Buscar

Vatican News

Si no hay espíritu de equipo no hay verdadero deporte

El Papa Francisco se reúne con los directivos y jugadores del equipo de waterpolo de Génova y reitera la verdadera receta "ganadora" de toda disciplina deportiva

Emanuela Campanile - Ciudad del Vaticano

Ojos vivaces y energía en los rostros sonrientes de los jugadores del equipo de waterpolo de Génova que casi rodean al Papa Francisco durante el encuentro de esta mañana. Lo escuchan con atención y emoción porque ser recibidos por el Papa también es un gran partido. Y Francisco aprovecha la ocasión para recordar a los muchachos y a los directivos del equipo de Liguria dos actitudes muy queridas por él porque, como hemos visto, el deporte representa la vida.

Nunca solos, sino juntos


"Trabajen siempre en equipo, no solos", dice Francisco a sus invitados, ya que "si no hay equipo, no hay verdadero deporte". Para el Pontífice, quienes quieren jugar por su cuenta, solos, al final perjudican al grupo:

Los que quieren jugar solos, al final no hacen nada o buscan su propia imagen, y perjudican al equipo.

El espíritu amateur

Pero también hay otro aspecto que hay que mantener vivo, advierte el Papa, quien, como un entrenador -aunque del espíritu- reitera con gran convicción:

Nunca pierdan el espíritu amateur. El verdadero deporte es amateur, por lo menos mantengan esto. Espíritu de equipo y de aficionado.

12 marzo 2021, 13:30