Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo   (ANSA)

La ciencia es fundamental para la supervivencia de la humanidad

Tiene lugar desde hoy y hasta el 9 de octubre la Plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias, con la participación de líderes y expertos de diversas partes del mundo. La Plenaria 2020 de la Pontificia Academia de Ciencias se basa en la idea de que el papel de la ciencia es fundamental para la supervivencia de la humanidad, a raíz de la crisis del SARS-CoV-2/COVID-19, probablemente hoy más que nunca.

La Plenaria 2020 que se lleva a cabo del 7 al 9 de octubre sobre el tema “Ciencia y supervivencia” se basa en las deliberaciones de la Pontificia Academia de Ciencias a principios de este año, que condujeron a una declaración conjunta de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, y a un diálogo internacional durante un evento virtual sobre la Salud de las Personas, la Salud Planetaria, Nuestra Responsabilidad. Se basa en la idea de que el papel de la ciencia es fundamental para la supervivencia de la humanidad, a raíz de la crisis del SARS-CoV-2/COVID-19, aborda las interconexiones entre la salud, los riesgos a gran escala para las personas y la salud del planeta, así como las oportunidades que la ciencia nos ofrece para abordarlas y ayudar a resolverlas.

Se ha aprendido mucho sobre la pandemia de este año y el deber de los científicos de compartir y comparar sus hallazgos. Tal como publica la PAS, algunos de los antecedentes que constituyen la presente sesión plenaria, tienen que ver con el fortalecimiento de los sistemas de salud de cada país. De hecho, la crisis de COVID-19 nos está revelando la necesidad de una alerta temprana y respuestas oportunas, y “anticiparse a la curva para hacer frente a esas crisis mundiales - se recuerda - es crucial”.

Asimismo, fortalecer la investigación básica se revela fundamental, puesto que implica “mejorar la capacidad de detectar, responder y, en última instancia, prevenir o al menos mitigar desastres como las pandemias”. Tal es así que “la ciencia necesita más financiación a nivel nacional y transnacional para que los científicos dispongan de los medios para identificar los medicamentos y vacunas adecuados”. En el mismo sentido, otro de los puntos que constituyen un antecedente a esta plenaria es la importancia de la “cooperación mundial”, dado que problemas mundiales como las pandemias, o crisis menos visibles como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad”, así lo requieren.

De ahí que resulte también necesario “fortalecer la solidaridad y la compasión”, porque, tal como recuerda el Papa en Laudato si’, la prevención y la contención de las pandemias son un bien público mundial cuya protección requiere una mayor coordinación y una disociación temporal y adaptativa.

En un momento en que el multilateralismo basado en normas está en decadencia, - leemos -  la crisis de COVID-19 debe alentar un nuevo modelo de globalización, en el sentido de un modelo diferente, dirigido a la protección inclusiva de todos. “Ha llegado el momento de demostrar – recuerda la declaración - que la ‘Familia de Naciones’ (Pablo VI y Juan Pablo II) o la ‘Familia de Pueblos’ (Papa Francisco) son comunidades de valores con un origen común y un destino compartido.

07 octubre 2020, 16:23