Buscar

Vatican News
ARGENTINA POVERTY Argentina  (ANSA)

El Papa ora por la muerte del Padre Bachi, "mártir de los pobres" en Argentina

Una víctima de Covid - 19 en los barrios obreros de Buenos Aires: un sacerdote que dio su vida hasta el final en las villas miserias. Es el Padre Basilicio Brítez: a él y a la comunidad que llora su muerte, Francisco le envía todo su afecto.

Gabriella Ceraso - Ciudad del Vaticano

 

La cercanía y la oración del Papa Francisco llegan al "pueblo de Dios" que vive en las "villas", los barrios más pobres de Buenos Aires en Argentina, en el momento de "dolor y tristeza" que atraviesa por la muerte, en estos días, del Padre Basilicio Brítez, conocido y amado con el nombre de "Padre Bachí". El párroco de San Rocco González y la Compañía Mártires del barrio de Almafuerte, conocido como Villa Palito, en Buenos Aires, ya en precario estado de salud, en junio contrajo a Covid - 19 durante su servicio diario entre los enfermos y fue inmediatamente hospitalizado luchando durante tres largos meses, con el constante acompañamiento de la oración de su comunidad.

Las palabras del Papa

En una carta fechada el 30 de agosto y dirigida al obispo auxiliar de Buenos Aires y delegado de la Pastoral de las Villas y barrios de Emergencia, Monseñor Gustavo Carrara, Francesco expresa también su aprecio por la actividad cotidiana del sacerdote: "Rezo -escribe el Papa- por el Padre Bachi, por vuestro obispo, por el pueblo fiel al que ha dedicado su vida, por vosotros y por todos los Curas villeros", es decir, los párrocos de las "Villas miserias". "Que Dios te bendiga - concluye la breve carta - y que la Santísima Virgen te cuide".

Ya el mes pasado Francisco había enviado un mensaje de vídeo a los párrocos activos en los barrios más populares de Buenos Aires, afectados por la pandemia del Covid-19, dirigiéndose en particular a los sacerdotes infectados, incluido el Padre Bachi, para asegurarles la oración. "Sé que estáis luchando, con la oración y con la ayuda de los médicos", dijo el Papa, recomendando también a todos los fieles que den gracias a Dios "por su testimonio".

El Papa a los fieles: reza por los sacerdotes

El sacerdote, nacido en Villarrica (Paraguay) en 1968, hijo de un zapatero y una empleada doméstica, llegó a la Argentina en 1971 y poco después se trasladó con su familia a Villa Palito. Entró en el seminario y fue ordenado sacerdote en 1997. Dos años más tarde, se le confió la parroquia de su querido barrio donde, escribe un sacerdote de la organización de "curas villeros", fue un mártir de los pobres. Compartió su vida con ellos hasta el final. Incluso después del diagnóstico de Covid-19, el padre Bachi había declarado que quería "jugar el juego", el de acompañar a la gente en un momento tan particular, no quedarse entre las "comodidades" de su casa.

01 septiembre 2020, 16:30