Buscar

Vatican News
En la ceremonia de conmemoración de los Pactos de Letrán, el cardenal Parolin y el presidente Mattarella En la ceremonia de conmemoración de los Pactos de Letrán, el cardenal Parolin y el presidente Mattarella   (ANSA)

Clima pacífico y constructivo entre Italia y la Santa Sede

Encuentro bilateral en recuerdo de los Pactos de Letrán. La familia, la escuela, el medio ambiente y la pandemia en el centro de las conversaciones. El Cardenal Secretario de Estado del Vaticano reitera la centralidad de las políticas familiares. Para el cardenal Bassetti es necesario tener confianza en el futuro

Alessandro Guarasci - Ciudad del Vaticano

Dos horas de conversaciones que confirman las excelentes relaciones entre Italia y la Santa Sede. Por la tarde, el encuentro bilateral en el Palacio Borromeo 92 años después de los Pactos de Letrán. Fue la primera cumbre de este tipo para el nuevo Primer Ministro italiano Mario Draghi. Estuvieron presentes, entre otros, el presidente Sergio Mattarella, el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, y el presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, cardenal Gualtiero Bassetti.

Parolin: apoyo a la familia

"Fue un confronto sereno, con la voluntad de volver a situar a la familia en el centro - subrayó el cardenal Pietro Parolin -. Se presentó el plan de acción del Gobierno y estuvimos muy atentos a él, sobre todo en su voluntad de volver a situar a la familia en el centro y de apoyarla con políticas familiares adecuadas". Entre los temas que se abordaron se encuentra también la presidencia italiana del G20. "Hemos subrayado la contribución ética de la Santa Sede - añadió Parolin -que es de carácter ético y de tener un enfoque diferente también sobre temas medioambientales. Creemos que nuestra contribución es en el plano de la educación y un nuevo estilo de vida. La confrontación nos deja tranquilos".

Sobre la pandemia, Bassetti reitera que "el alba llegará"

"Hablamos de todos los problemas de mayor urgencia en este momento, empezando por la familia, la escuela, los jóvenes y las relaciones entre las instituciones. El ambiente fue bueno y constructivo", añadió el cardenal presidente de los obispos italianos, Gualtiero Bassetti, "Hubo convergencia en todos los temas, incluida la política exterior, que es la más compleja, y también en la migración. En efecto, hubo un intercambio sereno y abierto. Subrayamos los problemas comunes de esta pandemia". Y precisamente sobre el Covid, el presidente del CEI destacó que "estamos en una situación surreal. A veces me despierto por la mañana y pienso que ha sido un mal sueño. Soy optimista, tenemos que llevar una gran esperanza para que la gente entienda que la noche es larga pero que el amanecer llega como dice el centinela de Isaías. También depende de nosotros construirlo con un compromiso activo. Sobre todo pensando en los jóvenes que son los más perdidos por todos los cierres de la pandemia. No es el momento de pensar en nosotros mismos, sino, como dice el Papa, de ser el samaritano que se inclina donde hay necesidad para curar al herido".

Cumplimiento de las medidas anti-Covid

Debido a la emergencia relacionada con la pandemia, la tradicional recepción se canceló y se sustituyó por una exposición de artistas y diseñadores contemporáneos, visitada por las dos delegaciones al final de la cumbre y del acto de celebración. Los encuentros se desarrollaron en pleno cumplimiento de las normas anti-Covid.

03 marzo 2021, 11:02