Buscar

Vatican News
Federación de Gimnasia italiana Federación de Gimnasia italiana  (Vatican Media)

Papa a asociaciones deportivas: con el deporte puedan promover desarrollo integral

Viviendo el deporte como experiencia formativa se pueden cultivar los valores de la vida: el amor por la lealtad y la justicia, el gusto por la belleza y la bondad, la búsqueda de la libertad y la solidaridad. Lo dijo el Papa recibiendo a miembros de la Federación Italiana de Gimnasia

Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano

La Federación Italiana de Gimnasia fue fundada para promover la cultura del deporte a través de la educación física. Actualmente cuenta unos 140.000 miembros divididos en diferentes disciplinas afiliados con el objetivo mayor de educar a la población a un estilo de vida saludable, no sólo enfocados en la salud y el bienestar, sino también en la promoción de un modelo de cultura deportiva. Fueron recibidos por el Papa en la Sala del Consistorio con ocasión del 150º aniversario de su institución.

Deporte sea no sólo fuente de bienestar físico

“La presencia de las asociaciones deportivas en la sociedad no sólo es funcional para organizar la actividad deportiva. También están llamados a fomentar una mentalidad que, a través del deporte, promueva el desarrollo integral de la persona humana y la amistad social”: con estas palabras el Papa, en su saludo, les remarcó la vivencia del deporte no sólo como “fuente de bienestar físico”, sino también como “ideal de una vida valiente, positiva y optimista”, pues, en este sentido, dijo, “el deporte se convierte en una experiencia formativa que ayuda a las nuevas generaciones a cultivar los valores de la vida: el amor por la lealtad y la justicia, el gusto por la belleza y la bondad, la búsqueda de la libertad y la solidaridad”.

Contribuyan a la construcción de una sociedad fraterna

Constatando que hoy en día el sistema deportivo parece a veces estar condicionado por la lógica de las ganancias y un “exasperado espíritu competitivo" -  tales veces también por actitudes violentas - , alentó a los líderes y atletas animados por la fe cristiana a que frente a estos aspectos negativos, puedan “dar testimonio de la fuerza humanizadora del Evangelio”,  para “contribuir  a la construcción de una sociedad más fraterna”.

"Tres cosas feas, ¿no? Las ganancias, la competitividad exasperada y muchas veces las actitudes violentas". "A estas tres actitudes feas - advirtió el Papa - les falta una cosa: la dimensión aficionada del deporte. Cuando el deporte pierde la dimensión amateur, emergen estas actitudes que abajan el nivel del deporte".

He aquí que, antes de confiar la Federación al Señor y de impartirles su bendición, los animase a “vivir siempre el deporte con lealtad y un sano espíritu competitivo”: “Esto le ayudará a afrontar los retos de la vida con valentía y honestidad, con alegría y confianza serena en el futuro", les dijo. 

28 septiembre 2019, 11:25