Buscar

Vatican News
Un fiel que reza Un fiel que reza  

"Salvar la Fraternidad – Juntos", por una Iglesia abierta al mundo

Es el llamamiento de un grupo de teólogas y teólogos provocado por la “Fratelli tutti” del Papa Francisco. Una invitación a la Iglesia para dialogar y confrontarse en un clima de "fraternidad espiritual"

Vatican News

"La Iglesia no es una aristocracia espiritual de elegidos, sino una tienda hospitalaria que guarda el arco iris de la alianza entre Dios y la criatura humana. La fe aprenderá a habitar los lenguajes del mundo secular, sin perjuicio de su anuncio de la cercanía de Dios". Este es un pasaje del llamamiento "Salvar la Fraternidad – Juntos", escrito por un grupo de diez teólogas y teólogos, por iniciativa de monseñor Vincenzo Paglia, presidente de la Academia Pontificia para la Vida, y por monseñor Pierangelo Sequeri, decano del Instituto Teológico Pontificio Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y la Familia.

Una provocación que hay que asumir

Un llamamiento que nace de la provocación de la Encíclica Fratelli tutti del Papa Francisco, de donde nace la necesidad de abordar una serie de cuestiones sobre las que reflexionar. "La propuesta – se lee en un comunicado – es recoger el sentido profundo de esta provocación definitiva – dirigida a una Iglesia solicitada a abrirse y a un mundo tentado a cerrarse – inaugurando el clima de una "fraternidad intelectual" que rehabilite el alto sentido del "servicio intelectual" por el que los profesionales de la cultura – teológicos y no teológicos – se deben a la comunidad”.

Un diálogo más asiduo

Monseñor Paglia, en el epílogo que cierra el Llamamiento, exhorta a las instituciones eclesiales a poner de su parte "para promover un diálogo más profundo y asiduo entre la inteligencia de la fe y el pensamiento de lo humano". En esta renovación, la teología y la pastoral – escribe – convergen, como las dos caras de una misma acción". El llamamiento pide "un cambio en el pensamiento de la época". "No desprecien el Nombre de Dios, al que la invocación de los creyentes sinceros se dirige por todos los hombres y mujeres del planeta, y por el que – se lee – los mismos creyentes se ponen a disposición para interceder por todos los pobres y abandonados. Critíquennos a nosotros cuando deban – e incluso cuando no deban – pero custodien con respeto el misterio – incluso para ustedes insondable – del Nombre de Dios”.

“La reciente encíclica ‘Fratelli tutti’ nos anima a imaginar la nueva perspectiva de este diálogo como la declinación efectiva y necesaria de una fraternidad intelectual al servicio de toda la comunidad humana”

08 junio 2021, 15:19