Cerca

Vatican News

DDHH en el mundo: logros omisiones y negaciones

El lunes 10 de diciembre, día que el mundo celebró el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el 25 aniversario de la Declaración y del Programa de Acción de Viena para la tutela de los DDHH, la Pontificia Universidad Gregoriana, organizó una conferencia Internacional con el tema: “Los derechos Humanos en el mundo contemporáneo: logros, omisiones, negaciones”. Un evento promovido por la universidad y el Dicasterio del Servicio del Desarrollo Humano Integral

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Entre los que intervinieron cabe destacar al prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, cardenal Peter Turkson, y el padre  Nuno da Silva Gonçalves, rector de la universidad.  Entre los participantes en la conferencia, estaba el cardenal Gregorio Rosa Chávez, auxiliar de la diócesis de San Salvador.

Por dos días se habló de las bases de los derechos humanos, desde el punto de vista teológico y del derecho internacional, la acción diplomática de la Santa Sede, de las Naciones Unidas y de las agencias internacionales en el campo de los derechos humanos, la aplicación de los mismos en varios contextos, en particular en las áreas de guerra como Siria, o las afectadas por el terrorismo.

La humanidad pisoteada y descartada

El Papa en su discurso dirigidos a los participantes de la Conferencia hizo un firme llamamiento a quienes tienen responsabilidades institucionales, pidiéndoles que sitúen los derechos humanos en el centro de todas las políticas, incluidas las políticas de cooperación para el desarrollo, incluso cuando eso signifique ir contra corriente”.

En su Mensaje, el Santo Padre señala quienes son los miembros más vulnerables de la comunidad, a quienes se repudiada, despreciada o pisoteada su dignidad y sus derechos. “Pienso, en los no nacidos a los que se niega el derecho a venir al mundo – afirma el Papa – en los que no tienen acceso a los medios necesarios para una vida digna; en los que están excluidos de una educación adecuada; en los que están injustamente privados de su trabajo u obligados a trabajar como esclavos; en los que están detenidos en condiciones inhumanas, sufren torturas o se les niega la oportunidad de redimirse; en las víctimas de desapariciones forzadas y en sus familias”.

Ante estos graves fenómenos, el Santo Padre indica que todos estamos llamados en causa, a dirigir nuestra mirada hacia los más pequeños de nuestros hermanos y hermanas y a comprometernos concretamente a aliviar su sufrimiento. De hecho, afirma el Papa, cuando se violan los derechos fundamentales, o cuando se da prioridad a unos derechos sobre otros, o cuando sólo se conceden a determinados grupos, se producen graves injusticias, que a su vez alimentan los conflictos con graves consecuencias tanto dentro de las naciones como entre ellas.

Las violaciones de los DDHH en América Latina

El Cardenal Rosa Chávez nos habló de tres realidades de nuestro continente, donde sus derechos humanos son violados continuamente.  La situación de Venezuela, la de Nicaragua y la de los migrantes en Tijuana, que en Caravana tratan de llegar a los EEUU o Canadá buscando un futuro mejor. Porque en sus países ya no lo tienen.

El gobierno de Nicaragua canceló la personalidad jurídica al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).  El Cenidh, pidió auxilio ante un eventual desalojo de sus oficinas en Managua. Su presidenta, Vilma Núñez, dijo que ese organismo, fundado en 1990, se encuentra "en una situación de peligro y en una situación grave en este momento". Amnistía Internacional (AI) advirtió al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que no podrá evadir la justicia como consecuencia de la crisis sociopolítica que vive el país. La advertencia la hizo la directora para las Américas de AI, Erika Guevara Rosas. A su juicio, "atacar al Cenidh, cancelándole su personalidad jurídica, es otra maniobra del presidente Daniel Ortega para reprimir y tratar de encubrir las graves violaciones de derechos humanos que su gobierno ha cometido" en el marco de la crisis.

Ayer el Parlamento de Nicaragua canceló de "carácter urgente" la personalidad jurídica a otros cinco organismos no gubernamentales, para sumar nueve en las últimas dos semanas.  Esos organismos son el Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), fundado y dirigido por el periodista Carlos Fernando Chamorro, hijo de la expresidenta Violeta Barrios. La Fundación Popol Na que es presidida por Mónica Baltodano, una exguerrillera sandinista que luchó contra la dictadura de los Somoza, formó parte del primer Gobierno sandinista, luego diputada cuando el FSLN era oposición, y acompañó al presidente Ortega cuando fue acusado por violación por su hijastra Zoilamérica Narvaez. Además, el Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade), cuyo presidente es Jaime Wheelock, uno de los antiguos nueve "comandantes" de la revolución sandinista.

También la ambientalista Fundación del Río, misma que alertó a la sociedad nicaragüense de las dimensiones reales del incendio de la reserva Indio Maíz en abril pasado, que calcinó unas 5.945 hectáreas de bosque virgen, previo a la crisis sociopolítica en la que está sumergida el país. Asimismo, la ONG Instituto de Liderazgo de las Segovias, que defiende los derechos de las mujeres y promueve el desarrollo en el norte de Nicaragua. Según el Ministerio de Gobernación, esos organismos incumplieron "gravemente sus obligaciones legales" y sus estatutos al haber "desnaturalizado su personalidad jurídica", "alterar el orden público", "realizar acciones para desestabilizar el país" y "afectar la seguridad ciudadana".

Te invitamos a ver la playlist de nuestra página Youtube

14 diciembre 2018, 12:12