Buscar

Vatican News

Bolivia: Monseñor Centellas critica la falta de consensos en aprobar la ley sanitaria

El presidente del episcopado advirtió que mientras se siga imponiendo leyes a razón de una mayoría parlamentaria, no habrá cambios democráticos en Bolivia. Ante el paro del sector médico llamó dialogar y unificar criterios por el bien y la salud de los bolivianos.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

 El presidente de la Conferencia episcopal de Bolivia, el arzobispo de Sucre, monseñor Ricardo Centellas Guzman, cuestionó que la Ley de Emergencia Sanitaria, aprobada por el gobierno nacional, haya sido producto de una "imposición" y no de un necesario diálogo y consenso entre los sectores involucrados. Mientras, continúa el paro médico indefinido a nivel nacional convocado por el sector médico en rechazo a la Ley de Emergencia sanitaria firmada, el pasado miércoles, por el presidente de Bolivia, Luis Arce, el prelado boliviano advierte sobre el debilitamiento de la democracia en el país.

Una ley debe ser consensuada

"Hace días se promulgo la ley sanitaria, y no fruto de consenso. En Bolivia no cambiarán las cosas, mientras exista «rodillo» parlamentario, la democracia se debilita”, dijo monseñor Centellas al hacer referencia a la mayoría parlamentaria del partido MAS que actualmente gobierna en la Asamblea Legislativa Plurinacional. En su homilía del primer domingo de Cuaresma, el arzobispo de Sucre reiteró que una ley debe ser consensuada, no aprobada o promulgada sin el consenso de los involucrados para obtener mejores resultados.

 

“Como cristianos debemos pedir un cambio verdadero, no se puede seguir gobernando para unos cuantos y desde unos cuantos, el gobierno es para todos, y tiene que dejar de ser partidario si queremos crecer como nación”, advirtió el presidente del episcopado. En este contexto, invitó a los bolivianos a meditar y reflexionar su voto, el próximo domingo 7 de marzo, cuando se realizarán las elecciones de las autoridades estatales y municipales.

Reflexionar sobre la conversión

“Pronto tendremos elecciones sub nacionales para gobernación y alcaldías, el voto es personal y secreto y todos debemos votar, pero tenemos que considerar qué cambio queremos para nuestra sociedad, entonces meditemos y reflexionemos sobre la conversión, ya sea intima personal, pero con connotación de sociedad”, puntualizó el prelado.

El paro médico fue convocado por el Consejo Nacional de Salud (Conasa), que reúne a los colegios médicos y sindicatos del sector de la salud, porque no se tomaron en cuenta las observaciones y críticas al proyecto que a su juicio atenta contra sus derechos. Además consideran que la norma vulnera la Constitución boliviana, en cuanto el gobierno nacional quita autonomía y capacidades a los gobiernos regionales y municipales en la gestión sanitaria.

 

La Ley de Emergencia Sanitaria establece varias disposiciones como el control a los precios de los servicios en los centros privados, de los tratamientos y de los medicamentos, la contratación directa de médicos extranjeros y la prohibición de cualquier movilización como paros por parte del personal sanitario.

Necesitamos un cambio

“Seamos conscientes que necesitamos un cambio, nadie es perfecto, todos fallamos, pero estamos invitados a recuperarnos de nuestros errores, de nuestros pecados, podemos arrepentirnos y retomar el camino que nos acerque a Dios”, dijo el arzobispo de Sucre en su homilia. En ella, afirmó que el perdón está en la base de la vida cristiana y es la clave para la conversión: “Es saludable hacerlo y el tiempo de cuaresma nos ayuda a lograrlo”. 

Monseñor Centellas al concluir su homilía pidió a Dios que ayude a los bolivianos a trabajar juntos, a vencer la división y a avanzar, sobre todo, en medio de la pandemia. “Si remamos solos, nos atrasamos y nos estancamos, pero si lo hacemos juntos podremos salir de aguas turbulentas, que estos días de cuaresma nos impulse a trabajar por la justicia, la paz y la libertad, preparémonos a celebrar la Pascua de Jesús”, concluyó.

22 febrero 2021, 17:28