Buscar

Vatican News
Migrantes en la frontera que divide Polonia y Bielorrusia Migrantes en la frontera que divide Polonia y Bielorrusia 

Alta tensión entre Polonia y Bielorrusia, ataques entre migrantes y soldados

Crisis humanitaria y política: Estados Unidos y la UE anunciaron nuevas sanciones contra el régimen bielorruso, considerado responsable de lo que está ocurriendo. Lukashenko: "Vamos a luchar".

Emanuela Campanile y Stefano Leszczynski - Ciudad del Vaticano

Mientras el Kremlin se propone mediar en la crisis de la frontera bielorrusa-polaca, donde se acumulan cientos de inmigrantes que presionan para entrar en Europa, Estados Unidos y la UE están dispuestos a lanzar un nuevo paquete de sanciones contra el régimen de Lukashenko, acusado de "actos inhumanos" contra los refugiados "explotados con fines políticos".

La respuesta de Lukashenko

No se habla de acción militar, subraya el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, pero el nuevo paquete de sanciones afectaría a las compañías aéreas, las agencias de viajes y a cualquiera que participe en el empuje de los refugiados hacia las fronteras de Europa. La respuesta del presidente bielorruso fue contundente: "Responderemos a las sanciones. Lucharemos. Hemos llegado al límite. No estoy bromeando. Por la tarde, las conversaciones con la canciller Merkel, cuyo tema central es la situación humanitaria, y otra reunión por venir. Mientras tanto, hay un tira y afloja en la frontera entre los soldados polacos desplegados y una multitud de personas exasperadas por el hambre y el frío que presionan en el lado bielorruso, tras más de ocho días de indiferencia y abandono sustancial. Ayer corrió el rumor entre los migrantes de que Varsovia les dejaría pasar para llegar a Alemania. Este rumor infundado ha exasperado aún más los ánimos. Se lanzaron piedras a los soldados, que respondieron con gases lacrimógenos y cañones de agua, y las consecuencias corrieron el riesgo de ser trágicas. La ayuda humanitaria está llegando desde el lado bielorruso, pero sigue siendo demasiado escasa.

Un nuevo muro

En medio de la crisis con Minsk, Varsovia anuncia la construcción de un muro en la frontera con Bielorrusia: una inversión absolutamente estratégica y prioritaria para la seguridad de la nación y sus ciudadanos", dijo el ministro del Interior polaco. 

"No se trata de un flujo inmanejable y nuestro ideal de humanidad, caridad y acogida no puede ser olvidado o dejado de lado por el miedo". Matteo Villa, investigador del Ispi, analiza lo que está ocurriendo en la frontera entre Varsovia y Minsk, así como la difícil situación en los Balcanes, en la entrevista de Stefano Leszczynski. Sus palabras se hacen eco de las del Jefe de Estado italiano Mattarella: "Es desconcertante lo que ocurre en varios lugares de las fronteras de la Unión, es sorprendente el desfase entre los grandes principios proclamados por los padres fundadores de la UE y el desprecio por el hambre y el frío al que están expuestos los seres humanos en las fronteras de la Unión Europea".

 

 

 

 

16 noviembre 2021, 13:16