Cerca

Vatican News
Viaje Papa Francisco a Rumanía. Santuario Sumuleu Ciuc. Viaje Papa Francisco a Rumanía. Santuario Sumuleu Ciuc. 

El Papa en Rumania. Junto a una Iglesia probada pero viva

El 30º viaje apostólico del Papa Francisco lo llevará en pocas horas a Rumania, un país marcado por muchos sufrimientos ligados al comunismo, pero que poco a poco se va recuperando y viendo surgir una nueva generación de cristianos que asumen su fe con entusiasmo

Cyprian Viet - Enviado Especial a Bucarest, Rumania

"Caminemos juntos": el eslogan de este periplo marca la pauta de un viaje que pretende fomentar el movimiento ecuménico y que respeta las identidades de todos. Aunque la mayor parte de la población es ortodoxa, se prepara para recibir con cierta calidez al Obispo de Roma, en recuerdo de la histórica visita de Juan Pablo II en 1999.

A pesar de las protestas de una minoría del clero ortodoxo, el Patriarca Daniel, formado sobre todo en la Universidad de Estrasburgo, donde había obtenido un doctorado en teología católica, apoyó esta visita papal e invitó a los fieles de su Iglesia a participar en ella.

El segundo desafío de este camino es llevar un signo de unidad y comunión para la propia Iglesia católica, dividida en varias identidades.

En el santuario mariano de Sumuleu-Ciuc, el sábado por la mañana, el Papa se reunirá con la minoría católica de habla húngara. Por la tarde, en Lasi, visitará a los católicos de habla rumana en una ciudad universitaria marcada por un fuerte aumento de vocaciones después de la caída del comunismo, y donde se forman en el país las principales fuerzas vivas de la Iglesia Católica Latina. 

Finalmente, en Blaj, el Papa se encontrará con dos comunidades heridas: la Iglesia greco-católica, liquidada por orden de Stalin en 1948, de la que siete obispos mártires serán beatificados por el Papa, y por último los romaníes, que, según las estadísticas que aún son muy aproximadas, representan entre el 4 y el 10% de la población de Rumanía.

La Iglesia Católica Griega cuida mucho de esta comunidad a menudo despreciada, y los romaníes han sido integrados en su clero.

Al destacar estas realidades poco conocidas, el Papa Francisco confirma su constante preocupación por las periferias eclesiales y humanas, y su voluntad de responder a la llamada de Dios inscrita en el libro de Isaías: "Consuela, consuela a mi pueblo".

31 mayo 2019, 07:55