Buscar

Vatican News

ROACO, Sandri: "Gotas de ayuda en el océano de la necesidad"

En el marco de la 94ª Asamblea Plenaria de la ROACO, el Cardenal Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales celebró la misa y a continuación inauguró los trabajos de la red de organizaciones que apoyan a las comunidades eclesiales de Oriente Medio y África: casi 300 proyectos financiados, varios de ellos destinados a afrontar la pandemia.

por Nicola Gori

Ventiladores pulmonares, kit de análisis, material para la prevención y contención de contagios en Israel, Palestina, Líbano, Iraq, Etiopía, Eritrea, Turquía y Ucrania, para un total de 19 proyectos y más de medio millón de euros asignados directamente por la Congregación para las Iglesias Orientales (CEC). A ellos se suman otros 298 proyectos en 22 países gracias a la actividad de coordinación e información llevada a cabo por la secretaría de la Reunión de las Obras para la Ayuda a las Iglesias Orientales, por un total de más de nueve millones de euros. Estos son los datos presentados por el cardenal prefecto Leonardo Sandri, esta mañana, martes 22 de junio, en la prolusión de la 94ª asamblea plenaria de la ROACO, que se celebra en Roma en la casa "Bonus Pastor" hasta el día 24.

"Una gota en el océano de las necesidades"

En cuanto al equipamiento médico, el cardenal argumentó que se trata de una ayuda concedida a través del fondo de emergencia de la CEC, en 2020, para hacer frente a los problemas y dificultades económicas creadas por la pandemia del Covid-19. Por tanto, es un instrumento de respuesta de emergencia que se creó recurriendo a la reserva del Fondo de Tierra Santa para garantizar determinadas asignaciones. En este contexto, el purpurado explicó que toda esta ayuda es una "gota en el océano de las necesidades, pero sigue siendo un precioso alivio para muchos hermanos y hermanas".

 

Asimismo, el cardenal recordó las ayudas que se presentaron al Papa Francisco al final de su felicitación de Navidad a la Curia Romana. Son muchas las peticiones que llegan al Dicasterio. Desde la India -dijo el prefecto- en particular desde dos hospitales católicos de Nueva Delhi y Trichur, llega "el clamor de ayuda para las instalaciones de oxígeno para los pacientes covídicos cuyo crecimiento en el país, como sabemos, se ha disparado en el último periodo".

La realidad de la pandemia

En este sentido, para el purpurado la pandemia, ha supuesto "una realidad que aún está lejos de ser erradicada en muchos de los países bajo la jurisdicción del Dicasterio, ha marcado ciertamente el año 2020, impidiendo nuestro habitual encuentro de junio, pero no se ha detenido, es más, ha aumentado la caridad y la solidaridad concreta". 

De hecho -señaló- "fuimos capaces de forzar algunos límites estatutarios, interviniendo en emergencias que normalmente son atendidas por organismos como Cáritas".

La explosión en el puerto de Beirut

Igualmente, Sandri subrayó que, lamentablemente, este año no sólo estuvo la pandemia como situación dramática social:

“El 4 de agosto, el eco de la terrible explosión en el puerto de Beirut repercutió en nuestros televisores y teléfonos móviles, marcando aún más a un país ya duramente golpeado por la crisis social y el bloqueo político agravado por las divisiones internas de los diferentes alineamientos”

De forma más general, para el purpurado, la pandemia ha ralentizado algunas dinámicas de la Iglesia en el Líbano: "Algunas órdenes religiosas han pospuesto la celebración de sus capítulos generales, así como los Sínodos de las Iglesias patriarcales".

La situación en Siria: urge reconstruir

En cuanto a Siria, el cardenal añadió que hay una "necesidad urgente de comenzar la reconstrucción, pero el tablero internacional sigue bloqueado, mientras la gente pasa hambre". Y hablando de la situación en Tierra Santa, Palestina, Israel y Jordania, Sandri hizo referencia a dos puntos concretos: el estatus de la Universidad Americana de Madaba, y el de la Universidad de Belén.

En 2020 -añadió el purpurado- la Colecta de Tierra Santa, redujo claramente su recaudación a la mitad, un factor que preocupa y que con el tiempo exigirá una reducción de las subvenciones ordinarias y extraordinarias y del sistema de becas.

Etiopía y el conflicto en Tigray

El Prefecto analizó también la situación en Etiopía, la cual describe como "preocupante" por el conflicto en la región de Tigray: "Las laceraciones en el tejido interno son fuertes".

"Dios nos llama a servirla cada día"

Previamente a la presentación, Sandri presidió la celebración eucarística, en la que hizo hincapié sobre la importancia de "vivir siempre la experiencia de la ROACO como un momento de asombro y humildad, confiando sobre todo en el Señor y en su cercanía antes de confiar en nuestras propias fuerzas, proyectos e iniciativas".

"Dios nos llama a servirle cada día y a ser colaboradores de su obra de salvación prestando nuestra ayuda a la vida de las Iglesias católicas orientales", concluyó el cardenal indicando que su existencia, a pesar de los cambios del tiempo, "es tanto más preciosa para nosotros en la medida en que somos conscientes de que de esas tierras nos llegó, hace dos milenios, la Palabra que es fuente de vida".

22 junio 2021, 17:32