Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo  (©unlimit3d - stock.adobe.com)

Argentina. 24 de noviembre “Marcha de los Escarpines” por los que no tienen voz

"Cada persona es un valor primordial que debe ser respetado y protegido": es esta convicción la que mueve a los organizadores de la 129° Marcha de los Escarpines, convocada para el martes 24 de noviembre a las 19, frente al Congreso de la Nación de Argentina, para orar "por los que no tienen voz".

Isabella Piro – Ciudad del Vaticano

Un escarpín rosa y uno azul, los que suelen llevar los bebés: son el símbolo de la marcha en favor de la vida que tendrá lugar en Buenos Aires, Argentina, el próximo martes 24 de noviembre. A las 7 de la tarde los participantes se reunirán frente al Congreso de la Nación para rezar el Rosario y poner las vidas de los niños por nacer bajo la protección de la Virgen María.

La protección de la vida, especialmente de los más frágiles y vulnerables, “no es ideología, no es religión”, sino lo que los mueve, explican los organizadores de la Marcha, “es amor fraterno ya que nos sentimos uno en la carne de aquel que es mi hermano, sin importar raza color, todos somos hijos de Dios". De ahí la exhortación a considerar cada persona como un valor primordial que debe ser respetado y protegido. Por último, los organizadores de la iniciativa invitan a todos los ciudadanos de buena voluntad, que aman y respetan la vida, a participar en el evento, en nombre de la protección de los niños por nacer.

Cabe recordar que el 17 de noviembre el portavoz de la Conferencia Episcopal Argentina, el Padre Máximo Jurcinovic, recordó la oposición de la Iglesia Católica al aborto, reiterando que “no cuidar todas las vidas sería una falta gravísima de un Estado que quiere proteger a sus habitantes”, y tomando lo dicho por los obispos, insistió en que “es insostenible e inoportuno cualquier intento de discutir una ley de estas características”

La Acción Católica Nacional también hizo oír su voz: en una declaración del 16 de noviembre se afirmó, en esencia, que el aborto no es una solución y, por lo tanto, esperan mejores propuestas para dejar atrás el falso dilema de la vida de la madre o del hijo o la hija, porque, al legislar sobre el aborto, se opta claramente por lo más fuerte, dejando al niño no nacido desprotegido en sus derechos.

19 noviembre 2020, 17:38