Buscar

Vatican News
100 años de relaciones diplomáticas entre Letonia y la Santa Sede 100 años de relaciones diplomáticas entre Letonia y la Santa Sede  (Ilmars_Znotins)

Letonia-Santa Sede. Gallagher: 100 años de plena colaboración

"La diplomacia vaticana al servicio de la Iglesia y de la humanidad". Palabras de Monseñor Paul Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados, al intervenir ayer por la tarde en la Universidad María Santísima Asunta (LUMSA) en la presentación del libro "100 años con espíritu de verdad y confianza". Relaciones diplomáticas entre la República de Letonia y la Santa Sede.

Lisa Zengarini - Ciudad del Vaticano

En la base de la diplomacia papal está "el vínculo indisoluble entre la Iglesia y la humanidad" y los valores que defiende y persigue "siempre han estado presentes" en sus relaciones diplomáticas. Así lo recordó Monseñor Paul Gallagher, Secretario del Vaticano para las Relaciones con los Estados, al intervenir ayer por la tarde en la Universidad María Santísima Asunta (LUMSA) en la presentación del libro "100 años con espíritu de verdad y confianza". Relaciones diplomáticas entre la República de Letonia y la Santa Sede".

Lo que "da sustancia y credibilidad" a la acción diplomática de la Santa Sede -dijo monseñor Gallagher- es su "conexión" con el bien de la Iglesia y de la familia humana. Su objetivo, de hecho, es la búsqueda de los valores fundamentales de la persona y la comunidad humana en todas sus dimensiones: desde el "valor incondicional" de la vida y la dignidad humana hasta el valor "único e insustituible" de la familia, pasando por la justicia social, la paz y la libertad religiosa.

Si "la Iglesia admite las legítimas multiplicidades y diversidades" del mundo secular -explicó el Secretario para las Relaciones con los Estados-, "debe mantenerse alejada de un pluralismo entendido como relativismo moral" que, en última instancia, corroe también la democracia.

"Hoy en día, desgraciadamente -continuó monseñor Gallagher- prevalece la idea errónea de que es la ley la que determina la ética y no la ética la que tiene la primacía". En este sentido, los cristianos están llamados a velar por que la ley esté "enraizada en la objetividad de la naturaleza, y no en la subjetividad de la voluntad del legislador o, peor aún, en la popularidad de la cultura dominante". Por eso -subrayó- la Santa Sede, a través de su actividad diplomática, nunca dejará de apoyar la voz de las Iglesias locales en defensa de la visión cristiana del hombre, que "ha demostrado a lo largo de los siglos ser mucho más dinámica y realista" que otras visiones ideológicas de corta duración. Sin un horizonte ético y una referencia a lo trascendente, de hecho, "no será posible ninguna construcción o reconstrucción de la civilización humana".

Y es precisamente la capacidad de permanecer anclado a esta dimensión trascendente, con la "fuerza de una cultura impregnada por la fe cristiana", observó Monseñor Gallagher, lo que ha permitido a Letonia renacer y encontrar la libertad perdida tras décadas bajo el yugo soviético. Estos aspectos -señaló- los destacaron San Juan Pablo II y el Papa Francisco con motivo del histórico viaje apostólico de 1993, tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas del país con la Santa Sede, y el de 2018 por el centenario de la independencia.

En la presentación del volumen intervinieron, entre otros, el viceprimer ministro letón Janis Bordans, ministro de Justicia encargado de los asuntos religiosos, en representación del presidente Egils Levits, que fue recibido ayer en audiencia por el papa Francisco. Al repasar los momentos más destacados de las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y la República de Letonia en estos cien años, Bordans quiso recordar el constante apoyo prestado por la Sede Apostólica a Letonia, especialmente durante los años de opresión soviética. A continuación, el Ministro destacó el espíritu de colaboración que ha caracterizado las relaciones entre la Iglesia y el Estado en la República de Letonia durante estos treinta años de independencia. 

Editado por el sacerdote Mikhail Volohov y la profesora Inese Runce, el volumen "100 años con un espíritu de verdad y confianza". Relaciones diplomáticas entre la República de Letonia y la Santa Sede" y realizado en colaboración con la Secretaría de Estado de la Santa Sede, el Comité Pontificio para las Ciencias Históricas y los Archivos Nacionales de Letonia, reúne una serie de documentos de archivo inéditos sobre las relaciones entre Letonia y la Santa Sede en los años comprendidos entre 1918 y 1958.

 

11 mayo 2021, 17:56