Cerca

Vatican News

Ofrenda floral del Papa en el Monumento de la Libertad de Riga

Después del encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático celebrado en el Palacio Presidencial de Riga, tal como el mismo Papa recordó al concluir su alocución, se dirigió, junto al Presidente letón Raimonds Vējonis, al Monumento a la Libertad, donde los esperaban niños, jóvenes y familias

En el Monumento a la Libertad con jóvenes y familias

Sí porque ellos nos recuerdan que la “maternidad” de Letonia – analogía que sugiere el lema de este viaje – tiene su eco en la capacidad de promover estrategias que sean, verdaderamente, eficaces y focalizadas sobre los rostros concretos de estas familias, de estos ancianos, niños y jóvenes más que sobre la primacía de la economía sobre la vida.

Maternidad es crear trabajo para que nadie deba desarraigarse

Una “maternidad – concluyó el Papa Francisco recordando precisamente el lema de su visita, ‘Demuestra ser madre’, que también se manifiesta en la capacidad de crear oportunidades de trabajo, de manera que nadie deba desarraigarse para construir su propio futuro. El índice de desarrollo humano también se mide por la capacidad de crecer y multiplicarse”. Porque una comunidad se desarrolla no sólo si se poseen más bienes y recursos, sino “por el deseo que se tiene de generar vida y crear el futuro”.

Esto es posible sólo en la medida en que uno se encuentra enraizado en el pasado, creatividad en el presente y confianza y esperanza en el mañana. Y se mide por la capacidad de gastarse y de apostar tal como las generaciones pasadas lo testimonian.

El Presidente: sueño una Letonia sin orfanatos

En su saludo, el Presidente letón subrayó que “no es imaginable un Estado fuerte sin familias fuertes. Fe, esperanza y amor son las bases sólidas sobre las que edificar la familia”. “En la familia – dijo también el Jefe de Estado de Letonia – comienza el amor y el respeto por la propia tierra. Precisamente por esto es importante que cada niño crezca en un ambiente amoroso y familiar. Espero – fue su deseo – que dentro de poco podamos ver a Letonia sin orfanatos”.

El mismo Presidente recordó que si bien Letonia se ha desarrollado rápidamente, aún hay muchos pobres, y muchos deciden emigrar. Por esta razón afirmó: “No sólo debemos crear una sociedad más justa, sino también rever nuestros valores en el conjunto”.

La división de Europa trae sólo sufrimientos

El Presidente Vējonis agradeció al Papa Francisco su empeño en favor de una Europa “unida en su diversidad”, porque el destino de los países bálticos es testigo del hecho de que la división de Europa produce sólo sufrimientos. El futuro “es una unión basada en los derechos humanos, en la democracia y en la solidaridad, más que en intereses y beneficios egoístas”. Es una experiencia dolorosa – concluyó diciendo el Presidente letón – “ver los cambios en el Mar Báltico. Los problemas de la justicia social están directamente relacionados con la sostenibilidad del ambiente u el cambio climático”. Y manifestó su convicción de que la visita del Papa Francisco “toque muchos corazones”, e impulse un cambio positivo en cada uno de ellos y en todo el mundo.

24 septiembre 2018, 09:51