Buscar

Vatican News

Covid Brasil, obispo de Manaos: "La vacuna es la única salida"

Ante el duro panorama que vive Brasil a causa de la pandemia, el arzobispo de Manaos, monseñor Leonardo Steiner, instó a todos los fieles a vacunarse, reiterando que "la vacuna es la única salida que tenemos para superar este momento" y que "no debemos pensar que todo ha terminado porque la situación sigue siendo grave".

Ciudad del Vaticano

La situación en Manaos, Brasil, sigue siendo dramática: entre enero y febrero, es decir, durante la conocida como "segunda ola pandémica" del Covid-19, se registraron 3.572 muertes: una cifra alarmante en comparación con las 3.380 muertes registradas a lo largo de 2020. 

Unos datos preocupantes que hacen que la tasa de mortalidad de la capital del Estado Amazonas sea cinco veces superior a la media de las otras 26 capitales del país. Se trata de un balance sobre el que pesa el colapso de las instalaciones sanitarias locales, en particular la falta de oxígeno en los hospitales, y la mala gestión de la campaña de vacunación. 

"La vacuna es la única salida"

Una gran parte de la población, de hecho, no puede llegar a los centros donde se administran las dosis debido a dificultades logísticas, mientras que otros se niegan a vacunarse porque están influenciados por algunos políticos que cuestionan la eficacia real del tratamiento sanitario.

 

Ante este panorama, el arzobispo de Manaos, monseñor Leonardo Steiner, en su homilía del primer domingo de Cuaresma, instó a todos los fieles a vacunarse, reiterando que "la vacuna es la única salida que tenemos para superar este momento" y que "no debemos pensar que todo ha terminado porque la situación sigue siendo grave".

Preocupa la escasa organización 

"Si no nos cuidamos unos a otros", reiteró el prelado, "también acabaremos teniendo una tercera ola pandémica, que sería extremadamente difícil y grave para todos". De ahí la invitación a los fieles para que "colaboren e intenten, en la primera oportunidad posible, vacunarse".

Asimismo, el prelado expresó su amarga preocupación sobre la "escasa organización" con la que el gobierno local ha puesto en marcha la campaña de vacunación, así como un recordatorio de la necesidad de "volver a una convivencia más pacífica", para poder volver también a las celebraciones comunitarias en la iglesia. Ante el aumento de los contagios, de hecho, la Arquidiócesis de Manaos ha suspendido las misas y todas las reuniones pastorales en la presencia desde el 5 de enero hasta el 12 de marzo, incluido.

En pandemia, "purificar nuestra misión cristiana"

La homilía del prelado incluyó también un llamamiento a la conversión y al diálogo, evitando "el ruido ensordecedor de la violencia verbal y física, de la ideología que busca destruir la convivencia, de la religiosidad que traiciona la esencia de la fe y nos aleja de Dios y de nuestros hermanos".

"El tiempo de la pandemia es un tiempo de desierto, pero también del Espíritu", concluyó monseñor Steiner señalando que puede indicarnos "una transformación, una purificación en nuestra vocación y misión cristianas".

22 febrero 2021, 16:40