Buscar

Vatican News
La portada del libro de Mimmo Muolo La portada del libro de Mimmo Muolo 

Parolin: no somos islas, el sentido de comunidad ayuda en el dolor

En la presentación del libro "Per un altra strada - La Leggenda del Quarto Magio", del vaticanista Mimmo Muolo, el cardenal Secretario de Estado vincula algunos pasajes a los temas centrales del magisterio de Francisco. Reitera que uno no se salva a sí mismo, que imitar a Cristo significa ampliar el horizonte de amor a los enemigos, que nunca debemos perder la esperanza en la misericordia de Dios.

Antonella Palermo - Ciudad del Vaticano

El Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, habló a través de un videomensaje en la presentación en línea del último libro del periodista Mimmo Muolo "Per un'altra strada - La Leggenda del Quarto Magio" ("Por otro camino - La Leyenda del Cuarto (rey) Mago") transmitida en la página de Facebook y en el canal Paulino de YouTube. "Una encrucijada en la que confluyen los ríos de múltiples conocimientos, desde los históricos hasta los bíblicos, desde los teológicos hasta los filosóficos, que transforman el texto en una verdadera novela de formación". Así es como el cardenal define el texto, que es una relectura de la leyenda del cuarto mago, Artaban, metáfora de la vida del hombre contemporáneo en busca de Dios. Parolin señala que contiene las preguntas cruciales que en cada época habitan en el corazón del hombre y la mujer: se refieren a la existencia de Dios, el significado de la muerte del Mesías, el nacimiento de una Virgen, el drama del dolor del hombre.

Entre los diversos episodios mencionados, Parolin se centra en particular en el interrogatorio de Artaban sobre el asesinato de su padre y su maestro, el sacerdote Orode, por obra de un hombre que decía que se inspiraba en los dioses. La viuda Marjan es la portavoz de la respuesta en el libro: Dios ama y cultiva sus plantas, haciendo a veces injertos no para la muerte sino para el crecimiento. El dolor causado por la herida nos salvará un día. Según Parolin, se trata de una coyuntura narrativa importante, en la que surge cómo el autor anuda "los hilos de la Historia de la Salvación con la vida humana cotidiana hecha de busqueda, caídas, de subidas, de una necesidad de encontrar las huellas de Dios". El mensaje central del libro - como ilustra el cardenal - es que "no importa si llegamos tarde o temprano, lo que importa es no perder nunca el gusto, la pasión y el deseo del encuentro con el Señor de la vida, lo que nos hace conscientes de ser mujeres y hombres redimidos".

No nos salvamos solos

Hay tres puntos esenciales destacados por el cardenal en la presentación del libro en los que identifica una clara correspondencia con algunos mensajes clave reiterados en varias ocasiones por el Papa Francisco. El cardenal insiste en primer lugar en la "necesidad de proximidad, de actuar con espíritu comunitario y no como islas": esto es lo que Artaban aprende en su encuentro con Baltasar y esto es lo que el Pontífice repite a menudo, especialmente en esta época de pandemia. Cita su catequesis en la audiencia general del 2 de septiembre: "Para salir mejores de esta crisis, debemos hacerlo juntos. Juntos, no solos, juntos. Solos no, ¡porque no se puede! O se hace juntos o no se hace. Debemos hacerlo juntos, todos, en la solidaridad. Hoy quisiera subrayar esta palabra: solidaridad”. 

Amar a los enemigos confiando en la misericordia de Dios

Basándose en el texto de Muolo, Parolin vuelve a referirse al Papa cuando nos invita a amar, al estilo de Jesús, no sólo a quien nos está cerca y a quien nos ama, sino a los lejanos, a los extranjeros, a nuestros enemigos. Este es el depósito de la sabiduría cristiana. En el libro, el cuarto mago es invadido por el sentimiento de culpa por la expulsión de los tres magos de la casta liderada por el decano Assim. El aislamiento y la desesperación parecen ser el único camino posible. "Sin embargo, sólo cuando nos damos cuenta de nuestra propia fragilidad y pequeñez se abre ante nosotros el abrazo de la misericordia, que nos refresca y nos permite seguir nuestro viaje con un corazón renovado. El pecado no es la última palabra necesaria". También aquí Parolín retoma uno de los temas centrales del Magisterio de Francisco que, desde el inicio de su pontificado, insistió en la necesidad de que la vergüenza no se convirtiera en un obstáculo para pedir perdón al Padre, el infinitamente misericordioso.

Muolo: el camino del cuarto mago es una gran parábola para todos

La presentación -que puede ser vista aquí: https://www.youtube.com/watch?v=o0yALC9r96Q y que fue moderada por Alessandro Gisotti, Subdirector Editorial del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede- contó con la participación del escritor Raffaele Nigro, la hermana Gabriella Bottani, coordinadora de Thalita Kum (UISG), la hermana Mariangela Tassielli, directora de Paoline Editoriale Libri. El autor, que tomó la iniciativa de escribir este libro impulsado por una homilía de su párroco el día de la Epifanía, explica las razones de la actualidad de esta gran parábola, que no es una novela histórica: "el cuarto mago en su camino se encuentra con lo que podrían ser los migrantes de hoy, se encuentra con una prostituta obligada a la trata, se encuentra con una madre que quiere salvar a su hijo de la persecución religiosa. No nos salvará una filosofía - citando a Bendetto XVI - sino el encuentro". Y añade que es una lectura recomendada para todos porque no es un libro de confesión: "Hay que aprender la ciencia del amor, es la cuestión fundamental, más allá de los prejuicios.

 

04 diciembre 2020, 13:27