Buscar

Vatican News
A la izquierda del Santo Padre, el Cardenal Sako A la izquierda del Santo Padre, el Cardenal Sako  (AFP or licensors)

Sako: Francisco entre nosotros un "Adviento" que cambiará Iraq

Un momento extraordinario para todo el país que será transformado. El primer comentario al final de la visita del Papa lo hizo el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, el cardenal Louis Raphaël I Sako.

Gabriella Ceraso - Ciudad del Vaticano

Una visita esperada y deseada por todos los iraquíes. El Patriarca de Babilonia de los Caldeos, el cardenal Louis Raphaël I Sako, al lado de Francisco durante estos tres intensos días, habla de un "Adviento" para los cristianos y los musulmanes que, después de leer sobre el Papa en los medios de comunicación, han podido abrazarlo y escucharlo de cerca. Con él llegó a Iraq, subraya, "un mensaje de consuelo y paz" que ha sorprendido. El cardenal Sako expresa el asombro de haber visto a la multitud acoger y llamar al Papa, repitiendo las palabras de muchos, que decían a los cristianos: "Ustedes tienen un tesoro, un padre tan humilde, que escucha y ama a la gente".

El impacto de la visita en Irak: la mentalidad está cambiando

La visita tendrá un gran impacto en la vida social y la cultura. La mentalidad -explica el purpurado- está cambiando en términos de respeto a los demás, de eliminación de la violencia y del fundamentalismo. Los iraquíes, por naturaleza, son moderados -añade- dado el fundamentalismo que vino de fuera, se han visto influenciados, pero volverán a su naturaleza buena.

A continuación, una reflexión sobre la política. "La visita -dice el Patriarca- tendrá un impacto en la vida política en términos de paz y estabilidad, también en vista de las elecciones. Será -afirma- un verdadero cambio. También los políticos escucharon con interés al Santo Padre". Después, la referencia a las etapas más significativas. El cardenal Sako cita Najaf, una "gran cosa para los musulmanes, luego Ur donde rezamos todos juntos por la paz y la fraternidad".  Por último, en general, el cardenal se fija en la cantidad de mensajes que han llegado al país a través de los discursos del Papa: "Ha hablado con el corazón mostrando interés por el pueblo iraquí. Venir - concluye-, permanecer tres días y compartir su sufrimiento y la esperanza".

 

08 marzo 2021, 10:21