Cerca

Vatican News

Pro Orantibus: “Vida contemplativa, faro en la Iglesia y el mundo”

Este 21 de noviembre, en la Fiesta de la Presentación de la Santísima Virgen María, la Iglesia celebra la Jornada Pro Orantibus, celebración instituida por Pio XII en 1953.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Estoy convencido que es una Jornada importante para la Iglesia, pues qué sería de la Iglesia sin la vida contemplativa, le faltaría mucho, pues ella desde esa dimensión de búsqueda constante del rostro de Dios, quiere ser corazón orante en la Iglesia y de esto necesitamos, almas y corazones orantes que sean como dice Vultum Dei Quaerere, faros, antorchas y centinelas en la Iglesia y en el mundo”, lo dijo Mons. José Rodríguez Carballo, O.F.M., Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, en la Jornada Pro Orantibus en la Fiesta de la Presentación de la Santísima Virgen María, este 21 de noviembre.

Congreso sobre la Vida Contemplativa

En la Jornada Pro Orantibus, la Secretaría para la Asistencia a Religiosas de Italia, ha organizado en colaboración con la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica un Congreso para profundizar los documentos: Vultum Dei Quaerere y Cor Orans. En el evento participaron diversas representantes de las congregaciones e institutos de vida contemplativa, pero la novedad fue la participación de alrededor de 300 contemplativas de Italia, Marruecos y Suiza. Al respecto, Mons. José Rodríguez Carballo, O.F.M., Secretario de esta Congregación recuerda que, “la fiesta de la Presentación de la Santísima Virgen, es una fiesta que atrae nuestra atención sobre la vida contemplativa. De hecho, desde Pio XII se viene celebrando la Jornada Pro Orantibus, este año aquí en Roma se celebra de modo particular, por primera vez y con el visto bueno del Santo Padre están participando en esta Jornada unas 300 contemplativas de distintas órdenes e institutos”.

Una Jornada con un triple objetivo

Mons. José Rodríguez Carballo, O.F.M., precisó que esta Jornada, “es una Jornada que tiene un triple objetivo, primero, orar por las contemplativas; segundo, conocer la vida contemplativa y tercero, ayudar incluso económicamente a los monasterios en dificultad. Yo estoy convencido que es una Jornada importante para la Iglesia, pues qué sería – se preguntaba el Santo Padre en el Mensaje que envió a esta asamblea – la Iglesia sin la vida contemplativa, le faltaría mucho, pues ella desde esa dimensión de búsqueda constante del rostro de Dios, quiere ser corazón orante en la Iglesia y de esto necesitamos, almas y corazones orantes que sean como dice Vultum Dei Quaerere, faros, antorchas y centinelas en la Iglesia y en el mundo”.

La Jornada Pro Orantibus

La Jornada Pro Orantibus fue instituida por Pio XII en 1953. En este día la Iglesia dedica un momento especial para fomentar el conocimiento y la oración por todos aquellos religiosos y religiosas dedicados a la vida consagrada contemplativa. Ésta es una vocación poco conocida y entendida en el mundo de hoy, tan aferrado a sus comodidades, su libertad de movimientos y su utilitarismo. En esta Jornada se ora a favor de los religiosos y religiosas de vida contemplativa, como expresión de reconocimiento, estima y gratitud por lo que representan ellos y ellas, y el rico patrimonio espiritual de sus institutos en la Iglesia.

Las diversas formas de Vida Consagrada son para todo el Pueblo de Dios una gracia con la que el Señor nos bendice a cada generación cristiana. Efectivamente, son visibles y palpables los espacios en los que el ardor misionero de una evangelización eclesial explícita, el trabajo educativo con niños y jóvenes, la solicitud caritativa hacia los pobres, los enfermos o los ancianos, llenan hermosas páginas de testimonio evangélico. Pero hay una presencia especial que por su peculiar índole, la Iglesia quiere subrayar de un modo particular: los monjes y monjas contemplativos.

Photogallery

Congreso sobre la Vida Contemplativa
21 noviembre 2018, 14:23