Buscar

Vatican News
Don Tonino Bello, Venerable Don Tonino Bello, Venerable 

Don Tonino Bello hacia los altares: virtudes heroicas reconocidas

El Papa ha autorizado los decretos sobre las virtudes heroicas del Obispo de Molfetta y de otros cinco Siervos de Dios, entre ellos el sacerdote español Juan de San Pedro y Ustarroz, formador por excelencia de los carmelitas descalzos (OCD). Un sacerdote holandés muerto en Dachau y una monja italiana serán proclamados santos, mientras que cinco sacerdotes franceses, asesinados en 1871 durante la Comuna de París, serán beatificados.

Ciudad del Vaticano

A Don Tonino Bello no le gustaban los títulos honoríficos, hasta el punto de que simplemente se convirtió en "Tonino". Pero el título de "Venerable", que asume hoy con la promulgación del decreto sobre sus virtudes heroicas, cuenta una historia diferente: la de una "Iglesia del delantal", es decir, al servicio constante de los pobres y de los últimos; la de un cristiano "contempl-attivo" (contemplativo-activo),  como a él mismo le gustaba decir, es decir, el que "parte de la contemplación y luego deja fluir su dinamismo, su compromiso en la acción", el que nunca separa la oración y la acción; la de una figura fuertemente comprometida con la paz y la reconciliación en el mundo.

Compromiso con la paz

Nacido en Alessano el 18 de marzo de 1935 y fallecido de cáncer de estómago el 20 de abril de 1993 en Molfetta, en la misma diócesis que dirigía como obispo desde 1982, don Tonino fue también presidente nacional de 'Pax Christi': nombrado en 1985, se comprometió firmemente con la objeción fiscal contra los gastos militares y contra el plan de militarización de Apulia, así como con la paz durante la primera 'Guerra del Golfo' y el conflicto en la ex-Yugoslavia. También es inolvidable su peregrinación a Sarajevo en diciembre de 1982: la ciudad estaba devastada por la guerra de los Balcanes, pero don Tonino desafió las bombas y, al frente de un grupo de creyentes y no creyentes de diferentes nacionalidades, intentó poner en práctica "otra ONU", para demostrar que es posible vivir en armonía.

Santo el padre Tito Brandsma, asesinado en Dachau

En la audiencia concedida hoy al cardenal Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el Papa Francisco autorizó también la promulgación de los decretos relativos a la canonización de dos beatos: Titus Brandsma (nacido Anno Sjoerd), sacerdote holandés profeso de la orden carmelita. Nacido el 23 de febrero de 1881 en Oegeklooster, estudioso de la filosofía, las matemáticas y la mística, en 1935 fue nombrado asistente eclesiástico de la Asociación de Periodistas Católicos. Durante los dramáticos años del nazismo, visitó las oficinas de la prensa católica en los Países Bajos, animándolas a resistir al régimen. Detenido el 19 de enero de 1942, fue asesinado por odio a la fe, con una inyección de ácido carbólico, el 26 de julio de 1942 en el campo de concentración de Dachau, Alemania. El mismo milagro reconocido para su canonización se refiere a la curación de un padre carmelita de un "melanoma metastásico de los ganglios linfáticos", ocurrido en 2004 en Palm Beach, Estados Unidos.

Será Santa María de Jesús, cercana a los pobres y a los enfermos

También será santa la Beata María de Jesús (nacida Carolina Santocanale), fundadora de la Congregación de las Hermanas Capuchinas de la Inmaculada de Lourdes. Nacida el 2 de octubre de 1852 en Palermo, dedicó su vida al servicio de los pobres y los enfermos. Murió de un ataque al corazón el 27 de enero de 1923 en Cinisi. El milagro atribuido a su intercesión se refería a dos embarazos llevados a término, entre 2016 y 2017, de una mujer siciliana que padecía una grave enfermedad que le había causado infertilidad.

Serán beatificados 5 sacerdotes franceses asesinados por los "comuneros"

Serán Beatos los siervos de Dios Enrico Planchat, sacerdote profeso del Instituto de Religiosos de San Vicente de Paúl, Ladislao Radigue y 3 compañeros (Policarpo Tuffier, Marcelino Rouchouze y Frézal Tardieu), sacerdotes profesos de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María, y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento, asesinados por odio a la fe el 26 de mayo de 1871 en Francia. Es el periodo de la "Comuna de París", el Estado autónomo independiente, inspirado en los ideales socialistas libertarios, que se opone al nuevo gobierno republicano instalado en Versalles contra el imperio de Napoleón III.

Venerable el Carmelita Descalzo español Juan de Jesús María

Además de Don Tonino Bello, otros cinco siervos de Dios se convierten en venerables, entre ellos, Juan de Jesús María (nacido Juan de San Pedro y Utarroz), sacerdote profeso de la Orden de los Carmelitas Descalzos, nacido el 27 de enero de 1564 en Calahorra (España) y fallecido el 28 de mayo de 1615 en Monte Compatri (Italia). Conocido como El Calagurritano, por su ciudad de origen, fue formador por excelencia de los carmelitas descalzos (OCD), escritor y superior general de la Orden. Es uno de los más grandes personajes del Carmelo Teresiano. A él se debe la clarificación definitiva acerca de que las misiones forman parte principal del carisma teresiano. Legislador, escritor atildado en latín, comentarista de la Biblia, bajo su mandato la Orden se extendió prodigiosamente por Polonia, Alemania y Francia.

Venerable la pequeña Odette

La pequeña Odette Vidal Cardoso, que murió con sólo ocho años. Nacida el 18 de febrero de 1931 en Río de Janeiro (Brasil), comenzó a asistir al catecismo a los cinco años y lo enseñaba a las hijas de los criados de la casa. Al año siguiente, fue admitida a la Primera Comunión. Al lado de su madre, visitó hospicios, orfanatos y leproserías. Aquejada de tifus, soportó la enfermedad durante 49 días con serenidad y paciencia, sin quejarse nunca, fuerte en la esperanza. Murió el 25 de noviembre de 1939, exclamando "Jesús, llévame al cielo".

Los otros venerables son Giorgio Guzzetta, sacerdote de la Confederación del Oratorio de San Felipe Neri, nacido el 23 de abril de 1682 en Piana dei Greci (hoy Piana degli Albanesi, Italia) y fallecido el 21 de noviembre de 1756 en Partinico (Italia); Natalina Bonardi (nacida: Maria), fundadora de la Congregación de las Hermanas de Santa María de Loreto, nacida el 4 de diciembre de 1864 en Cuneo (Italia) y fallecida el 25 de julio de 1945 en Vercelli (Italia); y Maria Dositea Bottani (nacida: Maria Domenica), superiora general de la Congregación de las Hermanas Ursulinas de la Virgen Inmaculada de Gandino, nacida el 31 de mayo de 1896 en Pianca (Italia) y fallecida el 2 de septiembre de 1970 en Bérgamo (Italia).

25 noviembre 2021, 12:00