Buscar

Vatican News

Paraguay lanza una novena para invocar la beatificación de Monseñor Shaw

La Iglesia del Chaco paraguayo inició el 12 de junio una novena para pedir por el fin de la pandemia e invocar la beatificación de Monseñor Pedro Shaw, Vicario apostólico de Pilcomay, que durará hasta el lunes 20 de junio, víspera de la muerte del obispo, acaecida el 21 de junio de 1984 tras un accidente.

Ciudad del Vaticano

Una novena para pedir el fin de la pandemia e invocar la beatificación de Monseñor Pedro Shaw, gran misionero del Chaco y Vicario apostólico de Pilcomayo: es la iniciativa puesta en marcha por la Iglesia del Chaco paraguayo y otros treinta lugares del país, que inició el 12 de junio y que durará hasta el lunes 20 de junio, víspera de la muerte del obispo, acaecida el 21 de junio de 1984 tras un accidente.

Tal como informa la agencia de noticias Fides, "mientras Monseñor Shaw se dirigía hacia Asunción, conduciendo un vehículo de la misión junto con dos religiosas, con el propósito de dialogar con un técnico sobre la factibilidad para la instalación de una emisora en el Chaco, notó un mal funcionamiento en su coche. Se detuvo en el kilómetro 28 de la Ruta Trans-Chaco, se bajó del coche y se puso a repararlo. Al mismo tiempo, un camión con remolque llegó a gran velocidad, golpeando el coche y al obispo, matándolo al instante".

Monseñor Shaw era muy querido por el pueblo

El prelado era muy querido por el pueblo: en el lugar del accidente -continúa informando Fides- se encuentra una capilla dedicada al “Pa‘i Puku”, apodo popular en lengua guaraní que significa “padre alto” ya que así llamaban cariñosamente a Monseñor Shaw.

 

Para conmemorar la muerte del mitrado, el lunes 21 de junio, el obispo de la diócesis de Benjamín Aceval, Monseñor Amancio Benítez Candia, junto con el clero y representantes de la Congregación Oblatos de María Inmaculada, celebrará una misa solemne en memoria del gran misionero del Chaco.

Un misionero incansable

Pedro Shaw nació el 6 de septiembre de 1925 en Wilrijk, diócesis de Malinas-Bruselas, Bélgica y fue ordenado sacerdote el 30 de septiembre de 1951. Al año siguiente ingresó en el Vicariato Apostólico del Pilcomayo. Llegó a Paraguay el 16 de diciembre de 1952. Desde 1953 trabajó como incansable misionero itinerante en el Chaco, en Benjamín Aceval, María Medianera, Puerto Elsa (hoy Nanawa). El 22 de abril de 1981 fue consagrado Obispo del Vicariato Apostólico del Pilcomayo. Trágicamente murió el 21 de junio de 1984.

Finalmente, la agencia Fides destaca la nota de la Conferencia Episcopal del Paraguay que hace hincapié en que Monseñor Pedro Shaw, fue un misionero incansable:

“Andaba a caballo, en cachape y a veces a pie, por áridos desiertos y por extensos bañados, atravesando ríos y riachos, pantanos plagados de toda clase de insectos, alimañas, mosquitos y polvorines. No conocía tiempo, ni hora, ni frontera y tampoco límites para su constitución física”

La idea de iniciar la causa de beatificación del misionero se extendió poco después de su muerte, y comenzó a consolidarse en el año 2000.

"En 2019, el obispo de Benjamín Aceval, monseñor Amancio Benítez, tomó la decisión de abrir oficialmente el proceso de beatificación, pero no ha podido llevarse a cabo aún debido a la pandemia", concluye Fides.

16 junio 2021, 13:09