Buscar

Vatican News

El Papa en Eslovaquia: El Centro Belén "es un faro de esperanza" para los pobres

El lunes, primer día completo de su viaje a Eslovaquia, el Papa Francisco realiza una visita privada al Centro Belén para los sin techo y los necesitados en Bratislava, para ver con sus propios ojos el incansable trabajo realizado por las Hermanas Misioneras de la Caridad.

Lydia O'Kane - Ciudad del Vaticano 

Durante su visita apostólica a Eslovaquia, el Papa Francisco se centra en los pobres y los marginados al realizar una visita privada al "Centro Belén" para personas sin hogar en Bratislava.

El Centro está dirigido por las Hermanas Misioneras de la Caridad, fundadas por Santa Teresa de Calcuta, y está situado en el mayor barrio de Bratislava, a orillas del río Danubio. El distrito de Petržalka hace frontera con Austria y cuenta con 110.000 habitantes. También es conocido por los numerosos bloques de pisos construidos en los años 70 y 80 por el régimen comunista. En los años 80 y 90, se le conocía como el "Bronx de Bratislava", debido al alto índice de criminalidad de la zona.

 

Las Misioneras de la Caridad llegaron a esta zona en 1997, transformando un jardín de infancia en una casa para personas sin hogar, recibiendo sólo a los más pobres. Las hermanas también van a buscar a los marginados que viven bajo los puentes de la ciudad. A pesar del incansable trabajo de las religiosas, esta "joya oculta" de acogida y apoyo sigue siendo desconocida para muchos de los que viven en la ciudad.

La casa ofrece asistencia a largo plazo y en ella suelen vivir entre 20 y 40 personas necesitadas.

El padre Juraj Vittek es párroco de la cercana iglesia de la Sagrada Familia, que es la mayor parroquia de Petržalka y tuvo el honor de recibir a San Juan Pablo II en su visita a Eslovaquia en 2003.

Conexión con la parroquia

Su parroquia atiende las necesidades espirituales del centro y sus comunidades también ayudan en la gestión de la casa.

"Las hermanas vienen a misa una vez a la semana en nuestra iglesia parroquial", dice. Los sacerdotes de la parroquia también celebran la misa en el centro los sábados, además de confesar y administrar el sacramento de la unción de los enfermos.

Asimismo, el padre Vittek explica que los niños de la parroquia también participan preparando regalos para los pobres y cantando para ellos.

Ayudar a los necesitados

Al describir las instalaciones de la casa, el párroco subraya: "Necesitan de todo; vienen en mal estado, necesitan ser lavados y alimentarse, atención sanitaria, y muchos de ellos son alcohólicos y drogadictos".

Hablando del índice de personas sin hogar en Bratislava, el padre Vittek puntualiza que, aunque las cifras no son precisas, las estadísticas oficiales muestran que hay entre 2.000 y 4.000 personas sin hogar en la capital. "La mayor parte de los sin techo de todo el país vienen a la capital porque hay más posibilidades de encontrar un trabajo", añade.

Bienvenida al Papa Francisco

Preguntado por la visita papal, el padre Vittek declara: "Nos parece increíble que el Papa Francisco venga a visitar nuestro país; nuestra ciudad y nuestra parroquia".

"Hablé con algunos de los pobres y me dijeron que no pueden entender cómo es posible que el Papa venga a ellos en este lugar modesto y olvidado, desconocido para mucha gente que vive alrededor, así que hay mucha emoción", concluye.

13 septiembre 2021, 13:36