Buscar

Vatican News
Sede de Palidoro del Hospital  Bambino Gesù Sede de Palidoro del Hospital Bambino Gesù  (Vatican Media)

Bambino Gesù: Conferencia sobre la Carta Samaritanus Bonus

La Congregación para la Doctrina de la Fe presentó el pasado 22 de septiembre el texto de la Carta “Samaritanus bonus” sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida. Y este miércoles 4 de noviembre, de 15.00 a 18.00, se llevará a cabo una conferencia online para profundizar los diversos aspectos de este documento

Vatican News

Este 4 de noviembre a partir de las 15.00 se lleva a cabo en el Hospital Infantil Bambino Gesù la Conferencia online sobre la Carta Samaritanus Bonus de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, que el Papa Francisco, aprobó el pasado 25 de junio ordenando su publicación.

Este documento se había decidido en la Sesión Plenaria de esta Congregación el 29 de enero de 2020, y fue firmado en su sede el 14 de julio en la memoria litúrgica de san Camilo de Lelis – Patrono de los enfermos y precursor de la Cruz Roja – por el Cardenal Prefecto, Luis Ladaria, y por el Secretario, Monseñor Giacomo Morandi, Arzobispo Titular de Cerveteri.

El 22 de septiembre pasado, la Congregación para la Doctrina de la Fe presentó el texto de esta Carta sobre la que se debatirá esta tarde, de 15.00 a 18.00 en una conferencia online. Además de la Presidenta del Hospital pediátrico Bambino Gesù, Mariella Enoc, participarán en este evento: Don Fermín González Melado, de la Congregación para la Doctrina de la Fe; la Dra. Nunziata Comoretto, de la Pontificia Academia para la Vida; el Profesor Pablo Requena, de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz y la Profesora Giorgia Brambilla, del Ateneo Regina Apostolorum. Mientras moderarán la reunión Don Luigi Zucaro, jefe del Departamento de Bioética y el Dr. Michele Salata.

En la introducción de la Carta Samaritanus Bonus sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida se lee que “el Buen Samaritano que deja su camino para socorrer al hombre enfermo es la imagen de Jesucristo que encuentra al hombre necesitado de salvación y cuida de sus heridas y su dolor con el aceite del consuelo y el vino de la esperanza” porque “Él es el médico de las almas y de los cuerpos y el testigo fiel de la presencia salvífica de Dios en el mundo”.

Acompañamiento del enfermo en fase terminal

Y ante las preguntas de “¿cómo concretar hoy este mensaje?” o “¿cómo traducirlo en una capacidad de acompañamiento de la persona enferma en las fases terminales de la vida de manera que se le ayude respetando y promoviendo siempre su inalienable dignidad humana, su llamada a la santidad y, por tanto, el valor supremo de su misma existencia?” se recuerda que “diversas Conferencias Episcopales en el mundo han publicado documentos y cartas pastorales, con las que han buscado dar una respuesta a los desafíos planteados por el suicidio asistido y la eutanasia voluntaria – legitimadas por algunas legislaciones nacionales – con una específica referencia a cuantos trabajan o se recuperan dentro de los hospitales, también en los hospitales católicos”.

Atención espiritual y dudas emergentes

Sin embargo, en la Carta se pone de manifiesto que “la atención espiritual y las dudas emergentes, en determinadas circunstancias y contextos particulares, acerca de la celebración de los Sacramentos por aquellos que intentan poner fin a la propia vida, reclaman hoy una intervención más clara y puntual de parte de la Iglesia”. Y todo esto con el fin de:

“Reafirmar el mensaje del Evangelio y sus expresiones como fundamentos doctrinales propuestos por el Magisterio, invocando la misión de cuantos están en contacto con los enfermos en las fases críticas y terminales (los familiares o los tutores legales, los capellanes de hospital, los ministros extraordinarios de la Eucaristía y los agentes de pastoral, los voluntarios de los hospitales y el personal sanitario), además de los mismos enfermos”

Y con la finalidad de “proporcionar pautas pastorales precisas y concretas, de tal manera que a nivel local se puedan afrontar y gestionar estas situaciones complejas para favorecer el encuentro personal del paciente con el Amor misericordioso de Dios”.

 

04 noviembre 2020, 10:32