Buscar

Hacia el Sínodo
Vatican News

Nuevo libro de los claretianos sobre la sinodalidad

"Las diez cosas que el papa Francisco quiere que sepas sobre la sinodalidad" es el libro del padre claretiano Carlos Martínez Oliveras, que presentó en Roma recientemente. El prólogo del libro fue hecho por el secretario general del sínodo de los obispos, cardenal Mario Grech, y el epílogo lo hizo Mons. Vicente Jiménez Zamora, encargado por la Conferencia Episcopal Española de la fase diocesana del sínodo en España.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

El libro sale a las librerías en la semana del 11 al 15 de octubre, justo después de la inauguración en Roma de la fase diocesana y antes de la apertura de la fase diocesana del sínodo en las diócesis del mundo. La sinodalidad en la Iglesia es muy importante porque, como dijo el padre Martínez Oliveras es algo constitutivo de la Iglesia, forma parte del ser de la Iglesia.

La sinodalidad 

En concreto, dijo el Padre, la sinodalidad se puede traducir en cuatro conceptos fundamentales:

Es el modo de vivir en la Iglesia, el modo de ser, que es la comunión. La Iglesia es una comunión.

La sinodalidad se expresa también en el modo de actuar, que en el fondo es el servicio, esa pirámide invertida de la que habla el Papa y de la que todo ministerio está en función del servicio.

Es el modo de celebrar porque hay una conexión directa entre la sinodalidad y la Eucaristía.

Es el modo de anunciar, dijo, la comunidad misionera que se plasma por la sinodalidad para dar testimonio en medio del mundo. 

Para el padre, la sinodalidad es una experiencia del espíritu, un Kayros, un tiempo de gracia de la Iglesia, para que, desde la escucha mutua de todo el Pueblo de Dios, se pueda hacer un discernimiento adecuado para vivir la comunión y tomar las decisiones adecuadas que den paso a una mejor misión y un mejor testimonio de la Iglesia en todo el mundo. 

Prólogo del Cardenal Grech

"Escribo agradecido este prólogo al libro Diez cosas que el Papa Francisco quiere que sepas sobre la sinodalidad, escrito por el P. Carlos Martínez Oliveras. Gracias por esta atención a la sinodalidad, que seguro ayudará a la mejor comprensión del tema que el Santo Padre ha señalado a la XVI Asamblea general ordinaria del Sínodo, la cual se centra, precisamente, en este tema de la sinodalidad: «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación, misión»", así comienza su prólogo el purpurado, explicando luego que para "iniciar y acompañar el camino sinodal, sobre todo en la primera fase", escribe, "que prevé la consulta del pueblo de Dios en las Iglesias particulares y el discernimiento de las Conferencias episcopales nacionales y continentales, la Secretaría del Sínodo ha publicado dos textos básicos: el Documento preparatorio y el Vademecum, en los cuales se indican los elementos esenciales para comprender y realizar el camino sinodal".

Asimismo el Secretario general del sínodo, expresó complacido su aprobación de saber que muchos teólogos dedican su esfuerza en profundizar sobre el tema de la sinodalidad, que como dijo el purpurado, no sólo es de actualidad, sino que la Iglesia es "constitutivamente sinodal", como lo dijo el papa Francisco el 17 de octubre de 2015, en el 50º aniversario de la institución del Sínodo de los Obispos. La sinodalidad escribe por último, es el horizonte, donde obtiene la plena realización la "eclesiología del pueblo de Dios propuesta por el concilio Vaticano II". Y este "ensayo vuelve a conectar la sinodalidad con la herencia conciliar, de la cual recoge tantas referencias sobre el modus vivendi, operandi, celebrandi y nuntiandi de la Iglesia. En el cuadro tan articulado que ofrece el presente libro, los lectores encontrarán, sin duda, una buena ayuda para comprender la sinodalidad como dimensión constitutiva de la Iglesia, así como para crecer en una mentalidad y en un estilo sinodal", escribió.

Epílogo del coordinador de la fase diocesana del sínodo en España

Por su parte, Mons.  Vicente Jiménez Zamora, Arzobispo emérito de Zaragoza y Coordinador de la fase diocesana del Sínodo en España escribió explicando que el "autor, Carlos Martínez Oliveras, persigue «ofrecer una visión global de las claves fundamentales de la sinodalidad que el papa Francisco ha acentuado durante su pontificado». El estudio se desarrolla bajo «diez palabras», que nos aproximan a la rica realidad de la sinodalidad".

El coordinador designado por la Conferencia Episcopal Española para los trabajos de la fase diocesana del Sínodo de los Obispos: «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión», felicitó "de corazón al autor por la profundidad y claridad de la exposición. Igualmente felicito a Publicaciones Claretianas y a su director, Fernando Prado Ayuso, por la iniciativa de la publicación, que ayudará a todos a la reflexión y participación en el proceso sinodal".

El prelado explica que la primera fase del Sínodo (Iglesias particulares-Conferencia Episcopal), a la que seguirá la fase continental y la fase universal, es ya comienzo del Sínodo y no una  preparación. En esta fase diocesana, manifiesta, se trata de consultar a todo el pueblo de Dios, que peregrina en cada Iglesia particular, mediante una consulta verdadera y amplia, sin excluir a nadie, implicando especialmente a los laicos, a las mujeres, a los jóvenes y a los marginados. Es un proceso sinodal participativo e inclusivo, que ofrece a todos la oportunidad de expresarse y ser escuchados. 

"El proceso sinodal, «caminar juntos», exige una escucha, que «es más que oír», atenta, respetuosa y sin prejuicios; «uno en escucha de los otros, y todos en escucha del Espíritu Santo, el “Espíritu de la verdad” (Jn 14,17), para conocer lo que Él “dice a las Iglesias” (Ap 2,7)».  Una Iglesia sinodal, desde la teología del pueblo de Dios requiere cultivar un diálogo sincero, sereno y objetivo por parte de pastores y laicos, con las actitudes descritas magistralmente por san Pablo VI en su encíclica programática Ecclesiam suam: claridad, mansedumbre, confianza y prudencia"

Por último, Mons. Jiménez Zamora explica que la sinodalidad es un ejercicio de obediencia y docilidad a la acción del Espíritu Santo. "Porque «el pueblo de Dios es santo por esta unción que lo hace infalible in credendo” [...] Dios dota a la totalidad de los fieles de un instinto de la fe  —el sensus fidei— que los ayuda a discernir lo que viene realmente de Dios» (Evangelii gaudium 119)".

Biografía del padre Carlos Martínez Oliveras:

El Padre Martínez Oliveras nación en Madrid, es sacerdote, claretiano y  doctor en teología por la universidad Pontificia Comillas.

Ha sido profesor de Sacramentos y síntesis teológica en la misma universidad,  profesor y director de la escuela Regina Apostolorum y profesor de eclesiología del Instituto Teológico de Vida Religiosa, en la Universidad Pontificia de Salamanca, instituto del cual fue también director. Profesor invitado de la UPSA, Universidad Pontificia de Salamanca, del Pontificio Instituto Juan Pablo II, para el matrimonio y la familia en Madrid. Coordinador del curso de Protección de Menores, ITVR-Center for Child Protection. 

09 octubre 2021, 09:24