Buscar

Vatican News
El Cardenal Pietro Parolin preside el funeral de Monseñor del Blanco ante la presencia del Papa Francisco El Cardenal Pietro Parolin preside el funeral de Monseñor del Blanco ante la presencia del Papa Francisco  (Vatican Media)

Funeral de Monseñor Félix del Blanco Prieto en San Pedro

Se celebraron hoy en el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro, los funerales del Arzobispo Félix del Blanco Prieto, fallecido el pasado 10 de abril en el Hospital Gemelli de Roma a los 83 años. El Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Su Santidad presidió la misa ante la presencia del Papa Francisco

Vatican News

En su homilía, el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Su Santidad recordó la figura del prelado español, nacido en Mogrovejo el 15 de junio de 1937:

“Monseñor del Blanco por voluntad del Padre celestial tuvo la inmensa gracia de ser de Cristo”

Y añadió que se trata de una pertenencia que comenzó con el Bautismo, continuó con la ordenación sacerdotal, en 1961, y episcopal en 1991, y se expresó "en una vida concebida y gastada como servicio". Un servicio – continuó el Cardenal Parolin – que ejerció "esencialmente" en favor de la Santa Sede, primero como colaborador del entonces Secretario de Estado, el Cardenal Agostino Casaroli, y luego como nuncio, principalmente en África, "suscitando estima y buena voluntad en todas partes". Mientras desde el año 2007 y hasta el 2012 fue Limosnero del Benedicto XVI, "ejerciendo la caridad hacia los pobres" en nombre del Papa.

 

"Durante su larga vida, rica de encuentros y experiencias" – añadió el Cardenal Secretario de Estado – conoció a personas de todos los ámbitos y de culturas tan diferentes entre sí, dando testimonio de "amabilidad, comprensión y paciencia en sus relaciones con el prójimo", tratando de señalar – siguiendo la mejor tradición de la diplomacia papal – "la verdad y el auténtico bien de las personas con la respetuosa delicadeza que brota de la caridad". Y concluyó diciendo:

“Monseñor del Blanco deja un importante legado espiritual: el testimonio de la total pertenencia a Cristo, que se tradujo en la búsqueda constante del Reino de Dios por encima de todo, en el cumplimiento fiel de su propio deber, y con el ejemplo de una inquebrantable confianza en Dios en cualquier circunstancia de su vida, incluso en el momento del sufrimiento y de la enfermedad”

15 abril 2021, 16:04