Buscar

Vatican News
Informe de ACN sobre la libertad religiosa Informe de ACN sobre la libertad religiosa 

Ayuda a la Iglesia Necesitada: se viola la libertad religiosa en uno de cada tres países

El informe de Ayuda a la Iglesia Necesitada, presentado en línea, hace un balance del fenómeno de la violencia contra el derecho a expresar las propias creencias. La situación es especialmente grave en África. Asia Bibi, la mujer cristiana paquistaní libre que pasó 10 años en prisión acusada de blasfemia, fue entrevistada.

Debora Donnini - Ciudad del Vaticano

Un invitado especial ha intervenido esta mañana en la presentación web de la 15ª edición del Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo, que toma en consideración el periodo 2018-2020. Lo publica Ayuda a la Iglesia Necesitada, una fundación de derecho pontificio. Desde Canadá, donde ahora vive con su familia, se conectó Asia Bibi, que repasó su calvario contando especialmente sobre sus dos hijas que, en 2009, cuando fue detenida, tenían 8 y 9 años, una de ellas con discapacidad física y retraso mental y hoy adolescentes. Lejos de su madre durante tanto tiempo, es evidente que han sufrido un trauma, explica Asia Bibi, cuya voz resuena con firmeza al pedir que se revise la ley sobre la blasfemia, y si se puede abolir. La califica de "espada" que golpea a musulmanes, cristianos y otras minorías. También llamó la atención sobre el drama de las menores cristianas secuestradas, violadas, convertidas a la fuerza y obligadas a contraer matrimonios forzados en Pakistán. Anuncia que pronto irá a Roma y expresa su gratitud al Papa Francisco y a Benedicto XVI por el apoyo que ha recibido a lo largo de los años y por sus oraciones, esperando también encontrarse con ellos. Su "agradecimiento" se extiende entonces a todos los que han trabajado por su liberación. Pero sus pensamientos también se dirigen a Shahbaz Bhatti, ministro de Minorías, y al gobernador de Punjab, Salman Taseer, musulmán, que al expresar su oposición a la ley de blasfemia fueron asesinados en 2011.

5.200 millones de personas viven en zonas de graves violaciones

El tablero de la tierra propuesto en el Informe se tiñe de rojo y naranja. No para indicar las áreas de restricción de Covid, sino para indicar las violaciones que están aumentando debido a la propagación del "virus" de la violencia contra la libertad de ejercer la fe. Un "virus" capaz de matar y herir, en cuerpo y alma. El informe muestra que la libertad de religión se viola en uno de cada tres países. Y si en el informe anterior había 38 países con violaciones, hoy hay 62. Se calcula que cerca del 67% de la población mundial, es decir, 5.200 millones de personas, viven en países donde hay graves restricciones. El agravamiento especialmente en África debido a la multiplicación del terrorismo yihadista. "El objetivo es crear un autodenominado califato transcontinental", afirma el director de ACN-Italia, Alessandro Monteduro. Siete de los nueve países que se añaden a la lista por primera vez pertenecen a este continente: Burkina Faso, Camerún, Chad, Comoras, República Democrática del Congo, Malí y Mozambique. Dos son asiáticos: Malasia y Sri Lanka. Desde Burkina Faso, Monseñor Laurent Dabiré, obispo de Dori, en Burkina Faso, y presidente de la Conferencia Episcopal local y de Níger, nos acompaña para dar testimonio de un fenómeno de masacres de civiles y de destrucción, hasta ahora desconocido en el país al que pertenece su diócesis. Los yihadistas, por tanto, utilizan cada vez más las redes, incluidas la web y las redes sociales, para buscar nuevos afiliados y planificar sus acciones: "el cibercalifato, en expansión mundial, se ha convertido en una herramienta consolidada", afirma el Informe.

Regímenes autoritarios y nacionalismos étnico-religiosos

Un virus que mata y hiere en el mundo también de la mano de regímenes autoritarios. O de los nacionalismos étnico-religiosos y la referencia que hace Monteduro, en este sentido, es a países como India, Nepal, Myanmar o Tailandia. Cuando las minorías religiosas se arriesgan a ser ciudadanos de "segunda clase". Entre los diversos enfoques propuestos, no sólo está el de la pandemia con la evidencia de ciertas minorías discriminadas en las ayudas, sino también el abuso de la tecnología digital con la vigilancia masiva a través de la inteligencia artificial y los sistemas de reconocimiento facial. Un fenómeno, éste, "evidente sobre todo en China". También se tuvo en cuenta la "persecución educada" registrada en Occidente.

También intervinieron Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo de ACN Internacional, Alfredo Mantovano, presidente de Ayuda a la Iglesia Necesitada - Italia, y el profesor Shahid Mobeen, fundador de la Asociación de Cristianos Paquistaníes en Italia. Aquí, pues, viene la sentida llamada a no ignorar a las muchas personas perseguidas por su fe. Recordando, como hace el cardenal Mauro Piacenza, presidente de ACN Internacional, que el camino hacia la paz pasa por el respeto de este derecho fundamental.

 

21 abril 2021, 13:32