Buscar

Vatican News
Numerosos niños y familias siguen atrapados en la frontera entre Polonia y Bielorrusia Numerosos niños y familias siguen atrapados en la frontera entre Polonia y Bielorrusia 

La tragedia de los migrantes entre Bielorrusia y Polonia: movilizar a las Cáritas

Unos cuatro mil refugiados intentan ingresar a la Unión Europea en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. El gobierno de Minsk presuntamente preparó un refugio cubierto a un kilómetro de la frontera, pero ayer la policía polaca repelió a los migrantes con gases lacrimógenos e hidrantes. Cáritas Polonia: “Ayudemos a todos”.

Alessandro Di Bussolo, Giancarlo La Vella, Stefano Leszczynski - Ciudad del Vaticano

En la frontera entre Bielorrusia y Polonia, se está desarrollando un verdadero drama para los aproximadamente cuatro mil migrantes que intentan cruzar la frontera con la Unión Europea. Las condiciones climáticas cada vez más adversas en esta temporada invernal y la escasez de alimentos, agua y necesidades básicas, podrían agravar la situación que ahora resulta ser una verdadera crisis humanitaria, que ya ha costado la vida de al menos 11 personas, según las ONG que participan en operaciones de rescate.

Entre los migrantes concentrados en la frontera también hay niños y mujeres embarazadas. Según noticias de la agencia rusa Tass, desde ayer pequeños grupos de migrantes se han desplazado desde el paso de Kuznica, donde se produjo el enfrentamiento con los guardias fronterizos polacos, hacia un centro logístico en Bruzgi, Bielorrusia, a un kilómetro de distancia de la frontera: ya llegarían colchones y mantas de Minsk, con seis cocinas de campo listas para alimentar a los refugiados.

Enfrentamientos en la frontera

Ayer se produjeron graves enfrentamientos. Las fuerzas de seguridad polacas dispararon gases lacrimógenos y utilizaron cañones de agua para detener a los migrantes, que supuestamente intentaron destruir la valla fronteriza arrojando piedras a la policía polaca. Polonia informa que los refugiados han herido gravemente a un oficial, mientras que los guardias fronterizos bielorrusos se quedaron mirando. Por ahora, Europa está reaccionando endureciendo las sanciones contra el gobierno bieloruso y financiando al gobierno de Polonia con más de 114 millones de euros para la protección de sus fronteras, pero que "no deberían utilizarse para construir muros".

Inmigrantes tratan de atravesar la frontera entre Polonia y Bielorrusia para seguir hacia la Unión Europea
Inmigrantes tratan de atravesar la frontera entre Polonia y Bielorrusia para seguir hacia la Unión Europea

La movilización de Caritas

Cerca de la zona afectada, donde se ha prohibido la entrada a periodistas y ONG, operan organizaciones humanitarias, en particular Caritas. La Cáritas italiana pide que la Unión Europea y los estados involucrados en la emergencia actúen de inmediato para encontrar incluso soluciones temporales y salvar vidas. La parte más operativa la lleva a cabo Caritas Polonia. Dominika Chylenska, portavoz del organismo, cuenta en una entrevista con Radio Vaticano-Vatican News, cómo todas las parroquias se movilizan para recibir a quienes han logrado cruzar la frontera. “Cualquiera que necesite ayuda, sin importar de dónde venga, es una persona a la que podemos ayudar: “La Frattelli tutti del Papa Francisco nos inspiran en este trabajo".

Dominika Chylenska, ¿Caritas Polonia tiene un llamamiento a los líderes europeos y polacos para que resuelvan esta dolorosa crisis?

Nuestra posición es coherente con lo que afirmó la Conferencia Episcopal Polaca y con lo que dice el Papa Francisco: dejarse inspirar por el mensaje del Evangelio. Entonces la encíclica Frattelli tutti' es nuestra guía. No importa de dónde venga la gente, para nosotros todos son un hermano o una hermana a quien ayudar. Por eso tratamos de hacer todo lo posible para ayudar a cualquier persona en esta gran emergencia que está ocurriendo en la frontera entre Bielorrusia y Polonia.

¿Cuál es la situación en la frontera y cómo afronta Caritas esta compleja situación?

Los migrantes bloqueados en la frontera entre Polonia y Bielorrusia enfrentan condiciones climáticas adversas
Los migrantes bloqueados en la frontera entre Polonia y Bielorrusia enfrentan condiciones climáticas adversas

Caritas se enfrenta a una contingencia verdaderamente dramática que ha adquirido connotaciones muy complicadas y dolorosas en la frontera entre los dos países. Intentamos resolver la situación ayudando a migrantes y refugiados con el apoyo de la comunidad local y con los servicios de rescate. Actualmente hay alrededor de 16 centros para extranjeros ubicados en Polonia. Uno de ellos es el Centro de Migrantes de Varsovia. También estamos físicamente presentes en la frontera y respondemos a las necesidades que se nos señalan. También colaboramos con otras organizaciones humanitarias y con la Guardia de Fronteras. Todos los días, el padre Kordian, subdirector de Caritas Polonia, se reúne con los feligreses de las ciudades fronterizas y organiza con ellos ayuda material para entregar a los refugiados. Claramente no faltan las oraciones diarias para que se resuelva esta situación.

¿Cómo reacciona la sociedad civil polaca, especialmente el mundo católico, ante el sufrimiento de estas personas?

Todos están listos para ayudarlos. Los encontramos a diario, los encontramos en parroquias y comunidades y estamos escuchando atentamente lo que nos cuentan, su odisea para llegar hasta aquí. Muchos de ellos están postrados porque la crisis lleva mucho tiempo y no parece tener salida. No falta el compromiso de acoger a los necesitados, ayudándolos de inmediato.

17 noviembre 2021, 16:23