimos a proponer que la resolución del problema quede en la esfera privada de la mujer, ofreciendo como única solución disponer de la vida del hijo”

Iniciativas por la vida

Los obispos, la Iglesia y los católicos en general, pero también una parte importante de la sociedad laica argentina, se han opuesto al proyecto de ley durante meses. El 8 de diciembre pasado, en la solemnidad de la Inmaculada Concepción, se rezó en todas las misas por la salvaguarda de la vida naciente. En los últimos días, las audiencias del Congreso también contaron con la presencia del Padre José María, "Pepe", Di Paola, coordinador de los "curas villeros", los sacerdotes que sirven en las villas, quien dijo:

El Padre Pepe Di Paola

“La hipocresía radica en sostener que el aborto es una necesidad de los pobres, y que se afirma que se hace por ellos". "Creo que bastaría con que los funcionarios del gobierno hicieran cola en los centros de salud, para asistir a los hospitales provinciales y nacionales, para darse cuenta de lo que los pobres, y especialmente las mujeres pobres, realmente necesitan. La legalización del aborto admite como conducta legal la eliminación de una vida que clama por una respuesta superior”

Entre los relatores que se pronunciaron contra la legalización del aborto estaba también el Doctor Miguel Schiavone, Rector de la Universidad Católica Argentina. En el país también se llevaron a cabo numerosas manifestaciones a favor de la vida con cientos de miles de personas, la última de las cuales fue la "Marcha de los escarpines" del pasado 28 de noviembre frente al Congreso.

El Papa Francisco apoya la campaña

En una carta manuscrita, fechada el 22 de noviembre, el Santo Padre reitera la importancia de proteger la vida contra los intentos de legalizar la práctica del aborto en la Argentina. En la misiva, el Pontífice "agradece de corazón" a las "mujeres de las villas", la Red de mujeres pro-vida, y expresa su admiración "por su trabajo y su testimonio", a la vez que las y anima a "seguir adelante". Francisco escribió:

“El país se enorgullece de tener tales mujeres. El problema del aborto no es principalmente una cuestión de religión, sino de ética humana, incluso antes de cualquier confesión religiosa”

Monseñor Bochatey

Monseñor Alberto Bochatey, presidente de la Comisión de Salud de la Conferencia Episcopal Argentina, vicario de la Arquidiócesis de La Plata y académico de la Academia Pontificia para la Vida, al comentar la aprobación parlamentaria de la propuesta dijo:

“Pensamos que la propuesta habría recibido aún más votos en la Cámara, fue una sorpresa, y en el Senado no irá tan 'suavemente' para los que apoyan el aborto, pero debemos considerar la fuerte influencia de los grupos de presión”

Propuesta lejana a las necesidades de los pobres

El prelado señaló que el proyecto de ley está lejos de la cultura argentina y no va a favor de las necesidades de los pobres, que siempre han estado abiertos a la procreación y por esta razón siendo culpados por la élite. "No es una ley para los pobres, pero va al encuentro del espíritu burgués que rechaza las responsabilidades", enfatizó Monseñor Alberto Bochatey, quien al detenerse en el apoyo del Papa Francisco dijo:

“El Papa escribió hace unos días una carta a sus ex alumnos argentinos en la que les explicaba que cuando habla al mundo a favor de la vida también se dirige a la Argentina”

Legalizar el aborto no resuelve nada

Y añadió que "la enseñanza del Pontífice es muy clara en cuanto a la cultura del descarte, habló de sicarios”, mientras legalizar el aborto no resuelve nada, “hay que trabajar en el frente de la educación, de la cultura, de la responsabilidad de los jóvenes y de los varones, ninguna ley habla del papel de los hombres y sin embargo son ellos los que dejan embarazada a una mujer".

El frente transversal por la vida

El presidente de la Comisión de Salud de la Conferencia Episcopal recordó a continuación que, en primer lugar, "la vida es un bien en sí misma" y que "también posee un valor social, de crecimiento de la comunidad". "El Papa ha recordado esto varias veces: no es un asunto religioso sino humanitario". Por ello, el prelado espera que el frente transversal pro-vida pueda prevalecer en el Senado:

“En la Cámara hemos visto a diputados de derecha, de izquierda, laicos y católicos, en definitiva, de todas las familias políticas, votar en contra de la propuesta. Desafortunadamente esto también ocurrió en el lado opuesto, algunos católicos votaron a favor, pero es una forma individualista de interpretar la fe. Sin embargo, nos reconforta el hecho de que muchos no católicos también comparten el compromiso por la vida; muchas chicas muy jóvenes y muchas mujeres marginadas que dicen que se necesita ayuda a otro nivel”

Ahora el diálogo con los senadores

En conclusión Monseñor Bochatey renueva el compromiso con vistas al paso al Senado: "En el Senado los números entre las dos partes son aún menores, debemos dialogar con todos los senadores, rezar y hacer oír que la mayoría del pueblo argentino no quiere el aborto".

14 diciembre 2020, 10:28