Buscar

Arte que consuela
Vatican News

Museos Vaticanos: El arte y la derrota de la muerte #4

"Proclamar a Cristo significa mostrar que creer en Él y seguirle no sólo es algo verdadero y correcto, sino también hermoso. El corazón del Evangelio es la belleza del amor salvador de Dios manifestado en Jesucristo muerto y resucitado". Inspirada en estas palabras de Francisco, continúa la colaboración entre los Museos Vaticanos y Vatican News: las obras maestras de las colecciones papales acompañadas de las palabras de los papas.

Giovanni Bellini (1427-1516), Llanto sobre Cristo muerto, con los santos José de Arimatea, Nicodemo y María Magdalena (1475 ca.), panel de retablo; óleo sobre tabla. Pinacoteca Vaticana. © Museos Vaticanos

Esta conmovedora y armoniosa obra de Giovanni Bellini, pintada entre los años 1473-1475, transmite una catártica y suprema aceptación de la voluntad de Dios hasta el extremo sacrificio de Cristo: el llanto de los protagonistas, agotados por el dolor, es silencioso. En la pintura falta la Virgen; solo están representados José de Arimatea, Nicodemo y la Magdalena que, con el rostro surcado de lágrimas, realiza el piadoso gesto de ungir la herida del clavo en la mano de Cristo. Como en el arte flamenco, también Bellini pinta las lágrimas según la teoría de la imitatio lacrimarum, para inspirar la compasión y la participación del observador y favorecer el camino de perfeccionamiento espiritual del devoto.

© Museos Vaticanos

““Ciertamente, es preciso pasar por la muerte, pero ya con la certeza de que nos encontraremos con el Padre cuando «este cuerpo corruptible se revista de incorruptibilidad y este ser mortal se revista de inmortalidad» (1 Co 15, 54). Entonces se verá claramente que «la muerte ha sido devorada en la victoria» (1 Co 15, 54) y se la podrá afrontar con una actitud de desafío, sin miedo: «¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?» (1 Co 15, 55)”.”

                                                                                                                                                                                                (San Juan Pablo II, Audiencia General, 2 junio 1999)


#Bellezaqueune

Instagram: @vaticanmuseums @vaticannews

Facebook: @vaticannews


a cargo de Paolo Ondarza

09 marzo 2021, 10:00