Buscar

Vatican News

Presentado el mensaje del Papa para la Jornada de personas con discapacidad

Este 25 de noviembre, se presentó en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el mensaje del Papa Francisco con motivo de la próxima Jornada Internacional de las personas con discapacidad, que se celebrará el próximo 3 de diciembre. En el encuentro intervinieron el Padre Alexandre Awi Mello, Secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida; el Dr. Vittorio Scelzo, Comisario para la pastoral de los ancianos y discapacitados; y Antonietta de la Comunidad Fe y luz.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

Tal como informa un comunicado oficial, se ha presentado este jueves 25 de noviembre, las 12 del mediodía, en el Aula "Juan Pablo II" de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en Via della Conciliazione 54, el Mensaje del Santo Padre Francisco con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebrará el próximo 3 de diciembre, bajo el título “Ustedes son mis amigos” (Jn 15,14).

En el encuentro con los periodistas intervinieron el Padre Alexandre Awi Mello, ISch., Secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida; el Doctor Vittorio Scelzo, Comisario para la pastoral de los ancianos y las personas con discapacidad; y Antonietta Pantone, de la Comunidad Fe y Luz.

Acompañar espiritualmente a los discapacitados

En su alocución, el Padre Alexandre Awi Mello especificó que el mensaje del Pontífice, al reconocer que las personas con discapacidad tienen su lugar en el santo Pueblo fiel de Dios, "es una gran invitación para nosotros en el Dicasterio, pero sobre todo para las realidades parroquiales, diocesanas y asociativas a seguir nuevos caminos con creatividad pastoral".

 

"Es una puerta que se abre para pensar en la pastoral ya no para, sino con y, en este sentido, el abanico de perspectivas que se abre es realmente amplio", añadió.

Vivir la fe en la adversidad

Por su parte, el Doctor Vittorio Scelzo, Comisario para la pastoral de los ancianos y las personas con discapacidad; destacó el fragmento del mensaje en el que el Papa dice que si el Sínodo "es realmente un proceso eclesial participativo e inclusivo, la comunidad eclesial se enriquecerá verdaderamente".

"Con esto, de alguna manera nos está diciendo que si la Iglesia es capaz de acoger a sus hijas e hijos discapacitados, será más hermosa; estará poblada por sus sonrisas y sus abrazos de los que resplandece la amistad desmotivada y exagerada de Jesús", puntualizó Scelzo, subrayando que la amistad es, de hecho, "la categoría más adecuada para captar la forma particular en que las personas con discapacidad, especialmente las que tienen una discapacidad intelectual, viven su fe y su experiencia espiritual".

«Es una forma alegre y afectiva de ser cristianos, una alternativa a lo que el Papa, bromeando pero no demasiado, llama las "caras de funeral" que se ven en algunas parroquias» aseveró.

El testimonio de la joven Antonietta

Finalmente, en la presentación intervino Antonietta Pantone, de 31 años, perteneciente a la Comunidad Fe y Luz, quien como persona con habilidades diferentes hizo hincapié en la importancia del mensaje del Papa, en el que abunda la presencia de la palabra amistad:

"La amistad para mí es fundamental: ser amigos y tener amigos. Significa que puedo contar con alguien y que alguien puede contar conmigo. Y también ocurre con Jesús, la misma cosa. La presencia de amigos en mi vida no era tan evidente: en la escuela, en la catequesis, no siempre encontraba amigos con facilidad o ambientes verdaderamente inclusivos. Me di cuenta de que Jesús era mi amigo con la Comunión, me tendía la mano y quería estar conmigo, incluso con mis dificultades", afirmó la joven, explicando que tener a Jesús como amigo, es fundamental para su crecimiento espiritual y esto ha aumentado su fuerza interior.

Caminar hacia una sociedad equitativa

Asimismo, Antonietta indicó lo mucho que le reconforta que el Papa reconozca "que las cosas no son nada fáciles para nosotros, los discapacitados, y para nuestras familias. Y que con la pandemia han sido aún más difíciles".

"Estoy segura de que todos tenemos una herida, una dificultad. Las mías se pueden ver, las de los otros no, pero somos iguales en esto. Ante los ojos de Dios ya sé que esto es así", concluyó la joven, compartiendo su anhelo de que la sociedad sea cada vez más equitativa "y que la Iglesia, liderada por el Papa Francisco, sea un ejemplo para todos en este camino".

25 noviembre 2021, 12:25