Buscar

Vatican News

Bulgaria: trasladadas las reliquias de los santos Clemente y Potito a Santa Sofía

Ayer en la capital búlgara tuvo lugar la solemne celebración por la traslación de los fragmentos sagrados de los dos mártires a la antigua basílica paleocristiana que dio nombre a la ciudad. Las reliquias fueron donadas en febrero pasado por el Papa Francisco al Metropolita de Sofía y Patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria.

Roberta Barbi – Vatican News

Con motivo de la fiesta de Santa Sofía celebrada ayer en la capital búlgara, las reliquias de los santos Clemente y Potito Mártires, donadas por el Papa Francisco a la Iglesia Ortodoxa Búlgara el pasado mes de febrero fueron trasladadas a la Basílica de la ciudad. San Clemente y San Potito, se lee en un mensaje del Papa Francisco al Patriarca Neofit, Metropolita de Sofía, "siguen siendo para nosotros, a pesar de los siglos transcurridos, un ejemplo elocuente". Ellos - continúa el mensaje leído por el presidente de la Conferencia Episcopal Búlgara, Mons. Christo Proykov, quien también leyó un mensaje del nuncio apostólico, Mons. Anselmo Guido Pecorari - nos recuerdan que los mártires pertenecen a todas las Iglesias y que el santo sufrimiento que padecen en el martirio alimenta un ecumenismo de sangre, que trasciende las divisiones e invita a todos los cristianos a promover la unidad visible de los discípulos de Cristo".

En la ocasión, el vicario del Metropolitano de Sofía, el obispo Policarpo de Belogradchik, leyó un mensaje de agradecimiento al Papa de parte del Patriarca Neofit. Un "gran honor" así como una "alegría espiritual": estos son los sentimientos expresados por el Patriarca de toda Bulgaria, por el gesto fraternal que el Santo Padre hizo después de su visita a Bulgaria en mayo de 2019, el regalo de algunas antiguas reliquias de los santos y mártires de Serdica: San Clemente Papa de Roma y San Potito Mártir.

"La historia da testimonio de la vida y obra únicas de estos grandes hombres, los primeros cristianos y testigos de la fe de Cristo, que comenzaron su viaje terrenal en la antigua ciudad de Serdica", escribe el Patriarca. "Es una gran bendición para nuestra Iglesia Ortodoxa Búlgara - continúa Neofit - como custodia y continuadora de la labor de los Santos Hermanos Cirilo y Metodio y sus Santos discípulos, recibir un pedazo de las santas reliquias del venerable Papa Clemente, fundador de la Iglesia de Serdica y su primer obispo, como puente espiritual entre la Iglesia de Bulgaria y la Iglesia de Roma, y cuya gran acción espiritual y de gracia ha animado los corazones de los pueblos búlgaro e italiano durante siglos".

 

 

 

18 septiembre 2020, 10:00