Buscar

Vatican News
El padre Christian Carlassare, Obispo electo de Rumbeck en Sudán del Sur, al bajar del avión que lo condujo a la capital Juba, tras el ataque El padre Christian Carlassare, Obispo electo de Rumbeck en Sudán del Sur, al bajar del avión que lo condujo a la capital Juba, tras el ataque 

Sudán del Sur: Significado del ataque al Obispo electo de Rumbek

Un grupo de desconocidos armados dispararon e hirieron al Obispo electo de la Diócesis sudanesa de Rumbek. El Padre Christian Carlassare, de origen italiano y misionero comboniano, fue atacado el domingo por la noche en esa localidad

Paul Samasumo – Vatican News

Los pistoleros fueron a su residencia, dispararon a la puerta de su habitación hasta que se abrió, y cuando el Padre Carlassare salió, le dispararon en ambas piernas.

Empezaron a disparar por lo bajo a mis piernas

"Por la noche, alrededor de la 1:00 de la madrugada, unas personas se acercaron a mi puerta e intentaron entrar. Dispararon a mi puerta. Cuando la puerta estaba abierta, salí y pregunté qué querían y entonces empezaron a disparar a baja altura, a mis piernas", narró el Padre Carlassare a los medios de comunicación locales. El Obispo electo fue trasladado a Nairobi para recibir tratamiento. Además, dijo el padre Carlassare:

“Recen por mí y recen por el pueblo de Rumbek. Nosotros también perdonamos a los que cometen este tipo de acciones. No guardamos ningún rencor”

Nadie en Sudán del Sur parece saber exactamente los motivos de los tiradores. Basta con decir que, irónicamente, las cosas en Sudán del Sur han ido mejorando poco a poco. Lentamente, pero se produjeron algunos progresos.

El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, confirmó a Vatican News que el Papa Francisco estaba al tanto del tiroteo y rezaba por el Padre Carlassare y por el pueblo de Sudán del Sur.

Las armas silenciosas contribuyen al progreso

El Director de la escuela La Salle de Rumbek, el Hermano Joseph Alak, declaró recientemente a Vatican News: "En este momento no hay combates. La tregua se mantiene. Esperamos que la paz se mantenga durante mucho tiempo. La ausencia de conflicto armado es mejor que la vuelta a la guerra. Las armas están en silencio y tenemos esperanza en el futuro", dijo el Hermano Alak.

Los Hermanos de La Salle y la comunidad de Rumbek abrieron una escuela para niños, gracias al fin de la guerra. Por desgracia, hay muchas armas en manos de muchos jóvenes en Sudán del Sur.

Una Pascua del perdón

El Domingo de Pascua de este año, y justo cuando Sudán del Sur dio pasos tentativos para vacunar a algunos de sus trabajadores sanitarios contra el Covid-19, el Arzobispo Stephen Ameyu Martin Mula, de la Archidiócesis de Juba, rezó para que la Pascua traiga a Sudán del Sur un espíritu de perdón.

"El perdón es la misma Pascua, y la Pascua es el perdón", dijo el Arzobispo Ameyu a Vatican News. Este perdón debe empezar por nosotros. Debemos perdonarnos de todo corazón. El perdón es completo cuando hemos perdonado a los demás. A través de la cruz y la resurrección de Cristo, nosotros también podemos experimentar el paraíso aquí en nuestras vidas", dijo el Arzobispo Ameyu.

La preocupación del Papa Francisco por Sudán del Sur

Por su parte, el 11 de abril de 2019, al final de un Retiro Espiritual organizado por el Vaticano para los líderes políticos de Sudán del Sur, el Papa Francisco se arrodilló a los pies de los líderes de Sudán del Sur, les besó los pies y les imploró que terminaran definitivamente la guerra.

"Han iniciado un proceso. Que termine bien", les dijo el Papa Francisco. "Habrá desacuerdos entre ustedes, pero que estos se produzcan en sus despachos mientras, delante de su pueblo, se dan la mano. De este modo, pasarán de ser simples ciudadanos a ser Padres de la Patria. Como hermano, les pido que mantengan el rumbo de la paz. Les pido de corazón que sigamos adelante. Habrá muchos desafíos, pero no tengan miedo", dijo el Papa Francisco a los líderes de Sudán del Sur y luego les besó los pies.

Una carta de Navidad del 24 de diciembre de 2020 del Papa Francisco, del Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y del moderador de la Iglesia Presbiteriana de Escocia, Martin Fair, a los líderes políticos de Sudán del Sur los animaba a mantener el rumbo de la paz. "Nos ha alegrado ver los pequeños progresos que han hecho, pero sabemos que no son suficientes para que su pueblo sienta el pleno efecto de la paz. Cuando los visitamos, anhelamos dar testimonio de una nación cambiada", decía el mensaje de Navidad.

Los "pequeños progresos" observados por el Papa Francisco y los demás dos líderes en el mensaje de Navidad podrían ser el diablo en los detalles. Los líderes de Sudán del Sur tienen que hacer más. Como han observado las Naciones Unidas, la lentitud de los progresos en la creación de un vacío abierto a la explotación por parte de los saboteadores.

El coste de la lenta implementación de la paz

David Shearer, ex Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), dijo al Consejo de Seguridad a finales de marzo de 2021 que era necesario hacer más en Sudán del Sur y aprovechar los logros ya obtenidos.

Shearer dijo al Consejo de Seguridad, en su última sesión informativa, que tras sus cuatro años de servicio, confiaba en que se estaban haciendo algunos progresos, pero que era necesario hacer más.

Aunque acogió con satisfacción la formación de la presidencia y el Consejo de Ministros, la instalación de una dotación completa de dirigentes del Estado y el anuncio de funcionarios de menor rango, Shearer dijo que la Legislatura Nacional de Transición aún no se había reconstituido.

Los avances en la elaboración de la Constitución, la justicia transitoria y la reforma económica fueron mínimos y, lo que es más importante, la unificación de las fuerzas aún no se ha producido. Según el ex representante de la ONU, miles de tropas languidecían en los acantonamientos, sin alojamiento, atención sanitaria ni alimentos. La lentitud en la aplicación del acuerdo de paz era peligrosa. Creó un vacío de poder a nivel local, que abrió oportunidades para que los saboteadores explotaran las tensiones regionales y alimentaran la violencia.

Las investigaciones continúan

Según la Asociación para la Información Católica en África (ACI), ya han sido detenidas 12 personas, entre ellas tres religiosos, uno de los cuales tiene cargos de responsabilidad en la diócesis de Rumbek. La noticia aún no ha sido confirmada oficialmente. Entrevistado por Vatican News, el hermano Daniele Giusti, secretario general de la Casa Generalicia de los Combonianos, dijo: "Sería muy doloroso que tal eventualidad fuera cierta. Seguimos tratando el asunto en la oración por el pueblo de Rumbek, con un espíritu de perdón y esperando la conclusión de la investigación. 

27 abril 2021, 13:16