Buscar

Vatican News

Covid. Bambino Gesù: Primer trasplante pediátrico del mundo de un donante positivo

A mediados de mayo se realizó la operación de un niño de 15 años que ha recibido con éxito un nuevo corazón, tratado con anticuerpos monoclonales. La operación fue posible gracias a una dispensa del Centro Nacional de Trasplantes que, a su vez, ya había autorizado al Policlínico de Sant'Orsola de Bolonia a realizar un trasplante a un hombre de 64 años, ahora en buen estado de salud.

Benedetta Capelli - Ciudad del Vaticano

"Una elección que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte". Las palabras del profesor Antonino Amodeo, Jefe de la compleja estructura de descompensación, trasplante y asistencia mecánica cardiorrespiratoria del Hospital “Bambino Gesù” de Roma, son las que mejor explican el significado de lo ocurrido a mediados de mayo en el Hospital Pediátrico de la Santa Sede.

Es el primer caso pediátrico en el mundo de trasplante de corazón de un donante positivo al SARS-CoV-2 a un paciente negativo. El muchacho de 15 años, que padece una miocardiopatía dilatada, una enfermedad que compromete la capacidad del corazón para bombear eficazmente la sangre al cuerpo, fue tratado después del trasplante con anticuerpos monoclonales para eliminar el riesgo de que pudiera desarrollar el Covid-19. Los anticuerpos monoclonales o inmunoglobulinas (Ig) son proteínas producidas por los linfocitos B, un tipo de glóbulo blanco, cuya función es reconocer y unirse a moléculas específicas. Para llevar a cabo el procedimiento, se necesitaron autorizaciones especiales – el trasplante sólo se permite en pacientes positivos o curados de Covid – tanto del Centro Nacional de Trasplantes (CNT) como de la Agencia Italiana del Medicamento (AIFA). Una luz verde que hizo posible la operación. Las pruebas realizadas posteriormente demostraron que el niño estaba protegido contra la infección por Sars-CoV-2 gracias a la presencia en su sangre de una cantidad significativa de anticuerpos específicos.

El trasplante, una oportunidad única más que rara

"En el ámbito pediátrico – explica el profesor Antonino Amodeo – encontrar un corazón compatible para un trasplante es más difícil que en los adultos. En el último año, debido a la pandemia y a las restricciones adoptadas para combatirla, estas dificultades han aumentado aún más". "Encontrar un corazón compatible para un trasplante – añade – suele ser una oportunidad única más que rara. Por eso hemos hecho todo lo posible para que el niño en lista de espera pudiera obtener el órgano que esperaba". El muchacho padecía una miocardiopatía dilatada, considerada una enfermedad rara en los niños porque hay 0,57 casos por cada 100.000 personas en la edad pediátrica. En los adultos, la frecuencia es de aproximadamente 1 de cada 2.500 casos. En lista de espera desde septiembre de 2020, el joven de 15 años sufrió un paro cardíaco que requirió apoyo de ECMO, una técnica de circulación extracorpórea que se utiliza temporalmente cuando se produce una insuficiencia cardíaca o respiratoria grave. Poco después, se sometió a una operación para implantarle un corazón artificial, una solución puente que le salvó la vida mientras esperaba un corazón compatible para el trasplante.

Hospital Bambino Gesú, trasplante de corazón
Hospital Bambino Gesú, trasplante de corazón

Luz verde del CNT y de la AIFA

En mayo de 2021 se encontró un corazón compatible en un donante positivo al SARS-CoV-2: una hipótesis no contemplada por la ley. "Para evaluar el riesgo de transmisión del virus CoV-2 del SRAS, se han realizado numerosos estudios – señala el profesor Carlo Federico Perno, Jefe de Diagnóstico de Microbiología e Inmunología del Bambino Gesù – en el sistema respiratorio, en la sangre y en el corazón del donante, utilizando técnicas bastante sofisticadas que, en conjunto, han demostrado un riesgo muy bajo de transmisión viral. Esto nos ha permitido dar luz verde al trasplante". Tras la autorización y las minuciosas evaluaciones del Centro Nacional de Trasplantes, la Agencia Italiana del Medicamento dio su visto bueno, derogando el protocolo actual para utilizar anticuerpos monoclonales en el niño receptor, con el fin de reducir aún más el ya bajo riesgo de infección. De hecho, el protocolo permite su uso sólo en pacientes que ya sufren de Covid-19 y bajo ciertas condiciones. "La operación – explica el profesor Paolo Palma, Jefe de Inmunología Clínica y Vacunología del Hospital Bambino Gesù – es el resultado de un proceso multidisciplinar en el que el aumento de las herramientas para el tratamiento del SARS-SoV-2, como la vacuna, las terapias monoclonales y los antivirales, ha llevado al desarrollo de una serie de herramientas, tanto de investigación como clínicas, que han abierto perspectivas hasta hace poco impensables".

Seis trasplantes de corazón en dos semanas

En 15 días en el Hospital Bambino Gesù, entre el 4 y el 19 de mayo, se realizaron otros 5 trasplantes de corazón: 3 de estos 6 trasplantes fueron en pacientes con cardiopatías congénitas, los otros trasplantes de corazón se realizaron en personas a las que se les había implantado corazones artificiales como solución puente mientras se esperaba un órgano compatible para el trasplante. Cada año en el Departamento de Cirugía Cardíaca, Cardiología y Trasplante Cardíaco-Pulmonar del Bambino Gesù se realizan unas 2.000 operaciones cardíacas, cateterismos cardíacos y procedimientos de electrofisiología. En 2020, en concreto, el año del Covid, hubo más de 1.700 ingresos ordinarios, 5.500 hospitales de día y más de 62.000 servicios ambulatorios. En todo el año 2020 se realizaron 7 trasplantes de corazón y 10 implantes de corazón artificial.

Operación en el Hospital de la Santa Sede
Operación en el Hospital de la Santa Sede

Policlínico Sant'Orsola el trasplante en un hombre adulto

"No dejar a nadie atrás, nunca": este es el lema que acompañó al equipo médico del Policlínico Sant'Orsola de Bolonia al realizar un trasplante de corazón de un paciente positivo al SARS-CoV-2 a un paciente negativo, en este caso un hombre de 64 años. La operación, la primera del mundo, tuvo lugar a finales de abril y el receptor del trasplante fue dado de alta el 1 de junio. El donante, que había dado positivo al Covid, había dado negativo, pero aún estaba dentro de la ventana de control de 15 días, habían pasado 10. "No pedir una derogación al protocolo -afirman del hospital de Bolonia – habría significado no poder utilizar el órgano, marcando así dramáticamente el destino del receptor. El trasplante, por su parte, además de devolver la vida al paciente, nos proporciona numerosos elementos de conocimiento sobre el Covid que permitirán un uso aún más preciso de los órganos donados en el futuro". En 2021 se realizaron 14 trasplantes de corazón en el Policlínico de Sant'Orsola, incluidos dos pediátricos. Sólo en el último mes se realizaron 6 trasplantes y el 26 de mayo se realizaron 2 simultáneamente, a un adulto y otro pediátrico.

Centro Nacional de Trasplantes, los hechos nos han dado la razón

"Inmediatamente se activaron los procedimientos de vigilancia infecciosa – se lee en un comunicado del Centro Nacional de Trasplantes – y se evaluó para ambos pacientes que el riesgo de muerte o de evolución de enfermedades graves relacionadas con el mantenimiento de la lista de espera era mayor que la posible transmisión de enfermedades desde el donante". El curso posterior al trasplante nos dio la razón y los receptores están ahora bien y han vuelto a casa". El Centro ha concedido una exención a ambos hospitales – el Policlínico Sant'Orsola y el Hospital Bambino Gesù – al protocolo en vigor que permite los trasplantes de órganos vitales procedentes de donantes que dieron positivo al coronavirus y murieron por otras causas, pero sólo en receptores positivos en el momento del trasplante o ya inmunizados debido a una enfermedad o vacuna anterior. "Desde la activación, el pasado mes de diciembre, del protocolo experimental, el primero de este tipo a nivel internacional, se han realizado diecinueve trasplantes de donantes con Sars-Cov-2. Aparte de los dos trasplantes de corazón, las otras diecisiete operaciones afectaron al hígado y se realizaron exclusivamente en pacientes que ya habían tenido el Covid-19, ninguno de los cuales sufrió una reinfección tras recibir el nuevo órgano". Ocho Hospitales participaron en el programa experimental: la mayoría de las operaciones (ocho) fueron realizadas por el Centro de Trasplante Hepático del Hospital Molinette de Turín, mientras que las demás se llevaron a cabo en el Ismett de Palermo, el Sant'Orsola de Bolonia, el Hospital Niguarda de Milán, el Policlínico de Bari y, en Roma, en el San Camillo, el Policlínico Tor Vergata y el Bambino Gesù. Hay dieciséis hospitales en los que se realizaron donaciones de órganos, con el apoyo de ocho coordinadores regionales de la Red Nacional de Trasplantes: cinco en Piamonte, tres en Toscana, dos en Lombardía, dos en Apulia y uno por región en Abruzos, Lacio, Liguria y Sicilia.

10 junio 2021, 10:00