Buscar

Vatican News

El nuevo sitio web de la Biblioteca Vaticana

Desde el pasado 16 de julio la Biblioteca Vaticana tiene un nuevo sitio web. Se han simplificado los procedimientos para solicitar reproducciones de manuscritos y otros materiales. El Prefecto Pasini: "Debido a la pandemia, la presencia física se hace más difícil y el sitio quiere ser un lugar de acogida, colaboración y apertura".

Fabio Colagrande – Ciudad del Vaticano

Desde el pasado 16 de julio en la página web "vaticanlibrary.va" está disponible el nuevo sitio web de la Biblioteca Vaticana. La renovación del acceso a la web de la Biblioteca del Papa se viene preparando desde hace tiempo y se caracteriza por una nueva disposición y un acceso más fácil a todos los contenidos y servicios que la enriquecen. Se han simplificado y hecho más intuitivos los procedimientos de solicitud de reproducciones de manuscritos y otros materiales conservados en la Biblioteca. Como se puede observar en los sitios web más recientes, la técnica de creación de contenidos en línea es estática (textos, enlaces de hipertexto, imágenes) pero sobre todo dinámica: el sitio permite la interacción con otros sistemas de información conectados. Es el caso de los buscadores de catálogos y de la biblioteca digital, la consulta del catálogo editorial, la gestión del twitter visto desde la web y del comercio electrónico. La operación de remodelación es particularmente apropiada en el período de la pandemia, cuando las normas de seguridad sanitaria dificultan el acceso físico al lugar de los estudiosos. El Prefecto de la Biblioteca Vaticana, Monseñor Cesare Pasini, lo confirma a los micrófonos de Radio Vaticana Italia.

La entrevista

R.- Los gráficos evolucionan muy rápidamente en este tipo de comunicación digital y por lo tanto fuimos conscientes durante mucho tiempo de que necesitábamos algo más fresco, más ágil y más intuitivo. Luego hubo nuevos modos, nuevas herramientas que tuvieron que ser insertadas y el sitio renovado proporciona estos nuevos servicios muy dinámicos. En parte es un sitio estático - hay textos que leer e imágenes que mirar - pero luego hay que investigar y todo esto requirió una innovación que hicimos en el nuevo sitio web que acabamos de presentar.

En primer plano en la "página de inicio" están las herramientas para explorar los catálogos y la biblioteca digital. No es una elección al azar...

R.- Los que entran en la Biblioteca, de este modo, ahora también quieren conocer, ver, consultar y quizás tomar notas. Así que este debe ser el primer servicio que encuentran, estas deben ser las primeras cosas hermosas que pueden mirar, tener curiosidad, estar investigando. De esta manera se puede pensar en medallas, monedas, grabados, estampas, impresiones, manuscritos. Así sabe lo que puede encontrar en la Biblioteca o tal vez encuentra algo que buscaba para un estudio particular propio, pero aún puede darse el lujo de esas mil culturas, mil idiomas que tenemos en la biblioteca en nuestros tesoros, idiomas de la historia del mundo.

 

¿Hay alguna novedad también para la llamada área "reservada"?

R.- Sí. Se trata de un área dedicada a las comunicaciones relacionadas con solicitudes específicas. Basta con registrarse y estarás dentro. Lo que es nuevo es una mejor búsqueda entre los títulos de nuestro catálogo editorial, por lo tanto para los libros que publicamos como Biblioteca: publicaciones científicas, pero también de interés inmediato, como puede ser la agenda que imprimimos de año en año. Entonces en esta área se pueden hacer solicitudes de reproducción de fotos tanto para estudio como para uso profesional. Hay todo un flujo para hacer estas peticiones de una manera muy lineal, práctica y útil. Desde el área reservada, entonces, un usuario, un estudioso, una persona curiosa, puede hacer las preguntas que le parezcan útiles para dirigirse a la Biblioteca: habilidades específicas o información de la que esté interesado.

Otra sección crucial de su sitio está dedicada a "Noticias y eventos". ¿Qué contenido encontramos allí?

R.- Digamos que aquí indicamos todas las citas que nos conciernen: presentamos un acontecimiento que aún no ha tenido lugar o que ya ha ocurrido o damos noticias de una realidad importante que hemos realizado. También están nuestras nuevas publicaciones: cuando una nueva publicación es lanzada o comprada, es ilustrada y presentada aquí. Y luego en esta sección están sobre todo los "Newsletters", es decir, estas notas de información que hemos renovado desde mayo de 2017, para hacerlas más interesantes, pero que se han publicado regularmente desde el 25 de junio de 2008. Así que aquí encontramos una docena de años de información interesante. Si se desplaza a través de los boletines, puede obtener una imagen de la historia más reciente de la Biblioteca, las empresas con las que ha tratado, los conocimientos que ha adquirido, los contactos y las comunicaciones que ha hecho. Y por último están los tweets de nuestra cuenta de Twitter @bibliovaticana, que anuncian nuestros nombramientos e iniciativas de una manera mucho más inmediata y por lo tanto más incisiva.

 

Don Cesare, ¿qué importancia tiene hoy en día la página web a vuestro servicio como bibliotecarios del Papa?

R.- Somos los bibliotecarios del Papa porque la biblioteca es suya y ha estado abierta por su voluntad durante muchos siglos. Así que queremos estar verdaderamente al servicio de nuestros visitantes con una herramienta moderna y actualizada que les proporcione inmediatamente lo que están buscando o incluso les dé algo más. Con el sitio web queremos darnos a conocer por lo que somos y lo que tenemos y ofrecer un servicio que añadiría las fronteras del mundo. El Papa Francisco habla a menudo del hecho de que tenemos que llegar a las periferias: aquí, creo que no hay nada como un sitio web para permitirnos potencialmente llegar a todas las fronteras y a todos los países del mundo, cercanos y lejanos. Por supuesto, no descuidamos el servicio de presencia a los que vienen a visitarnos y tratamos de servirles bien. Pero especialmente en este período de emergencia sanitaria que estamos viviendo, en el que la movilidad de las personas está limitada y es más difícil para muchos venir directamente a la Biblioteca, este sitio abierto y comunicativo, rico y atractivo, quiere ser un importante lugar de acogida, colaboración y apertura.

Después de la pausa por la cuarentena debido a la pandemia, el lunes 1 de junio la Biblioteca reabrió. Las condiciones de acceso seguro se publican en su sitio web. Como Prefecto, ¿cuál es el balance de este mes y medio de reapertura?

R.- Hemos encontrado a nuestros visitantes durante estas semanas y ahora nos preparamos para cerrar por el período habitual de verano. Debo decir que ha sido un mes interesante por el número de presencias. Las presencias en particular "agradecidas". Después de visitarnos algunas personas nos dijeron o escribieron: es agradable este servicio igualmente acogedor de ustedes, aunque menos fácil por los guantes, las mascarillas, los espaciadores y todas las demás precauciones. Los que vinieron han podido entrar de nuevo en sus investigaciones con gusto y me parece que han sido ayudados y satisfechos. Nosotros también porque ésta es nuestra tarea, existimos para esto: para abrir un sitio a lo que están lejos y abrir las puertas a los que están cerca.

23 julio 2020, 15:16