Buscar

Vatican News
Genius Vitae nace de la colaboración entre la Academia Pontificia para la Vida y la Universidad Católica de Milán . Genius Vitae nace de la colaboración entre la Academia Pontificia para la Vida y la Universidad Católica de Milán . 

Arranca "Genius Vitae": historias de fragilidad y espiritualidad

El proyecto nace de la colaboración entre la Academia Pontificia para la Vida y la Universidad Católica de Milán y tiene como objetivo contar, a través de un contenido multimedia, aquellas experiencias en el mundo que pueden conducir a un conocimiento humano más completo.

Michele Raviart - Ciudad del Vaticano

El padre Renato "Kizito" Sesana ayuda a miles de niños de los suburbios de Nairobi y de otras grandes ciudades africanas: excluidos de la familia, la educación y el futuro encuentran redención en los voluntarios de la comunidad de Koinonia. La tensión entre la oración personal y el diálogo con la ciudad de París de las fraternidades monásticas de Jerusalén y luego la vida en primera línea de los trabajadores del Hospital Juan XXIII de Bérgamo y el párroco de Nembro, símbolos de la lucha contra el coronavirus. Estas son algunas de las experiencias del proyecto "Genius Vitae", promovido por la Academia Pontificia para la Vida en colaboración con el Centro Arc (Antropología de la religión y del cambio cultural) de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán, presentado hoy online.

Las dos fronteras de la vida humana: la fragilidad y la espiritualidad

El objetivo de la iniciativa es encontrar y dar visibilidad a aquellos proyectos que "habitan en dos fronteras de la vida humana": la "fragilidad", entendida como pobreza, soledad y sufrimiento, y la "espiritualidad", en el sentido de apertura a la trascendencia, el misterio, la oración y el arte. Además, se trata también de "generar nuevas formas de conocimiento capaces de contrarrestar la hegemonía del reduccionismo tecnocientífico que hoy en día es cada vez más dominante a nivel mundial".

Una "genialidad cristiana"

Como explica Monseñor Vincenzo Paglia, presidente de la Academia Pontificia para la Vida, a lo largo de los siglos la tradición cristiana siempre ha prestado gran atención a este tema, "generando formas originales a través de las cuales avanzar hacia la vida y cuidarla": lugares del espíritu, como abadías y monasterios; lugares de atención como hospitales y albergues; lugares educativos-formativos como escuelas y universidades, a los que hay que añadir "realidades de inspiración cristiana capaces de establecer nuevas formas de desarrollo individual y social": bancos, cooperativas, empresas sociales. En este sentido, "se puede hablar de un verdadero genio cristiano", que "ha hecho de la Iglesia una red generativa, abierta al genio vitae y capaz de cuidarlo".

Más allá de un conocimiento subjetivo y tecnocrático

"Vivimos en una sociedad donde todo depende del conocimiento científico. Hemos hecho que la experiencia sea puramente subjetiva", dijo el profesor Mauro Magatti, director del Centro de Arco, Vatican News y "la hipótesis del Genio Vitae es que aquellos que permanecen y trabajan en las fronteras de la fragilidad y la espiritualidad no sólo hacen cosas buenas, sino que desarrollan un verdadero conocimiento de, en y sobre la vida. Un conocimiento que corre el riesgo de no estar disponible en el resto de la sociedad, porque el tipo de conocimiento que utilizamos es otro y muy valioso".

Un enfoque multimedial

En el sitio web geniusvitae.org ya están los contenidos multimedia que cuentan estas experiencias. De hecho, cada historia se narra desde cuatro puntos de vista, el científico-etnográfico de los investigadores de la Universidad Católica, una historia en vídeo que muestra los rostros y lugares de la realidad que se quiere contar, un mensaje del inspirador o creador de esa realidad y, por último, está la contribución de un artista que utilizará su propio lenguaje para expresar lo que esa experiencia sugiere. "La elección se hace sobre la base de la calidad y el intento de hacer reflexionar a la gente sobre un aspecto particular de la vida", explica de nuevo Magatti, "En 2021 pensamos que debemos seguir enfrentándonos a la cuestión de la cobardía" y una de las próximas historias será sobre el coronavirus en los Estados Unidos de América.

09 diciembre 2020, 15:58