Buscar

Vatican News

El Papa Francisco se despidió de Eslovaquia

Con la Ceremonia de Despedida en el Aeropuerto de Bratislava el Sumo Pontífice dejó el país, finalizando así su 34º Viaje Apostólico Internacional. En el aeropuerto, el encuentro privado con la Presidenta de la República durante algunos minutos.

Tras finalizar la Santa Misa en la Basílica de los Siete Dolores en Šaštín, Francisco regresó a Bratislava, recorriendo unos 86 km en coche cerrado. En el aeropuerto fue recibido por la Presidenta de la República, la Sra. Zuzana Caputova, representantes de la Iglesia y otras autoridades. Como es habitual en los Viajes Pontificios, tuvo lugar allí la Ceremonia de despedida del país, con el saludo de la guardia de honor y aquellos entre las delegaciones. Antes de ello, el encuentro privado con la presidenta de Eslovaquia en la sala Vip del aeropuerto, quien lo acompañó hasta los pies del avión. 

El Sumo Pontífice se despidió del País que visitó bajo el lema “Con María y José en el camino hacia Jesús”, abordando un avión de Alitalia, y recorrerá a su regreso unos 932 km durante una hora y cuarenta y cinco minutos, sobrevolando Eslovaquia, Hungría, Croacia, Bosnia-Herzegovina e Italia, para llegar al aeropuerto de Roma/Ciampino hacia las tres y media de la tarde, con destino final Vaticano. 

Al salir de Eslovaquia, el Papa lanzó un tuit desde su cuenta: "Doy gracias a Dios por haberme permitido realizar este #ViajeApostólico. Deseo expresar mi gratitud a cuantos han colaborado de diversos modos, especialmente con la oración. Los llevo a todos en el corazón".

El saludo con la Presidenta de la República, la Sra. Zuzana Caputov
El saludo con la Presidenta de la República, la Sra. Zuzana Caputov

Sobrevolando cada país, los telegramas con los buenos deseos y las bendiciones del Pontífice a los presidentes y sus conciudadanos. A la Presidenta de la República Eslovaca el Papa expresó su profunda gratitud, también al pueblo eslovaco, por la generosa acogida y hospitalidad, y renovó la certeza de sus oraciones por la paz y el bienestar de la Nación, invocando sobre todos las abundantes bendiciones de Dios. Al Presidente y al pueblo de la República de Hungría, que visitó el domingo pasado, renovó su saludo, y, encomendándolos una vez más al cuidado de Dios Padre, invocó sobre la nación abundantes bendiciones.

Al sobrevolar la República de Croacia el Sumo Pontífice renovó sus saludos al presidente Zoran Milanović y a sus conciudadanos, e invocó también sobre la nación las abundantes bendiciones de Dios Todopoderoso. Francisco también sobrevoló Bosnia y Herzegovina: al presidente Željko Komšić y a todos sus conciudadanos ofreció sus mejores deseos invocado bendiciones divinas abundantes.

Por último, al ingresar al espacio aéreo italiano, el telegrama al Presidente de la República Italiana Sergio Mattarella a quien manifestó la alegría de haberse encontrado con la población local de los países visitados, “rica en fervor espiritual”. A él, el saludo cordial del pontífice con la certeza de sus oraciones por el bien y la prosperidad de la nación, sobre la que invocó las bendiciones celestiales.

(actualización a las 16.00)

15 septiembre 2021, 13:45