Buscar

Vatican News

El Papa a asociaciones belgas: construir un mundo más justo y más fraterno

El Santo Padre Francisco envió un Mensaje a los miembros de las asociaciones Entraide et Fraternité y Action Vivre, comprometidas respectivamente desde hace 60 y 50 años en la lucha contra la pobreza, tanto en el Sur del mundo como en Bélgica, animándolas a continuar la tarea emprendida y a desarrollarla.

Cecilia Mutual - Ciudad del Vaticano

“Felicito a sus dos organizaciones por su fidelidad en el cumplimiento de su misión y agradezco de corazón a todos los que se comprometen con ellas como voluntarios, profesionales o benefactores”: lo escribe el Papa Francisco en un Mensaje, con fecha 8 de enero, dirigido a las asociaciones Entraide et Fraternité y Action Vivre ensemble, comprometidas desde hace décadas en la lucha contra la pobreza.

La lucha contra la “inaceptable pobreza”

En el texto, el Santo Padre recuerda que hace 60 años los obispos belgas lanzaron la campaña "Cuaresma para compartir" invitando “a los católicos a compartir sus recursos en favor del Congo, que se había independizado. Para ello fundaron su asociación y la llamaron Entraide et Fraternité”. (Ayuda mutua y Fraternidad).

Ustedes preparan y organizan la "Cuaresma para compartir" en Bélgica desde hace sesenta años; desde entonces han ampliado su campo de acción a varios países del mundo entero.

El Papa destaca también que 10 años más tarde, en 1971, “los obispos lanzaron Action Vivre ensemble, para organizar la campaña de Adviento y acudir en ayuda de las asociaciones que luchan contra la pobreza en la misma Bélgica”. “Sus asociaciones – precisa el Papa – tienen como campo de acción prioritario el apoyo a la actividad social de interlocutores tanto del Sur del mundo como de Bélgica”.

Con el mismo objetivo: un mundo más justo y más fraterno

A continuación, la mirada del Pontífice se dirige al actual tiempo de pandemia: “los retos que les esperan – les dice – se ven agravados por la crisis de Covid-19 que afecta al mundo entero, y de modo aún más terrible a los más pobres y marginados”. “Por tanto, ahora más que nunca se trata de continuar la acción emprendida y desarrollarla”. De ahí, sus palabras de aliento a continuar en el camino, con un mismo objetivo:

“Animo de todo corazón a sus equipos de Entraide et Fraternité y Action Vivre ensemble, así como a los numerosos voluntarios que apoyan su acción en las parroquias y en el seno de la sociedad civil; animo a sus interlocutores sociales que luchan cada día contra la inaceptable pobreza, así como a los donantes que les apoyan mediante la participación financiera. Todas y todos tenemos el mismo objetivo: construir un mundo más justo y más fraternal.”

En la conclusión de su Mensaje, Francisco les imparte de corazón su bendición apostólica y les transmite su aliento “para que continúen incansablemente su compromiso por el camino de la amistad social y la fraternidad, con la gracia de Cristo, el buen samaritano por excelencia”.
 

29 enero 2021, 12:10