Buscar

Vatican News

Juicio Vaticano, la defensa habla de pruebas "mutiladas". Fiscalía: todo correcto

Cuarta audiencia en el procedimiento sobre la presunta malversación de fondos de la Secretaría de Estado. Debate detenido por cuestiones de procedimiento: los abogados defensores piden la nulidad por omisiones en el material depositado. El abogado de Craso afirmó que el Papa también había sido escuchado como testigo, pero el promotor de justicia lo negó. Próxima audiencia el 1 de diciembre.

Salvatore Cernuzio - Ciudad del Vaticano

El juicio en el Vaticano sobre las presuntas actividades ilícitas llevadas a cabo con fondos de la Santa Sede aún no ha entrado en su plenitud -y probablemente aún tardará algún tiempo- que, tras la restitución parcial de los actos a la Oficina del promotor de justicia establecida por el Tribunal Vaticano, sólo quedan seis acusados de los diez iniciales: el Cardenal Giovanni Angelo Becciu, Tommaso Di Ruzza, Enrico Crasso, Gianluigi Torzi, Cecilia Marogna, René Brullhart (los cargos de las cuatro empresas también han sido eliminados).

"Se necesita tiempo para empezar, si es que alguna vez conseguimos empezar", dijo el presidente del Tribunal Vaticano, Giuseppe Pignatone, al abrir la cuarta sesión en la sala multifuncional de los Museos Vaticanos. La vista -que duró 2 horas y 40 minutos, con una hora de descanso entre ambas- se dedicó íntegramente a la cuestión de los recortes y omisiones de los Promotores de Justicia sobre el material depositado el pasado 3 de noviembre.

Prorrogado hasta el 1 de diciembre

Escaramuzas procesales, por tanto, con los abogados defensores, por un lado, que volvieron a objetar la nulidad de la citación por una "mutilación" de la prueba y un método de investigación "inadmisible", que impedía el pleno ejercicio del derecho de defensa, y, por otro, los promotores de la justicia que alegaron que los cortes en el material depositado se referían a nuevas líneas de investigación aún en curso que planteaban la cuestión del secreto de instrucción. Tras escuchar a ambos, Pignatone no se pronunció y pospuso todo a una próxima audiencia, el 1 de diciembre, a las 9.30 horas.

Un nuevo juez sustituto

Al comienzo de la audiencia -sólo estaba presente el Cardenal Becciu entre los acusados- el Presidente Pignatone anunció el nombramiento de una jueza sustituta, Lucia Bozzi. Una elección dada la cantidad de cargos, acusados y testigos que intervienen en este juicio que, según Pignatone, "no será efímero".

Gran cantidad de material

Toda la audiencia se centró en el material que la Oficina del Promotor de Justicia depositó el pasado 3 de noviembre, tras la orden del Tribunal del 6 de octubre. Fueron más de 115 horas de conversaciones grabadas, contenidas en 53 DVDs: un DVD con las escuchas telefónicas, los otros 52 con los archivos de audio y vídeo de los cinco interrogatorios a Monseñor Alberto Perlasca. Los abogados de la defensa se quejaron, en primer lugar, de la "evidente insuficiencia del tiempo disponible para examinar una enorme cantidad de material". A continuación, criticaron duramente que grandes fragmentos de las declaraciones, incluidas las de Perlasca (por ejemplo, se mencionan cortes de hasta 60 minutos), fueran omitidos por el promotor de Justicia debido a "necesidades de la investigación".

Solicitud de nulidad

Fabio Viglione, abogado del Cardenal Becciu, habló de la "naturaleza diezmada y mutilada" de las pruebas, tanto de audio como de vídeo, y de las llamadas copias forenses de los dispositivos informáticos incautados. No hay voluntad de polemizar con los magistrados vaticanos, aclaró, sino de poder disponer del material completo para "poder defendernos": "Queremos integridad y entereza, que son puntos de referencia irrenunciables". Según el abogado, "este sistema es inadmisible", por lo que lo que se impugna es una "nulidad insubsanable que no tiene remedio".

Viglione también pidió que se verificara más la situación legal de Perlasca, ya que la Oficina del Promotor aclaró que para el Monseñor de Como "se realizó un procedimiento separado", pero sin otros detalles como fechas, posibles cargos o medidas de archivo, que es útil conocer "por necesidad y no por curiosidad".

Interrogatorio de Perlasca

Las mismas peticiones fueron recogidas y relanzadas por el abogado Luigi Panella, defensor de Enrico Crasso, quien afirmó que la omisión de los materiales depositados determina una "nulidad absoluta e irremediable" y que "del examen de más de cien horas surge un perfil de incompletud de las actas en papel, redactadas de forma sintética que no dan cuenta de lo que se dijo". 

Apoderándose del ordenador, el abogado intentó entonces que el micrófono reprodujera un fragmento de uno de los interrogatorios en vídeo de Perlasca, en el que, mientras hablaba de la supuesta extorsión de 15 millones de euros a la Santa Sede impugnada a Torzi, Craso, monseñor Mauro Carlino, Fabrizio Tirabassi sobre la compra del inmueble de Sloane Avenue, en un momento dado el promotor de justicia interrumpe al testigo diciendo: "¡Monseñor, esto no tiene nada que ver! Nosotros, antes de hacer lo que estamos haciendo, nos dirigimos al Santo Padre y le preguntamos qué había pasado".

La deducción de Panella fue que "escucharon al Santo Padre como testigo", "pero no hay ninguna declaración del Santo Padre en el expediente". Declaraciones que, por otra parte, habrían sido contestadas por un religioso obligado a la "obediencia y subordinación". El abogado insistió en que el vídeo mostraba el "desconcierto supremo" de Perlasca y que estaba tan "alterado" que se presentó espontáneamente ante los magistrados el 31 de agosto de 2020 sin abogado. "Hay una intervención directa del Papa en los acontecimientos del juicio, escuchado como persona informada de los hechos. Es como un rescripto implícito, es inaudito", concluyó Panella, que también explicó que había encargado una consulta técnica del material censurado (unas 28 páginas), de la que surgieron varias cuestiones críticas, en particular la falta constante de actas de grabación.

La replica del promotor de justiciaì

Tras una pausa de una hora exacta, el promotor de justicia, Alessandro Diddi, comenzó calificando de "engañosas" las cuestiones planteadas por la defensa. Inmediatamente después, respecto a la supuesta implicación del Papa Francisco, dijo: "Que quede claro que esta oficina nunca ha escuchado al Santo Padre, y nunca ha rebatido las declaraciones del Santo Padre a Monseñor Perlasca". "Hubo un momento en el que Perlasca estaba contando cosas que le llevaban a darse contra un muro, la Oficina del Promotor se limitó entonces a decir: 'Mira que te estás dando contra un muro, porque éramos conscientes de lo que el Santo Padre -lo digo con emoción- testificó en tiempos no sospechosos sobre este asunto." La referencia es a la respuesta de Francisco a los periodistas en la rueda de prensa en el avión de vuelta de Japón en noviembre de 2019, en la que "dijo cómo se produjo el inicio de las actuaciones y por qué esta oficina tuvo una interlocución con el Santo Padre".

Nuevos elementos de la investigación

A continuación, refutando las alegaciones de nulidad de la defensa, el representante de la acusación también justificó la "omisión" de audio y vídeo con el "secreto de instrucción". Se trataba de una elección "incuestionable", ya que en el transcurso del proceso habían salido a la luz otros elementos paralelos a la investigación sobre la venta del Palacio de Londres. "Además, los defensores estuvieron presentes en la mayoría de los asuntos sujetos a omisión". En cuanto a las más de 115 horas de grabaciones de vídeo depositadas, éstas, explicó Diddi, "son transposiciones fieles de lo que se grabó". En cualquier caso, "no creo que el tema del juicio sea cómo hicimos las grabaciones de vídeo. Que alguien tenga más claro lo que quiere de este proceso: si hay quien piensa que la Oficina del Promotor ha producido falsificaciones, que nos denuncie por falsificación ideológica. Estas insinuaciones son una caída en desgracia".

Cuestiones complejas

Al término de la audiencia, Pignatone anunció que el tribunal vaticano quiere reservarse el derecho de "prever las complejas cuestiones planteadas". Sin embargo, añadió en passant, "no empezaremos a examinar las cuestiones de este juicio hasta que la defensa tenga pleno conocimiento de los hechos".

17 noviembre 2021, 17:48