Buscar

Vatican News

UNESCO. Azoulay: Esta crisis, ha desatado la "globalización de la indiferencia"

"Con esta crisis, se ha desatado la "globalización de la indiferencia" y a veces de la violencia, con un odio contra los más vulnerables, contra los migrantes, contra las poblaciones discriminadas y, muy a menudo, contra las mujeres. Lo que la crisis de COVID parece haber confirmado, revelando la fragilidad de nuestros sistemas educativos, así como la fragilidad de nuestras sociedades, señaló la directora, es la necesidad de una nueva planificación, un nuevo compromiso de toda la sociedad con la educación, palabras de la directora de la UNESCO, Audrey Azoulay en reunión de lanzamiento del Pacto Mundial sobre la Educación.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Este jueves se está llevando a cabo en la universidad Pontificia Lateranense, el encuentro sobre el relanzamiento del Pacto Mundial sobre la Educación, organizado por la Congregación para la Educación Católica. Desde allí el Papa Francisco por medio de un video mensaje, relanza este pacto, volviendo a tratar el tema de la educación, fundamental en su ministerio y en su diálogo con el mundo. Lo hace con un video-mensaje, resumiendo lo que ha propuesto sobre este tema en su pontificado, porque como lo ha dicho varias veces el Pontífice, "educar es un acto de esperanza".

Al final del Mensaje, el Papa Francisco propone a todas las personas de buena voluntad que se unan al Pacto Mundial sobre la Educación, un pacto para generar un cambio a escala planetaria, para que la educación sea creadora de fraternidad, paz y justicia. Una necesidad aún más urgente en esta época marcada por la pandemia.

Las palabras del Santo Padre fueron comentadas, a distancia, por la Directora General de la UNESCO Audrey Azoulay - a través de un mensaje de video - y, en la Universidad Pontificia, por los responsables de la Congregación para la Educación Católica: el cardenal Giuseppe Versaldi y el arzobispo Angelo Vincenzo Zani. Junto a ellos, hablaron los rectores de la Lateranense, Prof. Vincenzo Buonomo, y de la Universidad Católica del Sagrado Corazón, Franco Anelli, y la socióloga Silvia Cataldi, profesora de la Universidad "La Sapienza" de Roma. El video mensaje del Papa también fue comentado por los jóvenes estudiantes, los primeros destinatarios del mensaje del Santo Padre.

Unir esfuerzos y crear alianza educativa

Recordamos que este encuentro de hoy, retoma el llamamiento hecho por el Santo Padre el 12 de septiembre de 2019: "Es necesario unir esfuerzos y crear una alianza educativa -dijo- por eso deseo reunirme con vosotros en Roma", y luego reiterado en la invitación a los embajadores de todo el mundo, reunidos con motivo del discurso ante el Cuerpo Diplomático (9 de enero de 2020).

En su mensaje, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, agradeció al Papa por su compromiso con la construcción de la paz a través de la educación y por su confianza en el papel que la UNESCO puede desempeñar en esta misión, esta organización comparte la visión de una “educación humanista basada en la dignidad y los derechos humanos, la paz y la ciudadanía, la ecología, la solidaridad y el desarrollo. La educación no puede limitarse a sus funciones económicas o utilitarias”, dijo Azoulay.

La educación es un bien común

Y retomó la nueva encíclica de Francisco, Fratelli tutti, para recordar que la “educación es un bien común que permite "reavivar entre todos, la aspiración mundial a la fraternidad", y esta es la condición”, dijo la directora, para una sociedad solidaria que respete la persona humana, su dignidad, pero también el planeta, que es nuestra "casa común", señaló.

Con la pandemia, ha surgido una “crisis educativa sin precedentes, ya que alrededor de 1.600 millones de alumnos y estudiantes en el mundo se han visto privados de sus aulas, lo que ha puesto de relieve y acentuado toda una serie de desigualdades, especialmente las sociales”, señaló Azoulay y recordó que el 40% de los países menos favorecidos no han podido establecer las disposiciones específicas para la continuidad del aprendizaje. Esta situación afecta principalmente a los más vulnerables, por ejemplo, al África subsahariana, donde más del 80% de los alumnos no tienen acceso a la Internet en sus hogares.

Con esta crisis, se ha desatado la "globalización de la indiferencia" y a veces de la violencia, con un odio contra los más vulnerables, contra los migrantes, contra las poblaciones discriminadas y, muy a menudo, contra las mujeres. Lo que la crisis de COVID parece haber confirmado, revelando la fragilidad de nuestros sistemas educativos, así como la fragilidad de nuestras sociedades, señaló la directora, es la necesidad de una nueva planificación, un nuevo compromiso de toda la sociedad con la educación.

 “Un pacto deseado por Su Santidad, que considera la educación en todo su alcance global, compartido e integral”.

La UNESCO, la principal organización de las Naciones Unidas para la educación. Es una organización mundial que reúne a 193 estados miembros de todos los continentes. La UNESCO ve la educación como una visión compartida e integral que pone al ser humano, su empatía, su dignidad, en el centro, para hacer de la educación el pilar de la refundación de nuestras sociedades, dijo la directora al hablar de la organización y por tanto, dijo, este pacto mundial hace parte de los objetivos que busca la UNESCO.

Seguidamente la directora elenco algunas Acciones de la UNESCO:

En primer lugar, la UNESCO pone en marcha medidas urgentes para responder a la crisis a través de la Coalición Mundial para la Educación, una coalición que reúne a más de 150 asociados activos en más de 70 países; una coalición que trabaja para apoyar la continuidad del aprendizaje, cuando y donde sea posible.

Se centra en la acción a medio y largo plazo a través del compromiso con la educación ciudadana global. Esto implica aprender a respetar a los demás y a sus diferencias, a luchar contra los prejuicios y a crear conciencia sobre nuestra humanidad común, alcanzando una cultura de paz y respeto.

Esta cultura de respeto no sólo debe aplicarse a otras personas, sino también al mundo natural. Por esta razón, la UNESCO está cada vez más comprometida con la educación ambiental, lo que nos permite, dijo la directora, reparar otro pacto, el que existe entre el hombre y la naturaleza, “para reconstruir estos cimientos, necesitamos una visión de futuro a largo plazo. Por eso hemos iniciado algunas reflexiones internacionales sobre el futuro de la educación, con el apoyo de actores de la sociedad civil de todo el mundo. Al involucrar a toda la comunidad de aprendizaje, podremos establecer la educación como un bien común global, para el 2050 y más allá”, esto es lo que le debemos a nuestros jóvenes, dijo por último.

Por lo tanto, señaló, la UNESCO se siente honrada de estar con ustedes, de formar parte de este Pacto Mundial de Educación, porque sus objetivos reflejan los nuestros. También queremos construir un mundo basado en la equidad, la solidaridad y la dignidad, a través de la cooperación internacional y la educación, poniendo de relieve nuestra humanidad compartida.

15 octubre 2020, 15:30