Buscar

Vatican News
Seminario virtual organizado por las Embajadas Centroamericanas ante la Santa Sede: Las Encíclicas y la Agenda centroamericana Seminario virtual organizado por las Embajadas Centroamericanas ante la Santa Sede: Las Encíclicas y la Agenda centroamericana 

Las Encíclicas del Papa Francisco y su impacto en la realidad centroamericana

Se llevó a cabo ayer, en el ámbito de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia de Centro América, y organizado por las cinco embajadas centroamericanas acreditadas ante la Santa Sede, un seminario virtual con el título: “Las encíclicas de Papa Francisco y la agenda centroamericana”.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

A las 8 de la mañana hora de Centro América, dio inicio el seminario virtual. Después de las palabras de bienvenida del embajador de Guatemala ante la Santa Sede, Alfredo Vásquez Rivera, siguió una conferencia de apertura que dio el Obispo de la Diócesis de Huehuetenango, Guatemala, cardenal Álvaro Leonel Ramazzini, Imeri.  Las palabras de clausura las hizo el embajador de Honduras ante la Santa Sede,  Carlos Antonio Cordero Suárez. 

Centro América y su compromiso con la Encíclica Fratelli tutti 

Su conferencia se centró sobre el istmo centroamericano y su compromiso con la encíclica, Fratelli tutti. Retomando el capítulo sexto de la encíclica, el purpurado resaltó el tema de las migraciones, y la necesidad de abordar este flagelo todos juntos en un solo bloque, México y Centro América. También abordó la importancia de los medios de comunicación, que pueden unir y buscar el diálogo o por el contrario fomentar divisiones. El istmo enfrenta los mismos problemas, sociales ecológicos etc. Se pierden ocasiones para crear una amistad social. Los medios de información, dijo, en vez de crear una intercomunicación basada en el respeto mutuo lo que hacen es crear sentimientos de oposición y aversión de los unos a los otros.

Encíclicas en la agenda centroamericana

La primera que expuso, luego de la conferencia del cardenal fue la licenciada, Claudia Herrera Melgar, Secretaria Ejecutiva del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC), habló sobre la importancia de las encíclicas del Papa en la agenda centroamericana.

Ella compartió con los presentes reflexiones y aportes que desde el Centro de Coordinación para la prevención de los desastres en América Central Dominicana realizan para el fortalecimiento del riesgo de desastres. Resaltó el fuerte llamamiento que nos hace el Papa Francisco con sus encíclicas, Laudato si’ y Fratelli tutti, ambas, dijo Herrera Melgar, buscan resaltar la importancia de las acciones que está realizando el centro para enfrentar el cambio climático con el único propósito de cuidar nuestra casa común. Herrera Melgar afirmó que ambas encíclicas del Papa invitan a promover acciones que permitan a las autoridades locales y nacionales, organismos regionales e internacionales trabajar enfocados en reducir el riesgo a los desastres y la vulnerabilidad existente en las poblaciones centroamericanas. Recordó el informe de la OIM, Organización Internacional de Migración, que indica que más de un millón de personas se vieron desplazadas de numerosos países del istmo en el 2020, debido a los impactos de los huracanes, Eta y Iota, otros peligros repentinos, como sismos, inundaciones, también influyeron en el desplazamiento de poblaciones en la región. Hay que abordar de manera integral la relación entre la movilidad humana, el ambiente y el cambio climático, dijo la experta.

Observatorio del Laudato Si’, OSL

La siguiente ponencia sobre el Observatorio de la Laudato si’, en Centro América y sus aportes al cuidado de la Casa común, fue a cargo del doctor Fernando Sánchez Campos, Rector de la Universidad Católica de Costa Rica.

Es un observatorio creado en el 2017, partiendo con el hecho que el problema ecológico es real a diferencia de lo que digan algunos. Se creó después de concluirse en Costa Rica, el VII Simposio de la Fundación Ratzinger, Laudato si.  Se prensó en este observatorio de la Universidad Católica, creado con datos para la creación de un índice de Ecología Integral Humanista, IEIH.

El OLS trabaja, afirmó Sánchez, en el IEIH mide el desarrollo humano y ambiental de las naciones a partir de un diálogo abierto y equilibrado entre los postulados de la encíclica, y las variables socioeconómicas que emplea la academia para medir el progreso humano. Es un análisis pastoral y académico de la realidad con base en la encíclica. Ha sido un trabajo conjunto de expertos en desarrollo y en teología de la UCAT, y centros de estudios a nivel mundial

Tiene dos pilares:

Socio-económico: Bien común, con dos dimensiones el bienestar colectivo, y la eficiencia en convertir el crecimiento económico en bienestar colectivo.

Ecológico: cuida la casa común, con dimensiones desempeño ambiental y balance ambiental o la huella ambiental

Se han hecho tres mediciones, en el 2017, 2019 y 2021 en proceso. La medición del 2019 consideró a 119 países que comprenden el 92 por ciento de la población mundial, o sea 6.9 billones de personas.

Un medidor muy interesante, a criterio de los presentes, que afirman, este Observatorio puede ayudar a entender, cómo hacer y cómo ir mejorando en la lucha contra el cambio climático.

Lumen Fidei en Centro América

Esta ponencia estuvo a cargo del padre Javier Martínez, Párroco de la Iglesia Cristo Resucitado y Capellán de la Fuerza Aérea Hondureña. El padre Martínez, se apoyó en el Evangelio de Juan en el capítulo 12 versículo 46, para exponer sobre el sentido de la Lumen fidei: “El que cree en mí no quedará en tinieblas”. Es el sentido, afirmó que el Papa Francisco quiere hacer ver a la luz de esta encíclica. Habló sobre el impacto que ha tenido esta carta encíclica en la iglesia de Centroamérica en la región.

La fe, dijo el padre Martínez, ya no se mueve en el territorio del obvio, de lo común, sino como dijo el Papa, habla de lo sorprendente que debe ser la fe, a la luz del encuentro con Cristo, que va generando un compromiso, un cambio de vida. En la encíclica el Papa pone la fe “como esa luz que tiene que ir primero iluminándonos, pero también guiándonos y eso es un aspecto interesante sobre todo en medio de una sociedad que se está dejando destellar por tantas luces que lo llevan a errores, equivocaciones, a decisiones incluso lo veremos al final injustas. Decisiones, que muchas veces van marcando, lógicamente situaciones de conflicto.

Recordó las palabras del Papa Francisco, que continuamente dice que la Iglesia debe ser una Iglesia en salida, porque el Papa no quiere, una iglesia que se encierra en sí misma porque es una Iglesia enferma, señaló Martínez.

“Por ello impacta hoy la encíclica también en nuestra región, afirmó,  porque ha ido promoviendo que la Iglesia ya no se quede encerrada, que ya no siga las mismas experiencias pastorales es decir que no caiga en la rutina, ni seguir los mismos procedimientos antiguos, sino que sea capaz de abrirse incluso a las nuevas exigencias del tiempo y por eso habla de una iglesia que sea capaz de ir en salida y la fe, pues lógicamente nos ayuda a abrir un camino nuevo, la fe es la que nos hace adentrarnos en ese espacio abierto, en ese contexto real como lo es la Palabra de Dios, porque la fe ilumina lógicamente los pasos a lo largo de nuestro camino”.

El otro carácter es el personal, afirmó el padre, la palabra es escuchada, es Dios mismo quien nos habla. Sólo una persona que escucha y vive su fe a la luz de la escucha puede vivir una experiencia de salida. Escuchando la Palabra, señaló el sacerdote, todo se vuelve seguro e inquebrantable, sobre todo una realidad centroamericana, donde vemos que no hay seguridad, por el cambio a nivel de estrategia política, a nivel de ideas, a nivel del sistema económico, y todo lo que implica hoy los cambios que está viviendo nuestra región. Lo único seguro es la palabra, afirmó por último el padre Martínez, y se puede vivir en esa seguridad, por medio de la fe teniendo a Dios como centro y como fundamento de nuestra vida.  

La fe es una disponibilidad para dejarse transformar, y la región necesita esa influencia transformadora que lleve a cada a sentirse transformado, para hacer transformación social. Si el gobernante de un país tiene fe, su gobierno será justo.

La región centroamericana, dijo el padre, está marcada por muchas heridas, situaciones de polarización, situaciones de confrontación, de venganza, de deseo de mal, de intrigas y de muchas otras cosas más. La fe ayuda, dijo, a posibilitar el perdón, en una región tan dañada por todas las justicias, por la corrupción, por el narcotráfico, por la desunión familiar y por muchas otras realidades que están presentes en nuestra realidad.

A continuación puede ver el seminario virtual integral clicando aquí: 

 

 

22 octubre 2021, 12:27