Buscar

Vatican News

El Papa anima a los participantes en la marcha por la paz Macerata-Loreto

Mirar al horizonte y no caminar solo: este es el "secreto" -dice el Papa Francisco- para no avanzar en la vida dando vueltas en círculo. Esta es la reflexión expresada en la llamada telefónica, realizada como es tradición, con motivo de la Peregrinación por la Paz Macerata-Loreto a Monseñor Giancarlo Vecerrica. Esta es la 43ª edición de la peregrinación, cuyo tema es "Cuando te veo, veo la esperanza".

Fausta Speranza - Ciudad del Vaticano

"La esperanza está ahí, la esperanza no defrauda": con estas palabras animó anoche el Papa Francisco – en la ya tradicional llamada telefónica a Monseñor Giancarlo Vecerrica – a quienes participaron – virtualmente a causa de la pandemia – en la marcha que desde hace más de 40 años se realiza desde Macerata a Loreto, en Italia, para invocar por la paz. "Una llamada que llega a todo el mundo", dijo Monseñor Giancarlo Vecerrica, Obispo emérito de Fabriano-Matelica y creador y alma de la Peregrinación Macerata-Loreto, expresando su alegría al escuchar el aliento del Papa.

El camino un reflejo de la vida

El Papa Francisco se dirigió a los que se pusieron en marcha anoche, "en un viaje virtual, pero en un viaje", subrayando que "el viaje es siempre un reflejo de la vida" y formulando una pregunta: "Cada uno de nosotros puede preguntarse: ¿pero estoy caminando con esperanza, o estoy caminando sin saber lo que hago? ¿Camino por la vida o doy vueltas, vueltas, vueltas, o no sé a dónde voy...? ¿Mi vida camina hacia el horizonte -es decir, con esperanza- o mi vida es un paseo, sin saber hacia dónde va... O mi vida está en el laberinto, dando vueltas, y no puede salir adelante?"

La esperanza y el otro

Monseñor Vecerrica preguntó al Papa Francisco: “¿cómo no desperdiciar este drama que estamos viviendo en el mundo?", refiriéndose a la pandemia.

El Papa Francisco respondió diciendo: "Les diré lo que estoy viviendo, a todos ustedes...". Recordó que "la esperanza nunca defrauda" y habló del viaje, del horizonte y de la cercanía al otro. "Caminar hacia el horizonte: eso es la esperanza", dijo Francisco, subrayando que "el secreto para poder caminar bien es mirar el horizonte, sí, pero no caminar solo: caminar con los demás, ayudándonos unos a otros, unos a otros, ayudándonos en el camino, permaneciendo unos con otros, y ayudando a los demás, y en los momentos difíciles, dando esperanza: esa esperanza que yo tengo, y cuando la pierdo, que otro me ayuda a encontrarla de nuevo".

El aliento

"Camina hoy, querido hermano, querida hermana, camina y camina, mira el horizonte": fueron las palabras del Papa que afirmó: "Y me acuerdo de lo que dije en otra ocasión, que decía San Agustín...: "¡Canta y camina!", subrayando que "si eres capaz de cantar es porque tienes alegría en el corazón, y cuando tienes alegría en el corazón, caminas hacia la esperanza". 

La bendición

"¡Estaré cerca de ti! - aseguró el Papa - ¡Que Dios los bendiga a todos! Les daré mi bendición a todos". Y luego añadió: "Que la Virgen los proteja. Y por favor, recen por mí esta noche, reza. Que el Señor te acompañe. Bravo".

En su agradecimiento, Monseñor Vecerrica dijo: "Queremos imitar su vida, que es un camino: nos ponemos en marcha con el corazón, con el espíritu y con todo nosotros, y juntos. Gracias".

13 junio 2021, 11:59