Cerca

Vatican News
Hong Kong  manifestaciones jóvenes gobierno extradición ley Manifestaciones de protesta en Hong Kong  (REUTERS)

Hong Kong: líderes religiosos piden diálogo entre el gobierno y jóvenes

Encuentro en el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso por los 40 años de cooperación entre las religiones en Hong Kong. El Cardenal Tong Ho: no a actos de violencia

Hacemos un llamamiento al Gobierno chino y a los manifestantes “para que se sienten alrededor de una mesa y hablen entre ellos, con el deseo de expresar sus ideas y dejando al Gobierno la oportunidad de explicar por qué quiere promover ciertas disposiciones”. “A través del diálogo franco”, de hecho, “podemos al menos intentar obtener consenso o al menos encontrar puntos en común, para ayudar al pueblo de Hong Kong a gozar de una situación de paz y tranquilidad”. Con estas palabras el Cardenal John Tong Ho, Administrador Apostólico de Hong Kong, se refirió a las tensiones de estos días en la antigua colonia británica, debido a la controvertida ley de extradición.

No a los actos de violencia

“Respetamos la libertad de la persona, por lo tanto, si quiere expresar su opinión, ésta debe ser respetada”, explicó el cardenal, quien condenó cualquier acto de violencia. Herir a otros y ser violento, arrojar piedras a la policía que tiene la tarea de mantener el orden y la estabilidad en la sociedad”, reiteró, “no debería permitirse”.

El “Colloquium” de los seis líderes religiosos

El Cardenal Tong Ho se encuentra actualmente en Roma para una reunión en el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso que celebra el 40º aniversario del “Coloquio de los Seis Líderes Religiosos”, una institución informal que reúne a católicos, protestantes, budistas, musulmanes, taoístas y seguidores de Confucio. “Todos los líderes de las religiones se han pronunciado sobre esta situación”, dijo el P. Pietro Choi, responsable de los católicos del “Colloquium”: “queremos ser un instrumento de paz, hacer algo para ayudar al gobierno a dialogar con los jóvenes. Queremos abrir una vía de comunicación entre ellos, para que podamos encontrar una solución”.

Ayudar a los pobres

El objetivo del Colloquium es, en efecto, buscar, respetando la diversidad, el bien común para “promover la paz y la ayuda mutua en una visión armoniosa de la sociedad, a través del amor, la paz, la justicia, el perdón y la preocupación por los más débiles y los pobres”. “Compartimos los problemas de la sociedad de Hong Kong, como los que afectan a los jóvenes y a los ancianos”, dijo el Padre Choi, “todas las religiones comparten lo bueno de nuestra tradición para llevar su ayuda a quienes lo necesitan. Los miembros del Colloquium se reúnen dos veces al año y a menudo son invitados a participar en las principales liturgias y fiestas de cada religión, en un espíritu de cooperación que se manifiesta sobre todo en iniciativas de solidaridad hacia los más pobres. “Aunque Hong Kong es una ciudad desarrollada”, dijeron los líderes en la reunión, “todavía tenemos un buen número de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza y hacemos todo lo posible por prestarles atención y asistencia. En cuanto a los jóvenes, los alentamos a participar y contribuir al desarrollo de nuestra sociedad”.

Participación en la Audiencia General

Los aproximadamente treinta miembros de la delegación interreligiosa asistieron ayer a la audiencia general, “el Papa nos recordó la importancia de la comunidad de discípulos. Así que nosotros, especialmente aquellos que no son católicos, han comprendido que la unidad es muy importante para dar testimonio a la sociedad. Aquí somos religiosos de diferentes tradiciones... Nuestra unidad es muy importante. Es un testimonio para la sociedad”.

13 junio 2019, 16:12