Buscar

Vatican News
Asia, tiempo de la Creación Asia, tiempo de la Creación  (AFP or licensors)

En Asia las iniciativas están floreciendo en torno al "Tiempo de la Creación"

En Asia, el "Tiempo de la Creación" proclamado hasta el 4 de octubre por el Papa Francisco es una ocasión para la creatividad apostólica misionera. En la pluralidad de culturas, etnias y tradiciones sociales y religiosas que caracterizan al continente, aparecen espontáneamente diversas formas para promover en los planos espiritual, pastoral y social el cuidado de la creación y la salvaguardia de la casa común.

Ciudad del Vaticano

El dinamismo misionero de las comunidades católicas en este inmenso y plural continente, en el que los fieles católicos sólo representan alrededor del 3% de la población total, depende de la capacidad profética de abrir nuevos horizontes, de saber adaptar la palabra del Evangelio a las culturas locales, de crear formas imaginativas de pastoral y lenguas modernas para anunciar la salvación.

El mundo de la juventud es el más implicado y sensible a la cuestión de la salvaguardia de la creación, que los bautizados no ven como una simple "necesidad ambiental", sino como una aspiración a la esperanza basada "en Aquel en quien hemos puesto nuestra confianza".

Entre las iniciativas más sorprendentes está la "Laudato si' revolution", una canción propuesta con las notas, la letra y la danza de un rap elaborado por el sacerdote indio y franciscano Sandesh Manuel, que, desde Bangalore, se ha hecho viral en la red especialmente entre los jóvenes del subcontinente y luego a nivel internacional.

Los franciscanos, motores de la conversión ecológica

"La música y el arte están cerca del corazón de San Francisco, un hombre apasionado por Dios", explicó el fraile al L'Osservatore Romano. La campaña franciscana mundial para "una conversión integral y ecológica", en el centro del Tiempo de la Creación, "no puede evitar experimentar con nuevos lenguajes y nuevas formas, como la música rap, caminando por las plazas, las calles virtuales de los entornos digitales, frecuentadas por millones de personas. Tenemos que dejar nuestro ego y abandonar la vanidad. Hay tantas cosas que deben cambiar, por qué no empezar por nosotros mismos", dice la letra de la canción.

 

"El video musical de Fray Sandesh está lleno de energía e inspiración para la conversión evangélica y ecológica", declararon los frailes de la Oficina Internacional de Justicia y Paz, quienes acogieron y relanzaron la propuesta del franciscano indio que, según dijeron, "nos anima a dar pasos audaces para vivir nuestra vocación franciscana de manera radical en el mundo".

Jardines, lugares de formación a la sobriedad

En la India, la conciencia de la comunidad católica también ha tomado forma mediante el cultivo de huertas biológicas, organizadas en conventos, casas religiosas, parroquias, orfanatos, institutos, escuelas. En Tamil Nadu, en el sur de la India, hombres y mujeres, religiosos y laicos, monjas y jóvenes, tras participar en un programa especial de capacitación dirigido por una ONG, se han dedicado a la creación de un huerto gestionado estrictamente sin el uso de productos químicos, a fin de devolver la autenticidad al modo de vida y al estilo de nutrición.

En el vecino Pakistán, el Tiempo de la Creación se centra en la crisis ecológica que enfrenta la nación. El padre Liam O'Callaghan, un misionero irlandés de San Columbano que trabaja en la diócesis de Hyderabad, señala que "la tierra y el mar de Karachi están muy contaminados debido al desecho de basura y al vertido de aguas residuales industriales no tratadas". El sistema de producción del Pakistán, que no tiene en cuenta la protección del medio ambiente, "afecta gravemente a todos, especialmente a los pobres" y pide un compromiso común de la Iglesia Católica y las comunidades religiosas, así como del Gobierno y de la sociedad civil, subrayando que "sólo un esfuerzo conjunto puede salvar el ecosistema". Como parte de esta campaña, el sacerdote ha producido podcasts, enviándolos a las parroquias y compartiendo enlaces en las páginas de Facebook de los grupos de "Justicia y Paz" en las distintas diócesis.

 

La encíclica del Papa François Laudato si' también está siendo ampliamente distribuida por los misioneros de San Columbano. Lo han traducido al urdu, el idioma local del Pakistán, y también han publicado una versión resumida en beneficio de escuelas, parroquias, asociaciones, comunidades, con el fin de difundirla entre las ONG, los grupos musulmanes, las instituciones y los dirigentes civiles.

La encíclica del Papa Francisco Laudato si' también es ampliamente difundida por los misioneros de San Columbano. Lo han traducido al urdu, el idioma local del Pakistán, y también han publicado una versión resumida en beneficio de escuelas, parroquias, asociaciones, comunidades, con el fin de difundirla entre las ONG, los grupos musulmanes, las instituciones y los dirigentes civiles.

Un plan quinquenal en Malasia

En el sudeste asiático, en Malasia, la Iglesia Católica quiso lanzar un plan quinquenal de "cuidado de la casa común y la vida humana" y en 2020, el primer año de la campaña, el tema elegido está relacionado con la protección de los niños. El obispo de Sibu, monseñor Joseph Hii Teck Kwong, en la misa de apertura del Tiempo de la Creación, exhortó a "la conversión de los corazones para empezar a cuidar la tierra y la humanidad". Es esencial actuar hoy por la Madre Tierra, para dar esperanza a las generaciones futuras", afirmó el obispo.

La Comisión Especial para la justicia de la Creación de los obispos de Malasia, en un mensaje distribuido en las parroquias y comunidades de todo el país, escribe: "Como seguidores de Cristo, estamos llamados a salvaguardar toda la creación en la tierra, especialmente los niños de hoy y de mañana. La Iglesia invita a los fieles a apoyar, aplicar y promover buenas prácticas para salvar toda la vida en la Tierra, proteger a la humanidad de la autodestrucción y garantizar la justicia para las generaciones futuras", exhortando a "profundizar en la espiritualidad ecológica y transformarla en acción" y señalando que "la pandemia de coronavirus debería reforzar nuestra determinación de promover la justicia para la creación y detener la destrucción del ecosistema". El llamamiento fue acogido por un foro de empresarios, tanto cristianos como no cristianos, que activó una serie de seminarios web en plataformas en línea para debatir y compartir las diferentes iniciativas que se adoptarán en la gestión de las pequeñas y grandes empresas.

Vinculando la reflexión espiritual y la acción concreta

En Birmania se han creado grupos de oración, dirigidos por religiosos y religiosas, que comienzan con reflexiones bíblicas e invocaciones con los Salmos, para luego proponer una vasta campaña de plantación de árboles: esto se está llevando a cabo en la diócesis de Mandalay, donde el arzobispo Mark Tin Win tiene la intención de abrir un nuevo centro de retiros espirituales y reuniones pastorales, que a su vez ha sido creado bajo la bandera de la máxima sostenibilidad ambiental.

 

En Filipinas, el Tiempo de la Creación, que durará hasta el 11 de octubre, cuenta con la participación de más de 700 organizaciones eclesiásticas y civiles. Y la Iglesia Católica, a través de la voz de monseñor Pablo Virgilio David, obispo de Kalookan y presidente interino de la Conferencia Episcopal, quiso subrayar el vínculo con la pandemia de coronavirus que "ha puesto de manifiesto nuestra vulnerabilidad y nos ha hecho comprender la urgencia de una verdadera conversión ecológica" para la protección de la vida humana en sí.

Por último, con un compromiso transversal con muchas naciones de Asia y Oceanía, como Indonesia, China, Birmania, Filipinas, Timor Oriental, Camboya, Corea, Australia y Micronesia, la Conferencia Jesuita de Asia-Pacífico ha tratado de promover equipos especiales de pastoral sobre "Reconciliación con la Creación", identificando este tema como un valor compartido y prioritario del apostolado. Especialmente en beneficio de los jóvenes, se prevé promover seminarios culturales y la espiritualidad de la encíclica Laudato si' en conjunción con experiencias misioneras que puedan involucrar directamente a los participantes.

 

16 septiembre 2020, 13:29