Buscar

Vatican News

Cáritas Brasil establece código de conducta ética para prevenir abusos

El documento Política nacional de Protección instituye un código ético y mecanismos de salvaguardia y denuncia para prevenir abusos y acoso sexual contra menores y personas vulnerables. También se trata de erradicar presiones psicológicas y abuso de poder en las relaciones dentro y fuera de la institución.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

Garantizar el cumplimiento de su misión institucional y promover ambientes seguros y saludables para desarrollar su labor es el objetivo de Cáritas Brasil al instituir la “Política Nacional de Protección, Código de Conducta Ética y Mecanismos de Salvaguardia”, recogida en un documento que establece una sólida y detallada normativa de conductas que desde ahora deberán cumplir los miembros, cooperantes y voluntarios de la red institucional.

El documento será presentado públicamente, por Cáritas Brasil, a través de sus redes sociales, el 8 de febrero, fiesta de Santa Josefina Bakhita, religiosa africana que conoció el sufrimiento físico y moral de la esclavitud.

“Caritas reconoce las vulnerabilidades históricas y sociales en las relaciones con niños, niñas, adolescentes y de género, raza e individuos y grupos en situaciones de vulnerabilidad, comprometiéndose a crear y mantener un entorno que protege a estos sujetos. Estos mecanismos quieren crear caminos de reconocimiento y respuesta a prácticas discriminatorias que atentan contra el cumplimiento de nuestra misión”, se lee en la presentación del texto.

El nuevo documento reafirma el compromiso institucional de promover y fomentar relaciones libres de prejuicios o acoso y proporciona una base ética para que cada agente de la red Caritas y los responsables de la gestión asuman responsabilidades individuales y colectivas en las relaciones humanas inherentes a su misión.

“Cáritas Brasil también reconoce las relaciones de poder que existen dentro de los procesos organizacionales de nuestra sociedad y, por ende, en nuestra institución. Estas relaciones, incluso implícitas, pueden generar miedo, debilidad y presión psicológica. De esta forma, buscamos a diario comprender las dimensiones de la gestión organizacional en todos sus ámbitos y colaborar para que la interacción y las relaciones interpersonales en el entorno laboral se construyan de la forma más horizontal posible”, enfatiza el documento

En sus 74 páginas, la Política Nacional de Protección elaborada por Caritas Brasil enumera los principios éticos que deben regir las relaciones entre los agentes, donantes, socios, proveedores y prestadores de servicios; los mecanismos de salvaguarda contra la discriminación, intimidación, el acoso sexual y la exclusión racial y de género. Además establece las medidas de protección de niños y adolescentes, de mujeres y de personas o grupos vulnerables  y los mecanismos para la tramitación de las quejas y denuncias. 

Partiendo de los lineamientos establecidos por Cáritas Internationalis, el documento de Caritas Brasil se basa en la legislación brasileña sobre el tema, tratados internacionales reconocidos por Brasil que garantizan el respeto a los Derechos Humanos, además de folletos elaborados por el Ministerio Público Federal y el Ministerio Público del Trabajo. 

En cuanto a prevenir cualquier forma de hostigamiento, así como para recibir las denuncias, la institución se compromete a fomentar la identificación y respuesta a todo comportamiento inapropiado o poco ético en todos los niveles de la organización; investigar y enfrentar la práctica del acoso moral y sexual y cualquier discriminación, además de asegurar que los procedimientos de investigación de denuncias se realicen de manera transparente, respetando todo el proceso que determina la Política Nacional de Protección.

Con la publicación de documento, se iniciará el proceso de formación de toda la Red Caritas sobre los elementos que integran la Política Nacional de Protección. El documento fue aprobado el  10 de diciembre de 2020, por el Consejo Consultivo Nacional y fue elaborado con recursos del proyecto "Europana",  llevado a cabo por Caritas Brasileira, con el apoyo de Caritas Alemania, Caritas Suiza, la Fundación Caritas Luxemburgo y financiación de la Unión Europea.

27 enero 2021, 16:18