Buscar

Vatican News
Nueva sede de la Nunciatura apostólica en Armenia en Ereván Nueva sede de la Nunciatura apostólica en Armenia en Ereván 

Ereván: Nueva sede de la Nunciatura: "Casa del Papa" para los armenios

El sustituto de la Secretaría de Estado, Edgar Peña Parra, presidió hoy la ceremonia de inauguración de la oficina en North Avenue que estará junto a la sede oficial de la Nunciatura en Tiflis: "Continuación de la cooperación entre la Santa Sede y Armenia en materia de libertad religiosa y dignidad de toda vida humana"

Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Monseñor Edgar Peña Parra definió "la casa del Papa" en Armenia, a la nueva sede de la Nunciatura Apostólica, inaugurada esta mañana en la North Avenue, en la capital Ereván. El sustituto de la Secretaría de Estado bendijo este 27 de octubre la oficina que flanqueará la sede oficial de la Nunciatura Apostólica en Georgia y Armenia, en Tiflis (Georgia) y que temporalmente – en espera de un alojamiento más amplio – ayudará a llevar a cabo los múltiples compromisos de la misión de la Santa Sede y de la Iglesia católica en este país.

Cercanía del Papa

El arzobispo venezolano llevó a los presentes el saludo del Papa, quien, tanto en su viaje de 2016 como en sus encuentros con los representantes políticos y eclesiales de Armenia, siempre ha mostrado una gran cercanía al pueblo armenio.

“Esta nueva Nunciatura Apostólica es un signo claro de la solicitud y preocupación del Santo Padre por el pueblo de este noble país”

Así lo remarcó monseñor Peña Parra, explicando que "es el deseo del Papa Francisco que esta nueva casa ayude al Nuncio Apostólico a realizar su misión en la República de Armenia y en la comunidad cristiana local." 

Sólidas relaciones bilaterales

El nuevo edificio es también signo de las sólidas relaciones bilaterales que ya existen entre la Santa Sede y la República de Armenia, que hace pocos años decidió abrir una embajada en la Santa Sede y nombrar un embajador residente. La inauguración de la oficina de Ereván es, por tanto, una oportunidad para "corresponder" a ese gesto, con la esperanza de una constante profundización de los lazos recíprocos. En este sentido, el sustituto recordó los próximos aniversarios – en 2022 y 2023 respectivamente – del 30º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas armenio-vaticanas y del nombramiento del primer Nuncio apostólico. Y señaló:

“Las buenas relaciones bilaterales entre la República de Armenia y la Santa Sede se deben, en gran medida, a nuestro mutuo aprecio por el papel positivo que desempeña la religión en la sociedad civil”

Además, monseñor Peña Parra recordó que Armenia fue la primera nación en abrazar la fe cristiana, que "ha sostenido a este gran pueblo, especialmente en los momentos difíciles de su historia" y "ha contribuido a formar el rico patrimonio espiritual y cultural de Armenia."

La herencia del pueblo armenio

Esta herencia seguirá inspirando y enriqueciendo a las futuras generaciones de armenios: "Con una cultura tan rica e impregnada de tradición, por no hablar de las experiencias de dolor y sufrimiento provocadas por la discriminación y la persecución, Armenia tiene muchas y valiosas lecciones que enseñar a la comunidad internacional en este sentido", dijo monseñor Peña Parra. A la vez que añadió:

“La Santa Sede espera con gran expectación que continúe la cooperación bilateral con Armenia en muchas cuestiones, especialmente las relativas a la libre expresión de la religión y a la dignidad de toda vida humana, para que podamos aprender de la historia y evitar que se repitan algunos de sus capítulos más oscuros”

Hacia la plena comunión

De ahí un pensamiento para la Iglesia apostólica armenia y la esperanza de que la nueva “casa del Papa” en Armenia pueda ser vista como "una afirmación más" de la comunión con la Iglesia católica y "nos lleve un paso más a la realización del deseo del Señor de unidad entre sus seguidores". Junto a esto, el sustituto expresó su deseo de que la Nunciatura en Ereván sea para la pequeña comunidad católica local:

“Un signo de la cercanía del Santo Padre y un fuerte estímulo para vivir su fe con alegría y en comunión con nuestros hermanos de la Iglesia apostólica armenia”

Reunión en el Ministerio de Asuntos Exteriores

Entre las citas de su viaje a Armenia, hasta el 29 de octubre, monseñor Peña Parra participó en una reunión de alto nivel en el Ministerio de Asuntos Exteriores, organizada por el ministro Ararat Mirzoyan. También esto, dijo el prelado, es una confirmación de la "relación de cooperación y amistad" que siempre ha existido entre la Santa Sede y la República de Armenia.

En su discurso, el sustituto agradeció al Presidente de la República y al Gobierno armenio que "instaran a la Santa Sede a abrir una representación diplomática en Armenia". También agradeció al Nuncio apostólico, José Bettencourt, su labor en la creación de esta nueva oficina. Un proyecto que, "a pesar de la escasez de recursos y el personal disponible", se realizó en pocos meses.

 

Esto es "porque todos hemos creído en ella", subrayó monseñor Peña Parra, quien se mostró seguro de que la nueva Nunciatura "será para Armenia y para la comunidad internacional en general un símbolo de la necesidad de tender puentes, de crear oportunidades de encuentro y de abrir nuevos caminos para una paz justa y duradera en esta región".

Colaboración por el bien común y la paz

En este sentido, el arzobispo reiteró el apoyo de la Santa Sede de Roma a la Santa Sede de Echmiadzín "por el bien común y el desarrollo integral del pueblo armenio", así como al Gobierno armenio y a la comunidad internacional por "la paz y el desarme, los derechos humanos, el desarrollo humano y cultural, la libertad religiosa y la protección y preservación del medio ambiente".

27 octubre 2021, 14:41