Cerca

Vatican News
archivo archivo  (Vatican Media)

Semana Santa en Nicaragua. Su Viacrucis

El primer aniversario de la denominada, "resistencia" de Nicaragua ante el Gobierno de Daniel Ortega será conmemorada en 40 ciudades del mundo, en una jornada que se extenderá del 15 al 21 de abril, informaron los organizadores

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Según la agencia EFE, nicaragüenses y amigos nacidos en importantes ciudades de América y Europa, se sumarán a la celebración de la llamada "insurrección cívica". Las celebraciones tendrán lugar en importantes ciudades de Alemania, Argentina, Bélgica, Canadá, Costa Rica, Dinamarca, España, Estados Unidos, Holanda, Italia, México, Reino Unido y Suecia, informaron la Unidad Nacional Azul y Blanco, que organiza los eventos junto con el movimiento Nicas por el Mundo.

Las celebraciones incluyen marchas, plantones, foros, congresos, actividades artísticas, caravanas, misas, vigilias, charlas, exposiciones y conversatorios, que reflejarán la situación que vive Nicaragua. La Unidad programó una marcha masiva para el 17 de abril, pero existen dudas, ya que la Policía Nacional prohíbe protestas contra el presidente Ortega, hecho que contradice la Constitución de Nicaragua, que garantiza la libertad de expresión. Las protestas contra Ortega en Nicaragua suelen ser atacadas con violencia por policías y paramilitares, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La oposición extraparlamentaria nicaragüense, la Alianza Cívica señaló este martes de "más engaños" de parte del gobierno. Sobre la excarcelación de un grupo de 636 reos, entre 13 y 18 son manifestantes antigubernamentales. En una declaración, la Alianza Cívica indicó que "apenas" 18 de los 636 excarcelados son parte de las listas que presentaron al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que apoya la liberación de los considerados presos políticos por la oposición.

El Ejecutivo se comprometió en la mesa de negociación que mantiene con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia a liberar de forma definitiva a los manifestantes antigubernamentales en un plazo no mayor de 90 días, a partir del 20 de marzo pasado. Para hacerlo efectivo, las partes acordaron invitar hace tres semanas al CICR para facilitar la liberación de los detenidos por protestar contra el Gobierno.

Por su parte, la Arquidiócesis de Managua, en una nota hizo la invitación a participar del vía crucis penitencial el Viernes Santo 19 de abril, saliendo a las ocho de la mañana desde el colegio Teresiano rumbo a catedral. "Vivir este vía crucis en un ambiente de silencio, recogimiento de mucha oración y penitencian, se lee en la nota que firmó el Pbro. Luis Herrera, rector de la Catedral, “no caigamos en la trampa de querer manipular el sentido del vía crucis, recuerden que no es ninguna manifestación, es un vía crucis penitencial de oración profunda al Señor con la mirada puesta en Jesús. No es nada de otra cosa, es una reflexión profunda sobre los misterios de la pasión de Cristo. Yo quiero pedirles que vivamos en ese ambiente el triduo pascual ya que Dios sabe todo lo que estamos sufriendo, pero Él nos pide que nos abandonemos en Él. Es por eso que le pedimos que vivamos en ambiente penitencial el vía crucis del viernes santo.”

La Semana Santa. Momento de oración y reflexión interior

Como dijo la Arquidiócesis en su nota, el 19 de abril, aniversario de la muerte de las primeras víctimas de esta crisis, si se participara en el Viacrucis, se debe hacer en oración, en reflexión profunda sobre los misterios de la Pasión de Cristo.

Hace un año, el Papa Francisco, el jueves Santo, en la misa Crismal, pedía a los sacerdotes que fueran cercanos al pueblo, como Jesús, predicadores callejeros. El Santo Padre destacó la importancia de la cercanía en la misión pastoral y en la labor sacerdotal. “La cercanía es más que el nombre de una virtud particular, es una actitud que involucra a la persona entera, a su modo de vincularse, de estar a la vez en sí mismo y atento al otro”, afirmó el Pontífice.

“La cercanía es más que el nombre de una virtud particular, es una actitud que involucra a la persona entera, a su modo de vincularse, de estar a la vez en sí mismo y atento al otro. Cuando la gente dice de un sacerdote que «es cercano» suele resaltar dos cosas: la primera es que «siempre está» (contra el que «nunca está»: «Ya sé, padre, que usted está muy ocupado», suelen decir). Y otra es que sabe encontrar una palabra para cada uno. «Habla con todos», dice la gente: con los grandes, los chicos, los pobres, con los que no creen... Curas cercanos, que están, que hablan con todos... Curas callejeros. La cercanía es la clave del evangelizador porque es una actitud clave en el Evangelio (el Señor la usa para describir el Reino). Nosotros tenemos incorporado que la proximidad es la clave de la misericordia, porque la misericordia no sería tal si no se las ingeniara siempre, como «buena samaritana», para acortar distancias.”

Y en la Misa in Coena Domini, el Pontífice, en la cárcel romana de Regina Pacis, animó a los presentes a servir a todos, incluso a los malvados y odiosos. A continuación, celebró la Misa con el rito del lavatorio de pies. En su homilía, el Santo Padre recordó de dónde viene la tradición de lavar los pies en tiempos de Jesús: “En aquel tiempo, los pies eran lavados por los esclavos, era una labor de los esclavos”. Francisco explicó que “era un servicio hecho de esclavos”. “Jesús quiere hacer este servicio para darnos un ejemplo de cómo nosotros tenemos que servirnos los unos a los otros”.

 “El que manda, para ser un buen jefe, sea donde sea, debe servir. Pienso muchas veces… no en este tiempo porque cada uno está vivo y tiene oportunidad de cambiar de vida y no podemos juzgar, pensemos en la historia, si tantos reyes, emperadores, jefes de estado hubiesen entendido esta enseñanza de Jesús en lugar de mandar, ser crueles, asesinar a la gente, si hubiesen hecho esto… ¡cuántas guerras no hubiesen tenido lugar!”.

Pasión y muerte del Señor

El Papa Francisco presidió, en la Basílica de San Pedro del Vaticano, la celebración de la Pasión del Señor el viernes Santo. En una Basílica completamente desprovista de ornamento e iluminada por una luz suave en consonancia con la sobriedad de la ceremonia, en la que no se celebró la Eucaristía, el Santo Padre, vestido de púrpura en recuerdo de la sangre de Cristo derramada en la Cruz, al igual que los demás celebrantes, se postró en el suelo, delante del altar, para orar durante unos minutos.

Y en el Viacrucis, pidió al Señor que nos dé “siempre la gracia de la santa vergüenza, la gracia del santo arrepentimiento, la gracia de la santa esperanza”.  El Santo Padre rezó para que podamos liberarnos de la arrogancia e identificarnos con el buen ladrón que miró a Cristo crucificado "con ojos llenos de vergüenza, arrepentimiento y esperanza”.

“Nuestra mirada está llena también de un arrepentimiento que, ante tu silencio elocuente, suplica tu misericordia “– dijo el Pontífice. Arrepentimiento, que germina de la certeza que sólo el Señor Jesús puede salvarnos del mal, curarnos de nuestra lepra de odio, de egoísmo, de soberbia, de avidez, de venganza, de avaricia, de idolatría. Un arrepentimiento – dijo también el Papa – que nace del sentir nuestra pequeñez, nuestro nada, nuestra vanidad y que se deja acariciar por tu invitación suave y potente a la conversión. Por último, el Papa Francisco ha pedido esperanza: porque el mensaje de Cristo continúa a inspirar aun hoy a tantas personas y pueblos, a que sólo el bien puede derrotar el mal y la maldad, solo el perdón puede derribar el rencor y la venganza, sólo el abrazo fraterno puede dispersar la hostilidad y el miedo del otro.

Reflexiones de los obispos de Nicaragua ante este aniversario

Vatican News ha recogido las reflexiones de dos obispos y el cardenal, sobre este año cruento que ha vivido el país. Y el hecho que este 18 y 19 de abril de hace un año, la casualidad, quiso que fueran justamente las celebraciones del Jueves y el Viernes Santo.

Mons. Rolando Alvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, el lunes durante un Viacrucis infantil que se realizó, en su homilía pidió por las familias, que hace un año perdieron a sus hijos “en el conflicto que ha vivido Nicaragua, hay muchas madres, muchas familias, que están llorando porque recuerdan a sus hijos. También se dirigió a quienes, de manera cruel quitaron las vidas de estos jóvenes, a quienes dispararon a los jóvenes, recordándoles, que en nombre de ellos los niños de Matagalpa piden perdón al Señor.

Mons. Alvarez dijo a Vatican News en su reflexión, dijo que Nicaragua es un país que experimenta el sufrimiento y la esperanza. Hace un año, sucedió un despertar de conciencias, principalmente en los jóvenes, haciendo que una sociedad protestara cívicamente, en la búsqueda de la justicia y la democracia. Son muchas cruces y muy pesadas que carga el pueblo de Dios, pero las lleva con dignidad y esperanza. La esperanza del pueblo no está en fuerza humana alguna, dijo, Cristo es nuestra paz y nuestra esperanza.

Mons. Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa

Mons. Báez compara Nicaragua con Cristo y asegura que "resucitará"

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, comparó este domingo a Nicaragua con Cristo, por la crisis que atraviesa, y afirmó que "un pueblo crucificado resucita siempre, sólo les pido, no dejen que nadie les quite la esperanza, Nicaragua tiene que resucitar como resucitó el crucificado del Calvario", dijo Báez, ante una multitud en la parroquia Santo Cristo de Esquipulas, en el sureste de Managua, para mostrarle su apoyo. En la misa el obispo, comparó la corrupción, falta de justicia y avaricia de los poderosos de la época de Jesús, con el Gobierno del presidente Daniel Ortega. El prelado llama a "no ser indiferentes frente a las víctimas" en Nicaragua.

En cambio, Mons. Carlos Avilés Cantón, Pro Vicario General de la Arquidiócesis de Managua, dijo que la Palabra de Dios se ha convertido en algo real y vivo, sobre todo en el sufrimiento, dijo que la Iglesia denuncia el mal y la violencia, como hizo Jesús. El pensar en Cristo, vida nueva, hace levantar al prelado, caminar cada día y evangelizar, anunciar la Palabra de Dios.

Mons. Carlos Avilés, Pro vicario Arquidiócesis Managua

El arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes dijo que estos Jueves y Viernes Santo será para la Iglesia nicaragüense un momento especial, no sólo por lo que representan para la Iglesia y los sacerdotes. En Nicaragua, se viven momentos muy tristes, un 18 y 19 de abril, un grupo de jóvenes, preocupados por la naturaleza, preocupados por los ancianos, que esa cuota que se le entregaba iba a mermar. El viernes Santo celebramos la muerte de Cristo clavado en la cruz para que todos tengamos vida en abundancia. el dolor de la Virgen es el dolor de muchas madres. La virgen experimentó dolor, pero también el consuelo de que su hijo iba a resucitar.

Cardenal Leopoldo Brenes arzobispo de Managua

Photogallery

Semana Santa en Nicaragua. Su Viacrucis
17 abril 2019, 11:36