Buscar

Vatican News
2021.03.02  LIbro del Cardenal Filoni  sobre la Iglesia en Iraq 2021.03.02 LIbro del Cardenal Filoni sobre la Iglesia en Iraq 

Filoni: el Papa en Irak para alentar a los cristianos y la convivencia civil

El Gran Maestre de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén habla de la realidad de la Iglesia que Francisco se dispone a visitar, ya ilustrada hace algunos años en un libro de la Lev que condensa los años pasados como nuncio apostólico en la tierra del Tigris y del Éufrates

Eugenio Bonanata - Ciudad del Vaticano

Para ponerse en sintonía con el inminente viaje apostólico de Francisco, existe una herramienta que ayudaría en no poca medida a comprender la realidad compuesta de una tierra antigua y atormentada, que este 5 de marzo por primera vez abrazará a un Sucesor de Pedro. "La Iglesia en Irak. Historia, desarrollo y misión, desde los inicios hasta la actualidad" (páginas 256, 16,00 euros). Se trata de un volumen publicado en 2016 por la Librería Editrice Vaticana, que hoy vuelve a ser noticia a pocas horas de la partida del Papa a Bagdad. Fue escrito por un experto en el tema, el cardenal Fernando Filoni, Gran Maestre de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, y uno de los miembros de la delegación papal que viajará en el vuelo papal. El cardenal conoce muy bien el país, al que acudió tras el derrocamiento del Isis y donde pasó cinco años como nuncio apostólico, de 2001 a 2006.

Espíritu de renacimiento

"El libro", dice el cardenal Filoni, "es un poco como una ventana: mirando en ella se puede descubrir la riqueza de esta Iglesia, de esta comunidad, de estas tradiciones y de esta cultura. En particular, demuestra que la Iglesia iraquí no fue evangelizada por los misioneros, sino que es original. "Tan cierto es", observa, "que afirman con razón haber sido evangelizados directamente por un apóstol, Santo Tomás". Y eso no es todo: "También presumen de una lengua muy cercana y similar a la del Señor". Estas dinámicas, sin embargo, no se conocen en absoluto en Occidente a pesar de que la deuda de la Iglesia latina con ellas es enorme. "Esta realidad", sostiene el cardenal, "necesita sentir la fraternidad de toda la Iglesia, pero también de todo el mundo oriental". He aquí, pues, el valor de la llegada de Francisco, tras el choque resultante de la intervención del Isis, que sembró la muerte y la destrucción, reduciendo drásticamente la presencia cristiana en el país. El viaje del Papa, continúa el cardenal Filoni, es "una oportunidad muy favorable para que, aun siendo una minoría en esta tierra, los cristianos no se sientan marginados, sino que formen parte de la vida de toda la Iglesia universal."

En la línea de la hermandad

Además del estímulo a la comunidad cristiana, hay que tener en cuenta el tema del diálogo interreligioso. Este ámbito - advierte el cardenal - no sólo se refiere a las relaciones entre el Islam y las numerosas minorías presentes, sino sobre todo a las dinámicas internas del propio Islam y, por tanto, a las relaciones entre chiíes y suníes. "Francisco afirmará su línea basada en la fraternidad", dice el cardenal Filoni, invitando a considerar también otra dimensión importante: la de la convivencia civil. El objetivo de los dirigentes iraquíes es superar la inestabilidad y las divisiones entre los distintos componentes para abrazar un modelo de desarrollo y progreso lo más igualitario posible, que eleve la fuerza del diálogo, la unidad y el bien común.

Un sueño hecho realidad

Todo ello teniendo en cuenta el marco internacional de la emergencia sanitaria y de un viaje largamente deseado por el Papa. Sobre este punto, el cardenal Filoni señala que "no se puede esperar un tiempo feliz para hacer viajes papales", recordando el precedente de Centroáfrica y viceversa el sueño incumplido de San Juan Pablo II, que no logró realizar el proyecto de ir a Ur, a la tierra de Abraham, para el Jubileo del 2000. El cardenal Filoni recuerda que, en aquel momento, las milicias chiítas se habían impuesto en la zona y no había garantías de seguridad como para permitir la visita de Karol Wojtyla.  Una página compleja de la historia que ahora ha encontrado el desenlace largamente esperado en el corazón de los papas.

 

03 marzo 2021, 09:59