Buscar

Vatican News

Diócesis de San Francisco de Macorís lanza un manifiesto en defensa de la vida

La diócesis de San Francisco de Macorís, en República Dominicana, ha emitido un "Manifiesto en defensa de la vida", dirigido a la población y a los legisladores ante la propuesta de reforma del Código Penal que pretende permitir la interrupción voluntaria del embarazo en tres casos. En el prefacio, el documento subraya la importancia de defender, del mismo modo, "a la mujer en su integridad y al niño por nacer".

Isabella Piro- Ciudad del Vaticano

El debate sobre la despenalización del aborto en la República Dominicana sigue siendo acalorado. De hecho, una propuesta de reforma del Código Penal pretende permitir la interrupción voluntaria del embarazo en tres casos: riesgo de vida para la madre, malformación del feto y violación.

En varias ocasiones, la Conferencia Episcopal se ha pronunciado en contra de la reforma, calificándola de violación flagrante de la Constitución, que sanciona el derecho a la vida, y de duro golpe para el Estado de bienestar, la democracia y el derecho. Ahora, la diócesis de San Francisco de Macorís ha decidido emitir un auténtico "Manifiesto en defensa de la vida", dirigido a la población, a los legisladores, a todas las autoridades y a los fieles. En el prefacio, el documento subraya la importancia de defender, del mismo modo, "a la mujer en su integridad y al niño por nacer", así como "seguir garantizando la protección del ser humano y el respeto a su dignidad".

El aborto es una atrocidad

"Creemos en la vida como el primero de todos los derechos", explica el Manifiesto, que a continuación rechaza enérgicamente "la cultura de la muerte" que impera en el mundo, y "el lenguaje engañoso, lleno de medias verdades" con el que se quiere confundir a la población sobre "el asesinato y el crimen silencioso de inocentes". La diócesis también lamenta "las acusaciones de fanatismo, puramente mediáticas y sensacionalistas, contra los cristianos y los defensores de la vida" y rechaza hacer pasar "por buena" la práctica del aborto que, en cambio, es "claramente una atrocidad contra la humanidad".

 

Asimismo, se rechazan todos los intentos de "negar, confundir y abusar de los postulados científicos y biológicos sobre la vida catalogándolos como obsoletos", porque "existen verdades, valores absolutos y eternos que no cambian con el tiempo". "Matar a personas inocentes que no pueden defenderse", dice además el manifiesto, "no es sinónimo de desarrollo, modernidad y progreso", al igual que "prohibir el aborto no provoca ninguna depresión económica".

"Seamos una sociedad que ama la vida"

Además, el Manifiesto recuerda que República Dominicana "es la única nación del mundo cuyo escudo lleva la Biblia y el lema 'Dios, Patria y Libertad', es un país que respeta la vida y cree en la continuidad ontológica del ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural".

"Queremos seguir siendo una sociedad plenamente humana que ama la vida y la defiende, donde todos los dominicanos siguen siendo hermanos", concluye el documento. 

Cabe destacar que, junto con Honduras, Nicaragua y El Salvador, la República Dominicana es uno de los últimos cuatro países de América Latina donde el aborto está totalmente prohibido. 

21 abril 2021, 16:42