Buscar

Vatican News

Amazonia: El impacto del Covid-19 en los pueblos amazónicos

La falta de información, de sistemas educativos adecuados, pero sobre todo la inaccesibilidad a los servicios higiénicos y sanitarios adecuados, está contribuyendo a la propagación del coronavirus entre los pobladores de los territorios amazónicos.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

Desde que se verificó la primera víctima de coronavirus en la Amazonia – un joven de solo 15 años de la etnia Yanomami, en el norte de Brasil, quien falleció a causa del Covid-19 – la propagación del virus no se ha detenido, en pocas semanas ha ido avanzado gradualmente en casi todos los territorios de la Amazonia. Según el monitoreo diario de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), que desde el 17 de marzo pasado ha activado un “mapa de casos confirmados”, hasta este 3 de mayo, se registran 24.408 pobladores contagiados, con un total de 1.536 fallecidos. Los datos se basan en la información obtenida de las Autoridades de salud de los 9 países que conforman la Región Panamazónica.

El avance del Covid-19 en los territorios amazónicos

En una realidad marcada por una profunda desigualdad, el avance del coronavirus en la Amazonia está mostrando su verdadero impacto, son las poblaciones más vulnerables las que están más expuestas a esta situación, sea por falta de información, sea por falta de sistemas educativos adecuados, pero sobre todo por la inaccesibilidad a los servicios higiénicos y sanitarios adecuados. El mapeo que viene realizando la REPAM ha arrojado que hasta este domingo entre la población amazónica, Brasil es el país que cuenta con el mayor número de casos confirmados, 19.188 y 1.234 fallecidos. Le siguen Perú con 2.866 casos y 215 fallecidos; y Bolivia con 1.048 contagiados y 49 pobladores que han perdido la vida. Enseguida se encuentran Colombia con 775 casos confirmados y 16 fallecidos; Ecuador con 307 casos y 11 muertos; Guyana Francesa con 128 positivos y 1 fallecido; Guyana con 82 casos confirmados y 9 muertos; Surinam con 10 contagiados y 1 fallecido; y Venezuela que hasta el momento registra 4 casos positivos.

Una situación de una enorme vulnerabilidad

El mapeo que se viene realizando en el extenso territorio amazónico, es el resultado de una estrategia de acompañamiento a la realidad, y una respuesta a esta situación de emergencia sanitaria. Gracias a los mapas ya elaborados para el proceso sinodal, informó la REPAM, ha sido fácil adaptar, de cierta forma estos materiales y herramientas y ponerlas al servicio de una información que se actualiza diariamente gracias al trabajo del eje de mapeo de la REPAM y del eje de comunicación, en la Secretaría Ejecutiva. “Se trata de una situación de una enorme vulnerabilidad – afirmó recientemente Mauricio López en una entrevista a Vatican News – por eso denunciamos la incapacidad de algunos gobiernos de implementar políticas adecuadas para cuidar a los que más lo necesitan, lo mismo que a las personas que necesitan salir a trabajar cada día y que no tienen condiciones para protegerse adecuadamente”.

Letalidad promedio del virus a nivel Panamazónico: 3.66%

A esta compleja realidad amazónica se van sumando otras dificultades, que van desde el colapso del sistema de salud en algunas ciudades, hasta la falta de medicinas y material sanitario para la atención de las personas contagiadas. Todo esto ha hecho que la tasa de mortalidad en la Amazonia vaya creciendo, hasta ahora la letalidad promedio del virus a nivel Panamazónico es del 3.66%. “Frente a este escenario de pandemia – recordaba el Secretario Ejecutivo de la REPAM – corresponde a las autoridades públicas implementar estrategias de atención responsable para los sectores de población más vulnerables, donde están nuestros pueblos indígenas y muchos otros”.

La falta de oxígeno complica la atención de los pacientes

Un ejemplo de este colapso es lo que se verificó en los días pasados en la ciudad peruana de Iquitos, en la cual se terminó las reservas de oxígenos en los centros de salud para la atención de las personas hospitalizadas en cuidados intensivos. Ante esta situación, el Administrador diocesano del Vicariato de Iquitos, el Padre Miguel Fuertes, lanzó una campaña a través de las redes sociales para la recolección de dinero con la finalidad de adquirir, lo más rápido posible, la maquinaria necesaria para el llenado de los balones de oxígeno. Según las cotizaciones se necesitaban unos 400,000 soles y gracias a la respuesta solidaria de la población del lugar e incluso de otras ciudades y países, se logró recaudar el doble de lo necesario. “Quiero agradecer porque se mandó la campaña a las 9 o 10 de la mañana, pusimos una nota en los Facebooks y han llovido llamadas – señaló emocionado el Padre Fuertes durante la celebración de la Santa Misa - nos ha sido imposible contestar a todos.  La gente se ha volcado, desde Suiza, Estados Unidos, Lima… Cantidad de lugares apoyando esta campaña”.

04 mayo 2020, 13:21